Menú Cerrar

Zapotec

Los Zapotecas fueron una civilización precolombina que prosperó en el Valle de Oaxaca en América Central. Las evidencias arqueológicas revelan que su cultura se remonta al menos a 2500 años atrás. Los restos de la antigua ciudad de Monte Albán en forma de edificios, canchas de pelota, magníficas tumbas y joyas de oro de fina elaboración son testimonio de esta, en otra época, gran civilización. Monte Albán fue una de las primeras ciudades importantes de Mesoamérica y el centro del estado Zapoteca que dominó gran parte del territorio que hoy pertenece al estado mejicano de Oaxaca.

Así se presenta Zapotec, un juego creado por Fabio Lopiano, ilustrado por Zbigniew Umgelter y Aleksander Zawad y editado por Board&Dice.

Ficha

¿Cuál es su contenido?

  • 1 tablero principal
  • 4 tableros de jugador
  • 64 cartas
    • 27 de acciones
    • 10 de rituales
    • 27 del modo solitario
  • 45 losetas
    • 45 de construcciones
    • 36 de comercio
    • 9 de puntuación
    • 4 de palacio
  • 36 casas
  • 20 marcadores
  • 24 piezas de pirámide
  • 80 fichas de recursos
  • 1 reglamento

¿De qué trata?

En Zapotec los jugadores asumirán el control de una civilización precolombina, la zapoteca, que vivió hace 2500 años en el valle de Osaka.

Durante la partida, tendrán que construir templos, maizales y pueblos en los tres valles que rodean la capital para generar recursos necesarios para construir pirámides, hacer sacrificios a los dioses y hacer rituales.

Después de cinco rondas, el jugador que más puntos de victoria haya conseguido, será al ganador

¿Cómo se juega?

Preparación

Para preparar una partida a Zapotec, realiza los siguientes pasos:

  1. Colocad el tablero en el centro de la mesa
  2. Separad todos los recursos de madera, ladrillo, piedra, oro, maíz y sacerdotes en diferentes pilas y dejadlas cerca del tablero y al alcance de todos los jugadores.
  3. Retirad de la partida las losetas de construcción correspondientes en función del número de jugadores y colocadlas, al azar, en los lugares indicados del tablero haciendo coincidir su tipología.
  4. Dividid y mezclad las losetas de comercio en tres pilas en función de su nivel y revelar 3 de cada tipo colocándolas en los espacios del tablero indicados para ello.
  5. De forma aleatoria, sacad tantas losetas de puntuación como jugadores haya +1 y colocadlas en su correspondiente área del tablero.
  6. Baraja todas las cartas de acción.
    1. Revelad la primera y colocadla en el espacio de puntuación del tablero.
    2. Formad un mercado de oferta revelando tantas cartas como número de jugadores +1.
    3. Y, en función del número de jugadores, dad:
      • Para 2: 6 cartas a cada uno.
      • Para 3: 5 cartas a cada uno.
      • Para 4: 4 cartas a cada uno.
  7. Barajad las cartas de ritual y revelad las tres primeras. El resto vuelven a la caja.
  8. Cada jugador recibe del color escogido:
    • 1 tablero de jugador
    • 9 casas
    • 5 marcadores
    • 6 piezas de pirámide
    • 1 loseta de palacio
    • 3 recursos iniciales (1 madera, 1 ladrillo y 1 piedra)
  9. Cada jugador colocará un marcador en el espacio «0» del track de puntuación y un marcador en el espacio inicial del track de sacrificio.

Conceptos básicos

Antes de ver el desarrollo de la partida, conviene tener claro algunos conceptos básicos del juego.

El tablero

El tablero se encuentra dividido en 3 regiones bien diferenciadas y cada una de ellas esta custodiada por un dios. Todas estas regiones están divididas, a su vez, en 3 tipos de terreno: llanuras, montañas y bosques. Y por último, en estos terrenos, nos encontraremos tres tipos de edificaciones: maizales, aldeas y templos.

