Menú Cerrar

Trio

¿Quién será el primero en averiguar qué números se esconden debajo de las cartas?

Un juego sencillo e ingenioso con el que ganas adivinando.

Así se presenta Trio, un juego creado por Kaya Miyano, ilustrado por Laura Michaud y que nos trae la editorial Devir.

Ficha

¿Cuál es su contenido?

  • 36 cartas
  • 1 reglamento

¿De qué trata?

Trio es un juego de cartas en el que los jugadores tendrán que reunir tres cartas iguales teniendo que ir desvelándolas de una en una y eligiendo de donde desvelarlas, pudiendo ser del centro de la mesa o de algún jugador.

Si las cartas que desvelan son del mismo número, continuará su turno. Si no, se devuelven las cartas donde estaban y juega el siguiente jugador.

Ganarás si reúnes tres cartas del mismo número, pero, cuidado, porque si un jugador consigue el conjunto de tres sietes o consigue dos conjuntos que sumando o restando tenga como resultado siete, pierdes.

¿Cómo se juega?

Preparación

  1. Barajad y repartid las cartas entre los jugadores. El número de cartas depende del número de participantes.
  2. Colocad, también dependiendo del número de jugadores, una serie de cartas boca abajo en el centro de la mesa.
  3. Cada jugador coge sus cartas y las coloca por orden numérico, es decir, de la más baja a la más alta.
  4. Decidid si jugáis al modo sencillo o al modo picante.
  5. Elegid al jugador inicial. El juego propone que sea el que haya comido aguacate más recientemente.

Desarrollo

Modo sencillo

Una partida a Trio en el modo sencillo se desarrolla por turnos hasta que un jugador haya conseguido 3 trios.

En su turno, el jugador debe revelar dos cartas, de una en una. Si estas cartas son iguales podrá revelar una tercera consiguiendo así un trio. En cambio, si no son iguales, acabará su turno y le toca al siguiente jugador.

Cuando se revelan cartas, el jugador podrá decidir si revelarlas del centro de la mesa o de la mano de un jugador, incluyendo a si mismo. Cuando la carta es de uno de los jugadores, solo podrá seleccionar o la carta más alta o la más baja.

Si un jugador consigue formar un trio, coge todas las cartas con las que lo ha formado y las coloca delante de él. Si las cartas reveladas no son iguales, éstas vuelven a su destino.

En cualquiera de los casos, ya sea porque ha conseguido un trio o porque las cartas reveladas no son iguales, el turno pasa al siguiente jugador.

Fin de la partida

La partida finaliza en el momento en el que un jugador ha conseguido formar 3 tríos o bien ha formado el trio de sietes.

Modo picante

En el modo picante se juega exactamente de la misma forma pero lo único que se modifica es la condición de victoria.

En este modo, para que un jugador gane deberá, igualmente formar el trio de sietes, igual que en el modo sencillo o bien, formar 2 tríos que estén conectados. Esta conexión se establece por medio de las cartas que aparecen dentro de las otras cartas.

Variante por equipos (4 o 6 jugadores)

Se juega de la misma forma, pudiendo ser partidas en el modo sencillo o picante, pero con los siguientes cambios:

  • Preparación:
    • Se forman equipos de dos personas que deberán sentarse de forma alterna con el resto de equipos.
    • Se reparten todas las cartas, es decir, no se coloca ninguna en el centro de la mesa.
    • Una vez que todos los jugadores han ordenado su cartas en la mano, los jugadores del mismo equipo pueden intercambiar una de sus cartas.
  • Desarrollo:
    • Cada vez que un equipo gana un trio, los demás jugadores pueden realizar un nuevo intercambio.
  • Fin de partida:
    • No hay cambios.

¿Cuál es nuestra valoración?

Devir vuelve a editarnos Trio, un filler divertidísimo que el pasado febrero de 2024 ganó el prestigioso premio francés de As d’Or al juego del año en el Festival Internacional des Jeux Cannes. Y por algo será.

