Menú Cerrar

Chinatown: El juego de negociación por excelencia

De forma sencilla podemos decir que Chinatown es uno de los mejores juegos de negociación pura que hay en el mercado. Si te gusta este tipo de juegos, éste será sin duda uno de tus favoritos.

Ficha

¿Cuál es su contenido?

  • Tablero de Juego
  • 150 Marcadores (30 fichas por cada color: azul, amarillo, rojo, morado y verde)
  • 90 Losetas de tienda
  • 180 Cartas (85 de propiedad, 81 de dinero, 5 de resumen 9 de coyuntura)
  • Reglamento

¿De qué trata?

Chinatown nos sitúa en la Nueva York de los años 30. La crisis económica mundial se ha olvidado y la ciudad está renaciendo. Esto afecta visiblemente a Chinatown, un barrio muy activo al sur de la metrópoli. Los comercios, oficinas y restaurantes crecen como setas. Y todo el mundo quiere aprovecharse de este momento.

Chinatown es un juego de negociación en el que los jugadores intentarán establecer negocios en los distintos locales del mapa para obtener beneficios cada vez más cuantiosos.

Durante cada una de las seis rondas que dura el juego, los jugadores van a seguir siempre los mismos pasos: roban títulos de propiedad sobre distintas casillas del tablero, luego roban losetas de negocio, después tiene lugar una fase de negociación y por último se colocan losetas sobre las casillas propias y se cobra según el tamaño de los negocios (es decir, el número de losetas iguales juntas que controles). Al final de la partida, el que tenga más dinero es el ganador.

¿Cómo se juega?

Conceptos Básicos

El tablero muestra seis manzanas divididas en una serie de casillas cuadradas numeradas. Cada una de estas casillas representa una propiedad. Las manzanas se encuentran separadas por tres calles (una que cruza a las otras dos).

Las cartas de propiedad se utilizan para repartir las parcelas al comienzo de cada ronda. Estas cartas muestran el valor numérico asociado a cada parcela, así como la manzana a la que pertenecen.

Cada jugador dispondrá de una serie de marcadores de su color para indicar qué parcelas del tablero son de su propiedad.

Las losetas de establecimiento representan los distintos negocios que los jugadores pueden abrir en los locales del tablero. Cada loseta muestra en su interior el nombre del tipo de negocio, un valor numérico entre 3 y 6 y un color de fondo cuya tonalidad está relacionada con dicho valor (así, las de valor 3 muestran tonos verdes, las de valor 4 tonos azules, las de valor 5 tonos de rojos y las de valor 6 tonos de amarillos). Para cada valor existen 3 tipos de negocio. Y para cada tipo de negocio hay tantas losetas como valor del mismo más 3 (para un negocio de valor 3, como la tienda de vaqueros, habrá 6 losetas).

Los jugadores intentarán conectar ortogonalmente losetas de un mismo tipo hasta alcanzar el valor indicado en las mismas (conectar 3 losetas para negocios de valor 3 o 6 losetas para negocios de valor 6). De esta forma, a excepción de los negocios de valor 3, solo se podrá completar un negocio de cada tipo. Aquí es donde entra el concepto de negocio completo o incompleto. Ambos son negocios que conectan varias losetas de un mismo tipo, con la diferencia de que, en el primero, el número de losetas es inferior al valor del negocio. En ambos casos los jugadores obtendrán beneficios al final de la ronda, aunque serán mayores si el negocio está completo.

El objetivo final de los jugadores será acumular la mayor cantidad posible de dinero. Éste se representa mediante unas cartas que simulan billetes de 1.000, 5.000, 10.000 y 20.000 dólares. Todos tienen el mismo reverso, de forma que se puedan apilar y un rival no sepa cuánto dinero tenemos actualmente.

Preparación de la partida

  1. Despliega el tablero en el centro de la mesa.
  2. Mezcla el mazo de cartas de propiedad.
  3. Se mezclan las losetas de establecimiento y se forman varias pilas bocabajo.
  4. Forma una reserva general de dinero separando los mazos de billete por valor.
  5. Cada jugador elige un color y recibe los marcadores correspondientes.
  6. Cada jugador recibe un capital inicial de 5.000 dólares.
  7. También se entrega a cada jugador una carta de referencia.
  8. Se elige al jugador inicial de forma aleatoria y se le entrega el marcador correspondiente.

¡Ya podemos comenzar!

Desarrollo de la partida

Una partida a Chinatown consta de 6 rondas. Cada una de estas rondas se divide en 5 fases.

Fase I: Distribuir parcelas

Se baraja el mazo de cartas de propiedad (en cada ronda debe barajarse) y se entregan a cada jugador un número de cartas dependiente del número de jugadores y de la ronda:

  • 3 jugadores: 7 cartas en la primera ronda y 6 en las restantes.
  • 4 jugadores: 6 cartas en la primera ronda y 5 en las restantes.
  • 5 jugadores: 5 cartas en las tres primeras rondas y 4 en las tres últimas.

Cada jugador observará sus cartas y deberá descartar dos en secreto, que colocará encima del mazo.
Una vez que todos los jugadores han descartado sus dos cartas, revelan las que han mantenido en su mano y colocan un marcador de propiedad en las casillas correspondientes.

Fase II: Distribuir losetas de establecimiento

Cada jugador tomará losetas de las pilas y las colocará en su zona de juego. El número de losetas dependerá del número de jugadores y de la ronda actual:

  • 3 jugadores: 7 losetas en la primera ronda, 4 en el resto.
  • 4 jugadores: 6 losetas en la primera ronda, 3 en el resto.
  • 5 jugadores: 5 losetas la primera ronda, 3 losetas en la segunda y en la tercera, y 2 losetas en las tres últimas.

Los jugadores mantienen las losetas robadas en secreto hasta que todos los jugadores han finalizado de robar. En este momento se revelan las nuevas losetas y se procede con la siguiente fase.

Fase III: Negociación

En esta fase, los jugadores negocian intercambios de forma simultánea y pudiendo entrometerse en cualquier negociación en marcha. Los jugadores podrán intercambiar dinero, propiedades (con o sin losetas de establecimiento) y losetas de establecimiento aún no colocadas. También se aceptan promesas (aunque no son vinculantes) y acuerdos a varias bandas.

NOTA: aunque el juego no lo incluye, es recomendable establecer un periodo temporal para esta fase y evitar que se alargue innecesariamente. Los jugadores deberán consensuar cuánto consideran apropiado al comienzo de la partida.

Fase IV: Apertura/expansión de establecimientos

En esta fase, los jugadores pueden colocar losetas de establecimiento en sus parcelas sin ocupar. Es tan simple como colocar una loseta que el jugador posea en su zona de juego en una parcela con uno de sus marcadores, manteniendo éste ahora sobre la loseta. Recordemos que a los jugadores les interesa conectar ortogonalmente losetas de un mismo tipo de establecimiento.

Fase V: Reparto de beneficios

En esta fase, los jugadores reciben beneficios según sus establecimientos y si están completos (el jugador posee un negocio con tantas losetas de ese tipo de establecimiento conectadas ortogonalmente como valor indiquen las losetas) o incompletos.

La tabla de ingresos es la siguiente (en función del número de losetas conectadas ortogonalmente):

1 Loseta –> 1.000$.
2 Losetas –> 2.000$.
3 Losetas –> 4.000$ incompleto, 5.000$ completo.
4 Losetas –> 6.000$ incompleto, 8.000$ completo.
5 Losetas –> 8.000$ incompleto, 11.000$ completo.
6 Losetas –> 14.000$.

Cada jugador recibe el total de ingresos y lo añade a su mazo de billetes manteniendo oculto en todo momento el total de dinero que posee.

Tras esto, si la partida no ha finalizado, se procede con una nueva ronda.

Fin de la partida

La partida finaliza al término de la sexta ronda. El jugador con más dinero será el vencedor. En caso de empate, el vencedor será el jugador que posea en propiedad más losetas de negocios sobre el tablero.

Variantes

  1. Losetas de establecimiento ocultas: los jugadores mantienen ocultas sus losetas de propiedades y las revelan si lo creen conveniente.
  2. Limitación de apertura de negocios: mediante esta variante, no se podrán abrir negocios (colocar la primera loseta de un conjunto) en parcelas que no den a alguna de las 3 calles de forma directa. Adicionalmente, tampoco se permite expandir un negocio hacia una parcela que dé hacia alguna de las calles. Dicho de otra forma, para expandir negocios solo se podrán usar parcelas que no podrían haberse usado para abrir negocios.

¿Cuál es nuestra valoración?

¿Qué nos encontramos en Chinatown? Pues, a parte de un juego de negociación… nada más. Es pura negociación. Al comienzo de cada ronda los jugadores reciben, de forma gratuita, una serie de propiedades y losetas de distintos tipos de negocios como si de una herencia se tratase. Ahora toca gestionarla bien.

Lo que hace de Chinatown un juego único es lo abierto de la fase de negociación: aquí no hay turnos ni reglas ni equivalencias. Puedes cambiar losetas por propiedades, vender o comprar lo que quieras sin necesidad de intercambiar nada, hacer tratos 2×1 o incluso negocios a tres bandas. Puedes intentar sacar el dinero a base de vender todo lo que consigas a precios altos, intentar devaluar las propiedades de tus rivales ofreciendo las tuyas por menos o echar mano de la simple y llana amenaza, en plan “si no me vendes esa esquina, construyo alrededor y no te va a valer ni para poner un kiosko”, que siempre está muy bonito y sirve para afianzar amistades.

Lo bueno de todo esto es que el éxito en Chinatown depende casi exclusivamente de tu habilidad a la hora de negociar, de ver qué es lo que quieren los demás, qué valor le ponen y cuál es su valor potencial y jugar con ello. No te van a sorprender con ninguna regla escondida ni ninguna combinación inesperada, ya que está todo a la vista de todo el mundo. Como pasa con los grandes juegos, no se trata de hacer muchas cosas, sino de que lo poco que hagas, lo hagas bien.

Hay un par de detallitos, eso sí, que hay que tener en cuenta a la hora de ponerse a jugar. Primero, sobre todo si estás explicando el juego a gente nueva, asegúrate de que todo el mundo comprende, al menos, cuánto puedes esperar cobrar al final del turno por un grupo de negocios y cuántos turnos tiene el juego, para evitar algún caso en el que un trato demasiado descompensado decida la partida. Segundo, si sabes o sospechas que alguno de los jugadores puede tardar mucho, conviene poner un tiempo límite a la ronda de negociaciones. Cinco minutos es perfecto y suele ser más de lo que se tarda, pero más vale prevenir que curar.

Por último: si no te gustan las negociaciones, este juego no te va a gustar, y punto.

Consigue Chinatown en Amazon

Última actualización el 2022-06-29 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.