Recursos

Existen tres tipos de recursos básicos (madera, piedra y ladrillo) y tres recursos avanzados (maíz, oro y sacerdotes).

Los jugadores deberán gastar los recursos básicos para expandir su presencia por el tablero con sus edificios y desarrollar su economía. Por el contrario, los recursos avanzados sirven para ganar losetas de comercio, avanzar por el track de sacrificios y para reclamar cartas de ritual. Además, con una combinación especifica de recursos básicos y avanzados, los jugadores podrán construir partes de las pirámides.

Construcciones

Existen tres tipos de construcciones: Maizales, templos y pueblos.

Cada uno de estos tipos cuesta dos recursos básicos y otorga un recurso avanzado y un recurso básico.

Estas construcciones se colocan en los espacios de construcción correspondientes del tablero y cada uno tiene tres propiedades distintas:

  • El tipo de edificio que se puede construir
  • El tipo de terreno
  • La región.

Losetas de construcción

Al comienzo de la partida, cada espacio de construcción disponible en el tablero tiene una loseta de construcción que coincide con su tipología.

Cuando un jugador construye un edificio:

  1. Coge la loseta de construcción que este en el espacio seleccionado.
  2. Coloca una de sus casas en el espacio de construcción del tablero principal.
  3. Coloca la loseta de construcción en uno de sus nueve espacios de su tablero de jugador.

Desarrollo de la partida

El juego se desarrolla durante 5 rondas y cada una de ellas tiene 2 fases.

La primera de las fases se hace de forma simultanea y la segunda esta dividida en diferentes pasos que los jugadores llevarán a cabo de forma individual.

Fase 1: Selección de carta

En esta fase, los jugadores elegirán simultáneamente una carta de acción de su mano y la colocaran boca abajo en la mesa.

Cuando todos los jugadores hayan colocado su carta, se revelarán todas a la vez y se establecerá el orden de turno. El jugador con la carta con menor numeración será el jugador inicial y le seguirá el jugador con la carta con el segundo valor más bajo, sucediéndose los turnos de esta manera, en orden ascendente.

Fase 2: Ingresos y acciones.

Esta fase se desarrolla de forma individual y cada jugador, por orden de turno, deberá realizar los dos siguientes pasos antes de pasar el turno al siguiente jugador:

  1. Ingresos
  2. Acciones

Ingresos

El jugador recibirá el recurso que muestre la carta jugada y todos los recursos que se encuentren en las losetas de la fila o la columna de su tablero de jugador que coincida con el recurso mostrado en la carta.

Acciones

Dentro de las acciones, los jugadores deberán realizar los siguientes 4 pasos:

  1. Acciones capitales: Durante este paso, el jugador podrá realizar cualquier número de acciones iguales o distintas entre una serie de opciones:
    1. Comprar losetas de comercio. Gastando monedas de oro, el jugador puede comprar hasta una loseta de cada nivel del mercado para obtener sus beneficios. Tanto los costes como los beneficios van en función del nivel:
      1. Nivel 1: Cuestan 1 moneda de oro y otorga inmediatamente los recursos que contiene la loseta.
      2. Nivel 2: Cuestan 2 monedas de oro y otorga una habilidad especial que puede realizarse una vez por ronda.
      3. Nivel 3: Cuestan 3 monedas de oro y otorgan una habilidad más poderosa.
    2. Construir un nivel de pirámide. Pagando un sacerdote, un ladrillo, una madera y una piedra, el jugador puede realizar la construcción de un nivel de pirámide, ya sea comenzando una nueva o contribuyendo a una ya existente. Al final de la partida, estas pirámides otorgaran puntos en función de las construcciones que coincidan con el recurso de la loseta de puntuación.
      1. Nueva pirámide: El jugador debe coger la pieza de pirámide más grande que tenga disponible en su tablero de jugador colocándola en el tablero correspondiente y además, deberá escoger una loseta de puntuación de las disponibles y colocarla en el hueco inferior de la pirámide que se empieza a construir.
      2. Contribuir en una a existente: El jugador deberá colocar una pieza de pirámide que tenga disponible en su tablero de jugador y que sea un nivel inmediatamente inferior al que ya este colocado en una de las pirámides.
    3. Hacer un ritual. Los jugadores que hayan construido al menos un nivel de pirámide pueden realizar un ritual. Simplemente, el jugador deberá gastar un sacerdote y colocar uno de sus marcadores en un carta de ritual. Las cartas de ritual proporcionaran puntos extras al final de la partida siempre y cuando hayamos colocado un marcador encima de ellas.
    4. Ofrecer un sacrificio. Los jugadores pueden avanzar posiciones por el track de sacrificio gastando un sacerdote y tantos maíces como casillas quiere avanzar hasta un máximo de 5. Se ganarán todos los beneficios impresos por los que la ficha haya pasado.
  2. Construcciones. El jugador puede construir tantas construcciones como quiera y pueda teniendo en cuenta las siguientes consideraciones:
    1. Cada tipo de construcción requiere diferentes tipos de recursos:
      1. Pueblo: 1 ladrillo y 1 madera
      2. Templo: 1 ladrillo y 1 piedra
      3. Campo: 1 madera y 1 piedra
      4. Palacio: 1 madera, 1 ladrillo y 1 piedra
    2. El espacio que se seleccione tiene que estar desocupado y, por tanto, tener una loseta de construcción.
    3. Debe ser un espacio del tipo de la carta de acción que se ha jugado.
    4. El palacio no proporciona recursos pero se cuenta como dos casas a la hora de puntuar.
    5. La loseta de construcción se debe colocar en el tablero del jugador para proporcionar más recursos en su próxima fase de ingresos si donde la coloque coincide con la carta jugada. Además, si se coloca en un lugar que contiene un bonus, el jugador lo recibe.
  3. Puntuación. Durante este paso, el jugador recibe 2 puntos de victoria por cada casa que tenga en el tablero principal que coincida con la carta que se encuentra en el centro del tablero.
  4. Coger carta. Como último paso, el jugador deberá coger una carta de la oferta y reponer su mano.

Final de ronda

Cuando el último jugador haya realizado su turno, la carta de acción sobrante es la que se convierte en la nueva carta de bonus para la siguiente ronda.

Se sacan nuevas cartas de acción para la oferta y se comienza una nueva torna salvo que ya se hayan jugado 5.

Fin de la partida

Cuando se termina la quinta ronda, finaliza la partida y se realiza una puntuación adicional:

  • Los tres jugadores con los marcadores más avanzados en el track del sacrificio obtienen 9, 6 y 3 puntos respectivamente.
  • Los jugadores que tengan marcadores en las cartas de rituales, los puntúan teniendo en cuenta lo que indiquen.
  • Pirámides:
    • Los jugadores que han contribuido a la construcción de una pirámide gana puntos de victoria con sus casas que coincidan con la loseta de puntuación de dicha pirámide.
    • Si la pirámide esta completa, cada pieza otorga 5 puntos de victoria a su dueño.

El jugador que más puntos haya conseguido se proclama el vencedor. En caso de empate gana el jugador que tenga el marcador en el track de sacrificio más avanzado.

Modo solitario

El juego ofrece un modo solitario en el que tenemos que enfrentarnos a un automa llamado Cocijobot.

Se juega de una forma muy parecida a como si se jugaran dos personas en el que hay que tener en cuenta, tanto en la preparación de la partida como en su desarrollo, pequeñas excepciones y en el que durante el turno del automa, este realizará las acciones de forma automática en función de la situación que exista durante su turno.

¿Cuál es nuestra valoración?

Con Zapotec, Board&Dice sigue la línea de muchos de sus últimos juegos. Euros duretes basado en distintas civilizaciones y desarrollo de las mismas. Ahí tenemos, Tekhenu, Tawantinsuyu, Origins, Tabannusi… una serie de juegos que está calando con bastante éxito entre los jugones de los diferentes países.