En una caja pequeña, cuadrada y perfectamente ilustrada con motivos mexicanos, nos encontramos con las 36 cartas que conforman la baraja de este Trio. A pesar de que el juego no tiene una temática particular, las cartas también están ilustradas con patrones y símbolos mexicanos que le dan un toque muy personal y que le sienta muy bien.

Estas cartas, de un tamaño relativamente grande y muy coloridas, están numeradas del 1 al 12 y, cada número, se repite tres veces y cada uno de estos tríos tienen un color distinto. Por el tipo de juego, diríamos que su enfundado es obligatorio para no dejar ningún tipo de marca sobre ellas que echaría a perder cualquier partida.

Además de las cartas, lo único que nos vamos a encontrar dentro de la caja es el reglamento, sencillo y bien explicado.

Como muchas veces decimos, qué difícil parece hacer un juego con tan solo unas cuantas cartas. Tenemos la sensación de que está todo inventado y con tan pocos componentes no se puede hacer mucho más…

El juego en si es tremendamente sencillo. En función del número de jugadores, se reparten un número determinado a cada jugador y otras tantas se dejan, boca abajo, en el centro de la mesa. Los jugadores deberán coger sus cartas y colocarlas en su mano en orden numérico ascendente, de tal forma que, en uno de sus lados estará su carta más baja y, en el otro lado, su carta más alta.

En nuestro turno, lo que deberemos hacer es revelar una carta. Esta carta puede ser una de las del centro de la mesa, o una carta de alguno de los jugadores, incluyéndote a ti mismo. Si revelamos una de nuestras cartas, o pedimos revelar una carta a nuestros rivales tenemos una simple restricción: Solo puede ser una de las cartas de uno de los extremos de su mano, es decir, o la carta más alta o la carta más baja.

Una vez que revelamos la primera carta, que se quedará a la vista de todos los jugadores, deberemos revelar una segunda carta de la misma forma, es decir, o bien del centro o bien una de los extremos de cualquier jugador. Y aquí es donde viene lo interesante. Si esta segunda carta que revelamos es distinta a la primera, las cartas reveladas volverán a su estado y lugar original y habremos perdido el turno. Pero, si la carta es igual, habremos conseguido un doble y podremos seguir jugando para sacar una tercera, y última, carta.

Como ya podremos imaginar, si esta tercera carta, que revelaremos de la misma forma, es distinta a las otras dos, perderemos el turno y las cartas se devuelven al lugar de donde vinieron. Pero si esta carta es igual, habremos conseguido formar nuestro primer trio. En tal caso, cogeremos el trio, nos lo pondremos en nuestra zona y la partida continuará de la misma forma, pero ya no pudiendo nadie optar a formar dicho trio ya que está en tu posesión.

Una vez que un jugador ha conseguido formar su tercer trio de esta forma, o ha conseguido reunir el trio de sietes, habrá ganado la partida. Así de sencillo.

Como vemos, Trio es un juego con una mecánica memory claramente, pero no nos dejemos engañar pensando de que se trata simplemente del clásico juego para niños en el que debemos ir revelando poco a poco cartas para ir formando las parejas acordándonos de donde estaban al ir levantándolas en turnos anteriores. Tiene bastante más chicha de lo que puede parecer.

Para empezar, hay cartas en el centro de la mesa y hay cartas en las manos de los jugadores. Segundo, las cartas de las manos deben estar ordenadas y, tercero, cuando pidamos revelar alguna de ellas, deberá ser de los extremos, es decir, o la más alta que tenga en ese momento o la más baja. Puede parecer una tontería, pero estas tres características generan una incertidumbre y una limitación importante que hacen que el juego se vuelva mucho más divertido que simplemente memorizar.

Una de las cosas en las que hay que tener bastante cuidado es en saber qué cartas ir revelando ya que si no conseguimos finalmente el trio y hemos conseguido un doble, lo que estaremos haciendo es poner en bandeja ese trio al siguiente jugador. De hecho, como es lógico, al principio habrá muy poca información disponible, pero a medida que vamos jugando, esta información será revelando poco a poco y más aún si cabe cuando se vayan consiguiendo tríos y vayan quedando menos cartas en juego.

