Menú Cerrar

Cacao

Cacao os transportará al exótico mundo del «alimento de los dioses«. Como jefes tribales, deberéis llevar a vuestros pueblos a la fama y colmarlos de riquezas, cultivando y vendiendo cacao. Solo aquellos que sepan guiar sabiamente a los miembros de su tribu y aprovechar el favor de los dioses conseguirán alzarse con la victoria. Unas reglas simples y unas partidas rápidas hacen de Cacao un juego fascinante para toda la familia.

Así se presenta este juego de colocación de losetas cuyo autor es Phil Walker-Harding, que cuenta con ilustraciones de Claus Stephan y que nos trae de nuevo Devir en esta reimpresión del 2021.

Ficha

¿Cuál es su contenido?

  • 44 losetas de cartón de recolectores en 4 colores: rojo, amarillo, morado y blanco
  • 4 tableros de cartón de tribu en 4 colores: rojo, amarillo, morado y blanco
  • 4 meeples de madera de aguadores en 4 colores: rojo, amarillo, morado y blanco
  • 28 losetas de selva
  • 20 fichas de cacao de madera
  • 12 fichas de templo solar
  • 48 monedas
    • 24 monedas de valor 1
    • 12 monedas de valor 5
    • 12 monedas de valor 10
  • 1 reglamento en dos idiomas

¿De qué trata?

En Cacao cada jugador se convertirá en el jefe de una tribu con el objetivo de producir cacao y poderlo vender. Durante la partida también deberemos explorar diferentes lugares para aumentar nuestra riqueza.

Al terminar la partida contaremos la cantidad de oro en nuestro poder y el que más abundancia haya conseguido será el vencedor.

¿Cómo se juega?

Cacao es un juego de mecánica de colocación de losetas y activación de elementos en el que se reparten puntos cuando realizamos acciones. Iremos explorando la selva para prosperar y terminar siendo la tribu más poderosa del lugar.

Componentes

Losetas de recolectores

En ellas encontramos una zona de terreno con una cabaña en el centro del color del jugador al que corresponde. Su reverso será también de dicho color. En cada uno de sus márgenes veremos una serie de meeples del color del jugador que siempre sumarán cuatro y nos servirán para activar las losetas adyacentes.

Son las fichas más importantes del juego ya que según las coloquemos al lado de las losetas de selva, más valor daremos a dicha ficha de selva adyacente.

Antes de empezar la partida, deberemos, dependiendo del número de jugadores que seamos, devolver o no a la caja, alguna de estas losetas de la siguiente manera:

Meeples de aguadores

Son los meeples que tendremos para movernos por el río e intentar obtener, gracias a su avance, mayor riqueza al final de la partida.

Losetas de selva

Son en su mayoría de color verde y son las que nos permiten ejecutar las diversas acciones si tenemos recolectores adyacentes. Tenemos cinco tipos de losetas que nos reportan beneficios:

  • Plantación de cacao: Por cada recolector activado en el margen adyacente a una loseta de este tipo, ese jugador cogerá 1 o 2  frutos de cacao de la reserva, dependiendo de la loseta.
  • Mercado: Por cada recolector activado en el margen adyacente a una loseta de este tipo, ese jugador podrá vender 1 fruto de cacao de su almacén al precio que indica dicho mercado.
  • Mina de oro: Por cada recolector activado en el margen adyacente a una loseta de este tipo, ese jugador gana el oro que se indique en ella.
  • Cenote: Por cada recolector activado en el margen adyacente a una loseta de este tipo, ese jugador mueve su aguador al siguiente hueco del río, en sentido horario.  Por cada activación moveremos al aguador un espacio al siguiente hueco del río hasta llegar al de valor 16.
  • Centro de culto solar: Por cada recolector activado en el margen adyacente a una loseta de este tipo, ese jugador coge una ficha de Sol de la reserva y la coloca en uno de los lugares vacíos de culto solar de su aldea. Tenemos disponibles 3 huecos.
  • Templo: Estas losetas no tienen efecto directo durante la partida sino que se puntúan al final. Por cada uno de los templos, el jugador que tiene más recolectores adyacentes recibirá 6 oros y el segundo 3 oros. Si se empata, se reparten los 6 oros.

Piedras solares

Las conseguiremos al activar losetas de selva de este tipo y nos sirven para poder colocar una loseta de recolector sobre otra propia ya colocada una vez que todas las losetas de selva se hayan colocado. Para realizar dicha acción, deberemos descartarlas de nuestro almacén.

Cacao

Es el elemento de transacción principal del juego que iremos acumulando en nuestro poblado para poderlo vender y conseguir monedas a cambio, que son puntos de victoria.

Monedas

Las iremos acumulando durante la partida o al final de la partida y son las que nos otorgarán puntos de victoria. Las tenemos de valor 1, 5 y 10.

