Menú Cerrar

Instacrime: Casino

En ésta ocasión, alguien ha sido asesinado tras una partida de póker en el casino. Vuestro poder de observación y deducción será vital para la investigación. ¿Seréis capaces de resolver el misterio?

Así nos llega Instacrime Casino, el caso 2 de la saga de juegos cooperativos de deducción que nos trae Pak Gallego a través de su editorial GDM Games y que cuenta, de nuevo, con las fotografías de Ángel Guzmán.

Ficha

¿Cuál es su contenido?

  • 12 fotografías
  • 1 hoja de instrucciones e introducción
  • 1 hoja de soluciones y puntuación

¿De qué trata?

Instacrime: Casino nos traslada a Granada para que resolvamos un misterioso crimen gracias a  las interpretaciones que harán los jugadores de las 12 fotografías profesionales que componen éste juego.

Como no todos verán las mismas escenas, ya que todas las fotos son diferentes, hay que saber que  la comunicación es vital para encontrar una hipótesis acertada y sacar la máxima puntuación posible.

¿Cómo se juega?

Antes de empezar a jugar hay que tener claro que no deberemos ser curiosos sino ir viendo con cuidado lo que contiene el sobre de Instacrime Casino.

De primeras, solo podremos leer las instrucciones en voz alta para que todos sepan a qué se enfrentan e ir siguiendo los pasos que nos indican. No podremos ver las imágenes ni la hoja de soluciones para no tener pistas antes de resolver el caso.

Una vez leídos los pasos a seguir, podremos sacar las imágenes, bocabajo, para repartir una a cada participante. Nos proponen jugar con ellas de forma ordenada si queremos que nos resulte más sencillo o mezclarlas antes de repartir si queremos aumentar la dificultad.

Procederemos a leer la introducción en la que se nos sitúa en el lugar del caso, el Casino de Granada, y se nos presenta a los 9 personajes que aparecerán en las fotografías que tenemos que describir.

Habrá llegado el momento de, por turnos y sin mostrar nuestra imagen a nadie más, describir con pelos y señales lo que en ella vemos.

Tras haber expuesto cada jugador lo que visualiza en su imagen, pasaremos a repartir el resto de fotos, repitiendo éste paso hasta que se terminen. Si llega un momento en el que no nos queda una imagen para cada uno de los jugadores, las dejaremos en el centro de la mesa para que todos podamos verlas.

Una vez que todos hayamos hablado sobre nuestras imágenes, podremos volver sobre ellas, siempre sin enseñarlas, para dar más detalles, volver a recalcar cualquier cosa que queramos y poder, entre todos, llegar a deducir el orden cronológico de lo sucedido. Los lugares donde se desarrollan las fotografías, las acciones que vemos y todo lo que se nos pueda ocurrir puede ayudar a ir descartando sospechosos o a encontrarlos.

Cuando hayáis entre todos encontrado una teoría solida habrá llegado el momento de resolver.

Fin de la partida

La partida termina cuando paséis a la fase de resolver el caso. Habrá llegado el momento de abrir la página de soluciones y comprobar los resultados de la investigación.

El caso se estructura en cinco escenas y cada una de vuestras deducciones que coincida con la teoría propuesta añade un punto. Con la puntuación final, compararemos la tabla propuesta y veremos si hemos sido unos buenos detectives o si, por el contrario, debemos mejorar.

¿Cuál es nuestra valoración?

En este nuevo caso, Casino, tendremos que resolver un asesinato a través de unas fotografías que nos ponen en escena, sumergiéndonos en diferentes ambientes y situaciones que han vivido los protagonistas durante una velada de cena y póker. La fórmula de Instacrime se repite y tendremos una partida basada en la comunicación y el debate entre los presentes cuyo hilo conductor será la profundidad descriptiva que hagan de cada una de las imágenes que recibirán.