En este caso, la temática de Zapotec nos sitúa en una época precolombina de más de 2500 años de antigüedad y nos pone en la piel de los zapotecas: Una civilización mesoamericana cuya principal fuente económica era la agricultura del maíz, eran politeístas y construían grandes pirámides que se conservan hasta hoy en día. Estas tres características se encuentran en el juego y están muy bien representadas.

Con respecto a la estética y componentes, el juego luce como nos tiene acostumbrados la editorial. La caja, de tamaño clásico, 30×30, cuenta con una magnífica ilustración en la portada y en su interior nos encontramos con un buen montón de losetas troqueladas, múltiples fichas, las piezas de pirámides, unas cuantas cartas, un excelente tablero y los tableros individuales de cada jugador.

Como decimos, todo se encuentra a una altísima calidad de producción, quizás lo único que desentona un poco son los tablerillos de los jugadores ya que recuerdan mucho a lo sucedido con los tablerillos de jugador del Terraforming Mars, es decir, son tablerillos de cartulina y no de cartón. Es cierto que en Zapotec no hay que colocar tantos elementos encima de estos tableros como en aquel, pero unos tableros de cartón hubieran dejado una calidad excelente en todos sus componentes.

Con respecto al juego en sí, vemos que tanto el control de áreas como la gestión de mano y el draft de cartas son tres de sus mecánicas más importantes. Para entenderlas bien, debemos explicar que una partida de Zapotec está dividida en cinco rondas que tienen a su vez dos fases bien diferenciadas.

En la primera fase de cada ronda, los jugadores tienen que elegir de forma simultánea una carta de su mano para determinar el orden de turno y los recursos que recolectan para que, luego, en una segunda fase y de forma individual, gastar los recursos para construir nuevas casas, obtener acceso a habilidades especiales, ofrecer sacrificios a los dioses o construir pirámides.

Una de las cosas más importantes que hay que tener en cuenta es que la selección de la carta de la primera fase es tremendamente importante, no solo porque determinará el orden de turno en función del número asignado a cada carta de todos los jugadores sino porque marca al jugador todo el resto de la ronda. Por ejemplo, el recurso impreso en la parte superior de la carta determina la fila o columna que se activará en la cuadrícula de recursos del tablero de jugador para recaudar ingresos. Además, también, el icono en el medio de la carta coincide con una de las nueve propiedades de los espacios de construcción en el mapa (uno de los tres tipos de edificios, una de las tres regiones o uno de los tres tipos de terreno) y en su turno, los jugadores solo podrán construir en espacios que coincidan con dicho icono.

Además, no debemos olvidar, mientras estamos realizando nuestro turno, la carta de bonificación de ronda que es la que nos otorgará los puntos de victoria por cada casa que tengamos en el tablero principal que coincida con el icono de dicha carta de bonificación.

Es más, al final de la ronda, a medida que los jugadores van acabando su turno, tienen que escoger una nueva carta de las presentes en la oferta, que siempre habrá tantas cartas como jugadores más uno. De tal forma que, cuando el último jugador seleccione una carta, quedará una sin haber sido seleccionada. Ahora dicha carta es la que pasará a ser la carta de bonificación de la siguiente ronda. Así que mucho cuidado porque puede que se quede una carta de algún tipo que no tengamos nada en el tablero coincidente con ella y en el momento de puntuación, no podremos reclamar ningún punto.