Será mucho más habitual meter la pata y fallar cartas que pensábamos que eran el número que buscábamos y finalmente no lo son y más si somos adultos los que juegan. Por este motivo, es un juego no solo que se le puede sacar a cualquiera sino que es para todos los públicos, porque como es bien sabido, los chavales cuentan con una ventaja en este tipo de juegos ya que su memoria es bastante mejor, en reglas generales, que la de un adulto, que compensará dicha falta con una mejor estrategia y picardía.

Por otro lado, obviamente hay que tener claro que es un juego donde el azar es una característica básica y bastante importante. Puedes tener suerte en el reparto de las cartas, puedes tener suerte con las cartas que vas revelando o van revelando tus oponentes… por lo que si no eres un amante del azar, quizás no disfrutes demasiado este filler. En cambio, si no te molesta o, incluso, te encanta, te lo vas a pasar en grande.

Con respecto a la escalabilidad, el juego va de 3 a 6 jugadores, y a pesar de que funciona bien a cualquier número, cuantos más jugadores seamos mejor lo vamos a pasar o al menos más cosas van a suceder. Esto es debido a que siendo más, los jugadores tendremos mucha menos información desde el principio ya que tenemos menos cartas en la mano, que además ayuda a que ningún jugador comience con una pareja. Por tanto, conseguir la información y recordar quién tiene qué se vuelve un poco más complicado y eso ayuda enormemente al disfrute de este juego.

Eso no quiere decir que a 3 o 4 jugadores el juego no sea divertido, porque lo es, simplemente tendremos más información desde el inicio y menos sitios donde recordar que se encuentran las cartas, pero también es cierto que llegar a las cartas de valor intermedio se vuelve algo más difícil de conseguir porque antes hay que ir desvelando los extremos de las manos de los jugadores.

La rejugabilidad es otra de las características por las que brilla el juego y eso es gracias a varios motivos. Primero porque las partidas tienen mucho azar y, lógicamente, cada partida es muy diferente entre sí. Segundo porque un juego muy ágil, con mucha intensidad y una corta duración, lo que hace que los jugadores tengan ganas de jugar una y otra vez. Y tercero porque tiene dos modalidades de juego más.

Por un lado, tenemos la modalidad de jugar por equipos, que es un buen aliciente que hay que probar si o si ya que en esta versión no se colocan cartas en el centro de la mesa y está prohibido hablar entre los miembros de un mismo equipo. Por otro lado, tenemos el modo picante. En esencia se juega de la misma forma, pero en lugar de tener que conseguir tres tríos cualesquiera, los jugadores deben conseguir solo dos, pero estos tienen que estar conectados, es decir, deben conseguir un trio de los que aparecen dentro de la carta de tríos que ya has conseguido. Esta variante, parece que no, pero añade un punto de complejidad muy agradable.

Por todo ello, queremos acabar esta opinión diciendo que con Trio estamos ante un juego que es el filler por excelencia. Sencillo de reglas y mecánicas, muy rápido de aprender, lo puede jugar cualquiera, con partidas rápidas y dinámicas y con solo 36 cartas como componentes, perfecto para llevar a cualquier sitio.

Al principio puede parecer que solo se trata de un juego de azar y de memoria pero, aunque lógicamente si que son dos de sus características principales, el juego esconde un poco más de estrategia y faroleo que da momentos muy divertidos y tensos.

Además, y como decíamos al comienzo de la opinión, recordad que si ha sido el ganador del prestigioso As d’Or de 2024, por algo será.

Compra Trio en Devir!

Compra Trio en Amazon

Oferta
Devir - Trio, Juego Party, Cartas, Juego con Amigos, Rápido y Divertido (BGTRISP)
  • El flamante ganador de l'As d'Or 2024, un juego destinado a hacer historia
  • Sus partidas de 15 minutos, su rango de jugadores de 3 a 6 y sus breves reglas lo convierten en un juego optimo para cualquier situación
  • Colorido arte Mexicano en una caja de pequeño formato, lleva tu Trio a todas partes

Última actualización el 2024-07-18 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *