Menú Cerrar

Monster Kit: El juego de juegos para niños


Monster kit es un juego de mesa creativo para niños que ha obtenido varios premios y reconocimientos y al que podríamos considerar como un «contenedor de juegos» ya que, con él, podemos jugar a 10 juegos diferentes.

El juego ha sido probado en varios centros educativos donde se ha comprobado su efectividad y es recomendado por multitud de profesores para mejorar en materias académicas como matemáticas, ciencia e incluso lengua debido a que, además de proporcionar horas de diversión, mejora las siguientes capacidades:

  • Identificación de formas geométricas y colores
  • Iniciación en la lectura y escritura
  • Destreza óculo-manual
  • Operaciones matemáticas simples
  • Sociabilización y adquisición de normas

Ficha

¿Cuál es su contenido?

El juego básico contiene 55 cartas que representan las cinco diferentes partes que componen a los monstruos:

  • Cuerpo (rojo)
  • Ojos (verde)
  • Boca (rosa)
  • Nariz (azul)
  • Accesorio (amarillo)

Las cartas, no sólo contienen un dibujo, también nos encontramos con una sílaba y un número. Siguiendo un orden, podremos ponerle nombre a nuestro monstruo y ver qué puntuación total tiene.

¿De qué trata?

Monster Kit es un juego que permite practicar habilidades creativas de una forma divertida. Un juego donde los más pequeños (y no tanto) podrán dibujar, escribir/leer, hacer cálculos y desarrollar su imaginación en solitario o acompañados, creando simpáticos monstruos.

La caja incluye 9 modos de juego en su interior y el juego de rol (eso sin contar con la expansión). Todos los modos usan las cartas de monstruos, tanto su color (que indica el tipo de carta que es), como su número, su sílaba y su dibujo.

Los juegos consisten en la creación de monstruos con las distintas partes que tenemos, y en función de la modalidad del juego podremos o sumar más puntos que nadie, o crear el monstruo más poderoso, o ser el más rápido en conseguir el monstruo perfecto o incluso jugar a un modo rolero.

Se trata de un juego concebido con una finalidad educativa desde su propia creación que busca trabajar determinadas competencias curriculares.

¿Cómo se juega?

En el manual nos encontramos con 9 juegos distintos, más uno de rol.

En la baraja de cartas hay 5 colores y cada uno representa una parte del monstruo: el cuerpo (rojo), los ojos (verde), la nariz (azul), la boca (rosa) y un complemento (amarillo). De cada color hay 10 cartas que están dibujadas y además se incluye una carta sin ningún dibujo de cada color, con la que podremos dejar volar nuestra imaginación inventándonos nosotros mismos el dibujo de esa parte.

1 – Modo básico: El Kit de los Monstruos

Se separan las cartas y se hacen montones por colores dejándolos en el centro de la mesa bocabajo. Cada jugador irá cogiendo una carta de cada montón y dibujará su monstruo, recordando que podemos ser creativos y dibujar los ojos en una pierna, la nariz en un brazo o cualquier cosa que se nos ocurra para hacer nuestro monstruo aun más divertido.

Opcionalmente y dependiendo de la edad de los peques, podemos escribir y leer el nombre del monstruo, ordenando las cartas en la siguiente secuencia: rojo (cuerpo), verde (ojos), azul (nariz), rosa (boca), amarillo (complemento).

También podremos sumar los puntos de cada carta para calcular la puntuación de nuestros monstruos. El jugador que tenga la puntuación de monstruo más alta, gana.

2 – El Monstruo invisible

Después de jugar al modo básico y dibujar tu monstruo, (preferiblemente solo con lápiz), cada jugador devuelve sus cartas y se barajan junto con el resto (la “Pila de Monstruos”) y se deja bocabajo. Por turnos, cada jugador da la vuelta a una carta y si alguien tiene esa parte del monstruo, la borra de su dibujo (o la tacha). Así se continúa hasta que alguien borre del todo su monstruo y diga: “¡Monstruo invisible!”, que será el jugador que gane.