Otro de los elementos destacados del juego, y con los que se pueden ganar muchos puntos, es la construcción de las pirámides. Los jugadores, en su turno, podrán ir construyendo nuevas o contribuyendo a alguna que ya esté comenzada. Lo que más diferencia hacer una cosa o la otra es que cuando construyes una nueva, eres tú quien puede elegir la loseta de bonificación que tendrá la pirámide una vez que termine la partida. Es decir, los jugadores que hayan contribuido a la construcción de una pirámide, ganarán puntos de victoria con sus casas que coincidan con la loseta de puntuación de dicha pirámide. Por tanto, el que hayas sido tu quien haya elegido qué puntuar te debería otorgar cierta ventaja porque lo habrás hecho en base a tus construcciones. Por otro lado, al final de la partida y si la pirámide está completa, cada pieza otorgará cinco puntos de victoria a su dueño.

Otra de las cosas que podemos hacer en nuestro turno es tener la posibilidad de ascender por el track del sacrificio. Es una opción a tener muy en cuenta no solo porque al final de partida se repartirán puntos a quienes hayan subido más alto, sino también porque se irán consiguiendo diferentes bonificaciones muy suculentas a medida que se va ascendiendo por él.

También, se podrán comprar losetas de comercio. Gastando monedas de oro, el jugador puede comprar hasta una loseta de cada nivel del mercado para obtener sus beneficios. Tanto los costes como los beneficios van en función del nivel. Lógicamente, las de nivel 1 serán más baratas pero lo que se obtiene será menos importante que si invertimos más oros en conseguir las losetas de más nivel.

Como vemos, el juego tiene muchas opciones y elecciones que hacen que el jugador deba pensar cómo sacar el máximo partido a su turno. De hecho, todo esto hace que debamos elegir muy bien qué carta jugar durante la ronda, qué carta escoger de la oferta y en qué emplear nuestro turno, porque son claves para maximizar lo que vamos a hacer durante la ronda actual y la ronda siguiente, convirtiéndose así en tres factores estratégicos muy importantes.

Además, no hay que olvidar que una de las cosas importantes que hay que tener en cuenta es que en la fase de ingresos de la primera ronda apenas conseguiremos nuevos recursos, pero a medida que van pasando las rondas y vamos rellenando nuestra cuadrícula, veremos cómo esta obtención de recursos se va multiplicando pudiendo hacer muchas más cosas en las rondas finales.

En cuanto a su escalabilidad, el juego va de 1 a 4 jugadores. Con respecto al modo competitivo, que va de 2 a 4, funciona bien a cualquiera de sus números. Es cierto que creemos que a 3 y 4 jugadores se produce un poco más de interacción y lucha tanto a la hora de establecer el orden de turno como especialmente el posicionamiento de las construcciones y las pirámides, pero igualmente a dos se disfruta sin problemas. El modo solitario que incorpora merece mucho la pena porque te deja buenas sensaciones al parecerse a una partida con dos jugadores pero en la que te tienes que enfrentar al clásico automa que tiene sus propias prioridades a la hora de hacer las acciones en su turno.

Por otro lado, la rejugabilidad es uno de los apartados en los que Zapotec brilla. Tanto la disposición de las fichas del tablero, como de las cartas de rituales y las cartas de acción, son al azar al comienzo de la partida produciéndose así múltiples posibles combinaciones que harán que unas partidas sean diferentes a las otras. En esencia se jugará de la misma forma, pero este azar generará luchas por diferentes lugares y por diferentes causas generando una sensación muy agradable de partidas variadas.

Con todo esto, queremos decir, para concluir, que con Zapotec estamos ante un euro medio plus muy satisfactorio. Una buena producción, una temática interesante, unas mecánicas bien engranadas en las que tener en cuenta el factor estratégico con las cartas que jugamos y cogemos, con una buena escalabilidad y con una altísima rejugabilidad, convierten al juego en una de las novedades del 2022 muy a tener en cuenta para irse a la ludoteca.

Consigue Zapotec en la página de la editorial

Compra Zapotec en Zacatrus!

Compra Zapotec en Amazon

Pixie Games Zapotec
  • age-14, jugador-1, jugador-2, jugador-3, jugador-4, Pixie Games, salida 02-2022, style-draft, gestión, style-recurso, style-ssimultaneo, temps-1-a-2h

Última actualización el 2022-06-30 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.