Tablero de Poblado

Cada jugador tiene uno y nos sirve como marcador de progreso y almacén. Es un tablero circular individual en cuyo borde vemos el curso de un río dividido en espacios marcando una determinada cantidad de monedas indicadas en cada uno de ellos. Sobre cada tablero se colocará un meeple llamado aguador del color del jugador, que irá avanzando por el río cuando se active una determinada loseta.

Además, en el borde inferior tenemos un pequeño almacén para las unidades de cacao. Solo tiene espacio para cinco unidades, por lo que nunca podremos acumular una cantidad mayor. En el centro del tablero aparece el poblado y tres huecos para colocar piedras solares.

La partida

Preparación

Lo primero que debemos hacer es buscar estas dos losetas de selva y colocarlas boca arriba en el centro de la mesa, diagonalmente la una de la otra ya que serán las losetas iniciales de la zona de juego:

Después mezclaremos las losetas de selva para formar una pila con ellas. Revelaremos las dos primeras bocarriba.

Si estamos en una partida de 2 jugadores retiraremos del montón:

  • 2 plantaciones simples
  • 1 mercado de precio de venta 3
  • Mina de valor 1
  • 1 cenote
  • Centro de culto solar
  • 1 templo

Dejaremos las monedas, las piedras solares y las fichas de cacao en montones diferenciados pero al alcance de todos.

Cada jugador recibirá lo siguiente del color que haya elegido:

  • 1 tablero de poblado.
  • 1 meeple aguador que colocará en la posición -10 del río.
  • 11 losetas de recolectores de su color que mezclará y de ellas robará 3 en su mano.

Ya podemos empezar.

Desarrollo 

Empezará jugando el jugador más mayor y jugaremos por turnos, en sentido horario.

A lo largo de la partida, los jugadores colocarán losetas de recolectores y de selva en la zona de juego.

Las dos reglas básicas para colocar las losetas son:

  • Los lados de una loseta de recolectores no pueden estar adyacentes a los de ninguna otra loseta de recolectores.
  • Los lados de una loseta de selva no pueden estar adyacentes a los de ninguna otra loseta de selva.

De esa manera, iremos disponiendo losetas en forma de damero, lo que significa que dos losetas de un mismo tipo (recolectores o selva) nunca podrán estar ortogonalmente adyacentes y solo estarán adyacentes de manera diagonal. Gracias a las losetas iniciales de selva que hemos colocado, ya sabremos si debemos colocar una loseta de recolectores o una de selva en cualquier posición no ocupada.

Cada turno de los jugadores se desarrolla así:

    1. Colocar una loseta de recolectores: Elegiremos una de las losetas de nuestra mano y la colocaremos adyacente a alguna de las losetas de selva existentes en la zona de juego, siguiendo las reglas. Podremos orientarla como queramos.
    2. Llenar los espacios de selva:  Si, tras haber colocado una nueva loseta de recolectores, dos de este tipo de losetas están adyacentes a un espacio de selva no ocupado, deberemos rellenar dicho espacio, pudiendo ocurrir que tenga que llenarse más de un espacio de selva. Por cada espacio de selva que deba llenarse, cogeremos una loseta de la selva explorada y la pondremos en ese hueco libre. Si debemos llenar dos espacios de selva, podremos decidir qué loseta de selva ponemos en cada uno de los espacios.
      Si por lo que fuera debemos llenar más de dos espacios de selva, robaremos losetas de la pila de selva.  Después desvelaremos otras dos losetas para renovar la selva explorada. Atención: Cuando se terminen las losetas de selva, los jugadores podrán colocar una de sus losetas de recolectores sobre otra de sus propias losetas y para ello deberán gastar una ficha de sol de su tablero. Solo puede construir una vez sobre cada loseta.Después, realizará, con los recolectores que acaba de activar, las acciones que determinen las losetas de selva adyacentes.
    3. Acciones de las losetas de selva:  Cada uno de los recolectores de una loseta de recolectores que acaba de ser colocada y que esté adyacente a una loseta de selva, será activado. Es por ello que realizaremos la acción propia de la loseta de selva adyacente.Si durante el turno también se han llenado espacios de selva, se activarán los recolectores (de cualquiera de los jugadores) que estén adyacentes a las losetas de selva que se acaban de colocar. Hay que tener en cuenta que cada recolector solamente se activa una vez durante la partida, ya sea al colocar la loseta de recolectores o cuando rellenemos los espacios de selva adyacentes a losetas de recolectores. Los jugadores que tengan losetas implicadas podrán realizar las acciones de manera simultánea y de manera independiente y podrán renunciar de manera parcial o por completo a realizarlas, decidiendo el orden de ejecución.