3 – ¡Silencio! ¡viene el Monstruo!

Un jugador (el jugador “activo”) roba al azar una carta de cada color (las 5 partes de un monstruo), las mira durante 1 minuto y las memoriza. Después, debe describir al monstruo con gestos y sonidos para que los demás jugadores intenten dibujar al monstruo descrito. Cuando todos hayan terminado, el jugador activo valora los dibujos y elige uno o más ganadores.

4 – ¡Vaya lío de Monstruo!

Creamos un monstruo de la forma estándar. Las cartas usadas se mezclan y se añade a ese mazo una carta más por persona. Después, se reparten dichas cartas entre todos los jugadores, de manera que cada uno debería tener 6 cartas.

El objetivo es que cada jugador intente conseguir en su mano las cartas con las que había creado su monstruo. Esto lo harán ofreciendo en voz alta al resto de participantes las cartas que tengan en la mano y que no les sirvan. Las cartas se ofrecerán siempre bocabajo y se intercambiarán por el mismo número de cartas que nosotros demos.

Este mercadeo constante y continuo de cartas continúa hasta que un jugador/a consigue las 5 cartas originales y grita: “¡Monster Kit!“ y ganará.

5 – El laboratorio de Morlat

Se colocan las 50 cartas de monstruo bocabajo en 5 filas de 10 partes de monstruo cada una. Por turnos, cada jugador da la vuelta a una carta. Si no tiene en su poder ninguna carta de ese color, se la queda y la deja en la mesa bocarriba. Si sí que tiene alguna carta de ese color, la vuelve a dar la vuelta y la deja bocabajo en el mismo sitio, por lo que los demás jugadores deben estar atentos para no repetir o bien para recordar dónde hay cartas de otros colores. Una vez un jugador termina un monstruo, deja las 5 cartas a un lado y en su siguiente turno sigue recopilando cartas para hacer más monstruos.

Cuando no queden cartas para robar, termina el juego. Gana quien tenga más monstruos y, en caso de empate, el que tenga el monstruo con valor más alto.

6 – Combates entre Monstruos

Cada jugador construye 2 monstruos a la manera tradicional dejando las cartas bocabajo. Por turnos, cada jugador declara el ataque con uno de sus monstruos a un monstruo de otro jugador, diciendo explícitamente con qué parte del cuerpo ataca. Se comparan los números de la parte indicada de ambos monstruos y, el que sea menor, pierde dicha parte dejando la carta bocarriba. En caso de empate, las dos quedan bocarriba.

Cuando un jugador pierda sus dos monstruos el juego se acaba. El que mantenga más cartas bocabajo será entonces el ganador.

7 – Adivina el nombre

En este juego cooperativo, un jugador, el “Guardián del Monstruo”, roba una carta de cada color y apunta en secreto el nombre del monstruo. Las devuelve y las baraja con el resto, y reparte el mazo íntegro entre los demás jugadores. Por turnos, cada jugador juega una carta diciendo la sílaba de la misma: “¿Tu monstruo se llama… MO?”. Si forma parte del monstruo, el guardián contesta que sí y se deja la carta en la mesa. Si no, se descarta. El nombre se va alargando respetando el orden de las partes, hasta que se consigue averiguar el nombre completo.

8 – El Monstruo perfecto

Este es un juego de velocidad muy divertido. Se colocan todas las cartas bocabajo en el centro de la mesa de manera desordenada. Todos a la vez, debemos dar la vuelta a las cartas y buscar una carta de cada tipo para construir nuestro monstruo “10” (de valor 10 en total, con sus 5 partes). Si la carta que giran no es útil, la vuelven a dejar bocabajo. El primer jugador en conseguir un monstruo de valor 10, grita: “¡Monstruo perfecto!“ y gana. Si hay empate, gana el monstruo que tenga un número más alto en la carta de cuerpo.