Final del turno
Después de haber realizado los pasos 1, 2 y 3, ese jugador robará la loseta de recolectores de la parte superior su pila de recolectores y la añadirá a su mano. Si la pila de recolectores se ha agotado, ignoraremos este paso.

Si hay menos de dos losetas en la selva explorada, la rellenaremos hasta reponer dos losetas, siempre que sea posible y si la pila de losetas de selva se ha agotado, ignoraremos este paso.

Será el turno de juego del jugador situado a la izquierda del que acaba de jugar.

Fin de la partida

La partida termina cuando todos los jugadores han colocado sus losetas de recolectores. Será en ese momento cuando se proceda a la puntuación final de la siguiente manera:

  • Puntuaremos los templos entregando el oro correspondiente a los jugadores que deban recibirlo. Se pueden voltear dichas losetas según se puntúen para llevar mejor el control.
  • Sumaremos 1 oro de la banca por cada ficha de Sol que hayamos conservado.
  • Podremos hacer el recuento del oro que tiene cada jugador y sumarle o restarle el valor del remanso del río en el cual se encuentra nuestro aguador.

El jugador con más puntos de victoria habrá ganado.

En caso de producirse un empate, el jugador con más fichas de cacao sobrantes será el ganador.

¿Cuál es nuestra valoración?

Cacao es un juego familiar muy entretenido en el que tendremos que recolectar cacao y después venderlo para ir aumentando nuestra reserva de oro. Obtendremos oro de muchas otras maneras y es por eso que, a pesar de tener unas reglas sencillas, no deberemos descuidar la estrategia cuando coloquemos losetas en la zona de juego.

Su autor, Phil Walker Harding nos sonará de otros juegos más sencillos tipo fillers como Sushi Go!Dungeon Raiders pero en esta ocasión se ha lanzado con un juego que mezcla colocación de losetas y gestión de recursos. A pesar de ser algo más complejo de a lo que nos tiene acostumbrados, Cacao es un juego fácil de explicar al que pueden jugar y disfrutar por igual tanto jugadores poco experimentados como jugadores más avanzados en la materia que nos ocupa.

Cacao nos viene en una caja mediana muy colorida en cuya portada destaca el título y la ilustración a partes iguales: ambos son de gran tamaño y se complementan perfectamente.

Al abrirla encontramos un inserto con espacios separados para colocar todos los componentes encajados en su propio hueco para tenerlo ordenado antes de ponernos a jugar y que el set up sea mucho más rápido y cómodo. Es cierto que, si tenemos pensado guardar el juego en vertical tendremos que tener cuidado y guardar los cartones tras destroquelar el juego ya que sino, los elementos de Cacao se desperdigarán por la caja. Una solución sencilla y simple que os queremos comentar.

Todos los componentes, en su mayoría de cartón duro, son de buena calidad como bien nos tiene acostumbrados Devir: losetas, tableros y fichas en colores llamativos que tienen el tamaño perfecto y son muy funcionales.  Son los meeples de cacao y aguador los que vienen en madera.

Las instrucciones vienen en dos idiomas y nos han parecido muy claras y visuales incluyendo buenos gráficos explicativos en cada uno de los pasos. El juego es completamente independiente del idioma.

Necesitaremos una mesa o superficie plana y estable para poder jugarlo ya que tanto la disposición de losetas de selva y recolectores como los tableros individuales de los jugadores necesitarán su espacio liso para mantener un orden.

En relación con sus mecánicas, tenemos como objetivo ganar monedas de oro vendiendo cacao, explotando minas y/o controlando templos. Esto lo conseguiremos mediante la colocación de losetas, en sistema de damero y gestionando bien nuestros recursos de dinero y cacao.

Lo primero que tenemos que hacer, en la preparación del juego es ver el número de personas que vamos a ser en la partida para dejar, o no, algunas losetas en la caja.

Tras eso, podremos colocar dos losetas de selva, las iniciales, en la mesa y cada uno de los jugadores podrá, con las losetas de su mano, ir pensando qué estrategia va a intentar seguir. Antes de empezar ya sabemos que tenemos un número específico de losetas, tanto de selva como de recolectores, que deberemos ir controlando para poder al final alcanzar la victoria.

Los turnos de cada jugador son sencillos y fáciles de entender nada más ser explicados: colocamos loseta, rellenamos con losetas de selva si es necesario y activamos las acciones para obtener beneficios.

Debemos pararnos a pensar en cómo vamos a querer colocar nuestras losetas de recolectores turno tras turno para poder exprimir al máximo lo que las losetas de selva que más nos interesen nos van a reportar.

La planificación puede beneficiarnos porque vemos dos losetas de selva explorada que podemos ir pensando cómo las queremos aprovechar si nos toca nuestro turno después. A veces puede incluso interesarnos colocar algunas losetas con los recolectores apuntando hacia afuera para que, cuando rellenemos huecos en la fase correspondiente, podamos obtener algún beneficio sorpresa que puede incluso venirnos genial.