9 – Una copia de Monstruo

Necesitamos las “fichas de monstruos” descargables. Las imprimimos y recortamos.

Una vez que las tenemos listas, las colocamos en una pila bocabajo en el centro de la mesa (en el modo fácil, ordenadas por filas de colores y, en el difícil, todas bocabajo mezcladas). Lo siguiente es darle la vuelta a una ficha de monstruo para que todos la vean y, todos a la vez, deben buscar y capturar las distintas partes del monstruo.

Cuando ya estén las 5 partes capturadas, el que tenga más partes, se queda la ficha de monstruo. Las cartas usadas, se devuelven a la zona de juego.

El primero que consiga 3 fichas, gana.

10 – Juego de rol de Monster Kit: El mundo de los Monstruos

Los jugadores toman el papel de monstruos en “El Mundo de los Monstruos” y preferiblemente un adulto es el DJ (Director/a de Juego). Éste, narra una historia y cada personaje decide qué quiere hacer en cada momento.

El personaje monstruo que cada jugador va a interpretar se crea eligiendo al azar 5 cartas (1 de cada color) y debe tener una puntuación mínima de 8 puntos.

El valor total del monstruo se divide entre:

  • Poder (acciones de fuerza física)
  • Inteligencia (acciones de mente)

Se rellena la hoja de personaje de Monster Kit (dibujo del monstruo, nombre del monstruo y del jugador, cómo es, dónde vive, qué le gusta…) y se decide de qué tipo de elemento será: aire, fuego, agua o tierra.

Descarga la ficha

A partir de aquí y en función de una serie de reglas para la tirada de dados, entre todos interactúan y van decidiendo qué hacer en función de la historia narrada por el director de juego.

¿Cuál es nuestra valoración?

Tenemos ante nosotros un auténtico juegazo para todas las casas, ya sea para tratar de trabajar o motivar a los más peques en fortalecer algunas de sus competencias (matemáticas, naturales, lingüísticas, sociales y cívicas…) sino también, sencillamente, para jugar a los distintos modos de juego y pasarlo bien durante un rato.

El juego de mesa Monster Kit es un juego completo y variado, con un montón de modos de juego en el que casi todo el mundo encontrará al menos uno que le gustará. Desde los niños más activos hasta los más creativos, hay un modo de juego para ellos. Los hay de memoria, de velocidad, de deducción…, e incluso el modo básico satisfará las necesidades de algunos niños y niñas.

Tiene un magnífico sistema de creación de monstruos y es que creo que estaremos de acuerdo en que pocas cosas hay que les guste más a los peques que dibujar y si encima son monstruos tan simpáticos como los del Monster Kit y lo hacemos jugando, mejor.

Es cierto que, cuando hemos jugado durante muchas partidas, aparece la sensación de que hay pocas cartas y los monstruos, con el tiempo, se parecen un poco a los ya creados en otras partidas. Pero esta sensación se subsana fácilmente con la expansión que incluye 45 cartas nuevas y un juego extra de diez cartas llamado «El monstruo comilón».

Por todo lo comentado, consideramos Monster Kit como un juego de mesa IMPRESCINDIBLE para los peques de la casa. Se adapta sensacionalmente a cualquier niño, que disfrutará mucho jugando a los diferentes modos de juego que contiene.

Además, los mayores veremos como se divierten y como van fortaleciendo sus capacidades, tan necesarias desde pequeño. Especialmente, destacaremos por encima del resto, la creatividad. No sólo por poder hacer los dibujos como quieran (no teniendo que poner los ojos del monstruo en la cara, por ejemplo) sino también porque pueden inventarse cualquier cosa que se les ocurra con las cartas.

Por un precio más que asequible, tenemos un juego increíblemente útil.

Consigue Monster kit en Zacatrus!

 

Consigue Monster kit en Amazon

No products found.

No products found.

Última actualización el 2022-06-30 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.