Tenemos 6 tipos de losetas de selva diferentes (Plantación de cacao, mercado, mina de oro, cenote, centro de culto solar y templo) que deberemos ir aprovechando cuando estén disponibles para, de forma equilibrada o no, todo depende de cómo vayamos maquinando nuestra estrategia individual, sacarles la máxima rentabilidad. Por ejemplo, no debemos olvidarnos de que tendremos a nuestro aguador en un espacio de puntuación negativa, empezando en -10 por lo que es importante no desaprovechar la oportunidad de colocar recolectores adyacentes a losetas de cenote para poder hacerlo avanzar y, al menos, conseguir que no nos reporte puntos negativos al hacer el recuento final.

La manera más directa y clara de conseguir monedas, si se aprovecha adecuadamente, es el comercio que realizamos obteniendo cacao para después poderlo vender. Ya que nuestro almacén es limitado, habrá que compensar esa compra venta cada pocos turnos para poder seguirla utilizando.

También podemos arriesgar a colocar a nuestros recolectores alrededor de los templos para intentar ser el que más meeples tiene alrededor y recibir al final de la partida el máximo número de monedas.

Los cenotes son un tipo de loseta que no debemos olvidar y, queda demostrado que, cuando sale a mesa, la mayoría de jugadores quiere colocarse cerca de ella. Nuestro aguador es muy importante porque desde el principio reporta puntos pero negativos y tenemos que intentar quitarnos ese lastre cuanto antes para no llevarnos una desilusión cuando se produzca el recuento de puntos final.

Por otro lado, las losetas de culto solar que nos darán fichas para tener luego la oportunidad de sobreponer losetas sobre otras ya existentes, es algo que hay que saber utilizar. Si lo hemos planificado bien, quizá cuando hagamos uso de ellas, en las rondas finales sobre todo, podremos volver a activar losetas de selva ya colocadas que nos beneficien tanto que nos den la victoria ante el asombro de todos.

Según avanza la partida, iremos haciendo crecer el tablero modular de losetas y el color verde se adueñará de la superficie de la mesa.

Una vez se nos acaben las losetas de recolectores podremos pasar a sumar la totalidad de puntos de cada jugador. Es en este momento cuando todo puede darse la vuelta y alguien que tenía mucho oro visible en su zona de juego realmente no llegue a ser ganador porque no obtenga beneficios por todas las losetas de templo por ejemplo o porque su aguador le reste puntos o no le sume tantos como necesite para igualar o superar al resto de jugadores.

Si hablamos de su escalabilidad, en este juego, que nos permite disfrutarlo de 2 a 4 jugadores, podemos decir que funciona bien a cualquiera de sus números pero con sensaciones diferentes.

A 2 jugadores notaremos que hay más control sobre lo que sucede y podremos llevar a cabo alguna estrategia concreta. Cuando subimos el número de jugadores, 3 o 4, deberemos aprovechar cada turno para ganar puntos y maximizar nuestros beneficios en ese momento concreto porque por mucho que nos preparemos alguna jugada futura, puede que otro de los jugadores nos la bloquee antes de que vuelva a ser nuestro turno.

Es por eso también que en partidas de a 2 la interacción puede llegar a ser nula si queremos ya que no es necesario interferir apenas en lo que hace el otro, iremos completando el terreno sobre la zona de juego sin influir en los beneficios del otro jugador.

La rejugabilidad que tiene Cacao es bastante alta. Las losetas de selva y de recolectores saldrán aleatoriamente de las pilas bocabajo en las que se encuentran y es imposible que la colocación de ambos tipos de loseta se dé de la misma forma. Su colocación en damero puede darnos una sensación de que más o menos todo se va a desarrollar de manera similar entre partidas pero nada más lejos de la realidad: la disposición del tablero siempre será diferente porque irás decidiendo qué te beneficia a ti y que no debes hacer para que tus contrincantes sumen puntos.

Por terminar esta reseña, podemos decir que Cacao es un juego perfecto para disfrutar tanto en familia como con amigos y válido para cualquier perfil de jugador porque, debido a que su duración es media, sus mecánicas son sencillas pero entretenidas y que nos hará tomar decisiones siempre que coloquemos una loseta estaremos siempre dispuestos a sacarlo a mesa una vez tras otra.

Además, cuenta con dos expansiones disponibles (Cacao Xocolat y Cacao Diamante) que podemos añadir cuando conozcamos bien el juego para darle nuevo rumbo a las partidas. 

Compra Cacao en Zacatrus!

Compra Cacao en Amazon

No products found.

 

 

Última actualización el 2022-12-01 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.