Como en anteriores ocasiones, decir que no vamos a hacer spoilers ni desvelar nada de lo que se muestra en las fotos ni hablar de las soluciones del caso para que podáis jugarlo libremente. Vamos a analizar el juego y dar nuestra opinión omitiendo cualquier detalle específico y datos relevantes para la resolución del enigma, por lo que podéis seguir leyendo con tranquilidad.

Siguiendo con la estética del anterior caso, el caso Mundford cuya reseña podéis leer aquí, de nuevo vemos que no estamos ante una caja de juego como estamos acostumbrados: dentro de un sobre verde de color llamativo y las letras del título que nos ocupa en dorado, encontraremos todo lo necesario para resolver este enigma.

En su interior todo viene estratégicamente colocado: las instrucciones, las soluciones y lo más importante: 12 fotografías a todo color de un tamaño más que adecuado para poder ver todo lo que contienen sin problemas y con un gramaje que las hace perfectas para ser manipuladas mientras jugamos.

Al abrirlo por su lateral, ya nos advierten de que no debemos tener prisa por ver todo lo que contiene y que leamos atentamente las instrucciones de juego.

Nos cuentan que nos encontramos ante un juego que no debemos que es cooperativo por lo que entre todos debemos unir nuestras fuerzas para conseguir resolver el caso y después nos explican la dinámica de juego que debemos seguir.

Tras tener claro que nuestra misión es ir describiendo las fotografías que iremos repartiendo y que debemos compartir toda la información posible de lo que vemos con el resto de nuestros compañeros detectives, podremos dar la vuelta a la hoja.

Aquí encontramos una imagen de cada uno de los personajes, diferentes a los del caso anterior, que van a aparecer en las fotografías del Casino de Granada y que son sospechosos en el lugar del crimen. No viene mal ponerles nombre y cara para que cuando describamos las imágenes, todos sepamos a quien se refieren sus compañeros de mesa. Son diferentes a los del anterior caso y eso es un punto positivo ya que así notamos que estamos ante la resolución de un caso totalmente nuevo y se nota la originalidad del mismo.

Además, en la parte inferior incluyen las principales manos de póker por si no estás familiarizado que las puedas conocer ya que puede, que al estar ambientado en un casino, alguien se divierta jugando a éste juego de cartas.

Hasta aquí la ayuda que nos pueden aportar para empezar a divagar y a lanzar ideas de lo que creemos que ha pasado según lo que nos muestran las imágenes. Nos ha parecido un acierto cómo viene estructurado todo porque vas poco a poco entrando en materia, te sumerges en el ambiente detectivesco y te trasladas, aunque solo sea mentalmente, a la ciudad andaluza para resolver Instacrime Casino.

Como ya hemos visto, iremos recibiendo fotografías de manera equitativa para que la búsqueda de indicios de cada jugador salga a flote. Lo ideal es presentar la escena de manera global a nuestros compañeros para después ir dando pequeños detalles de objetos, colocación de los mismos, colores de otros, todo lo que queramos aportar para que ellos reproduzcan en su mente lo que les estamos contando.

 

A diferencia de muchos otros juegos de este tipo, como puede ser la saga Sherlock, aquí tenemos a actores de carne y hueso en lugar de ilustraciones y gracias a eso describir lo que vemos no hace que tengamos que interpretar en alguna ocasión algo que puede no quedarnos claro: aquí vemos objetos y personas reales por lo que simplemente hay que comunicar al grupo lo que tenemos ante los ojos.

Esto aporta realismo al enigma y si nos sumergimos mucho, podremos pensar que hemos sido contratados realmente como detectives y esas son las pruebas del caso.

Cada detalle puede ser esencial para la resolución del caso por lo que no debemos cortarnos a la hora de explayarnos. Lo ideal sería lograr ordenarlas de forma cronológica e ir hilando la historia según vais comentando para saber qué ha sucedido antes o después.

Nos ha gustado que en la presentación del caso nos indiquen que las imágenes vienen en orden, lo que hará que nos sea más sencillo entender todo o que tenemos también la opción de mezclarlas antes de empezar para que así tengamos un punto extra de dificultad añadida al caso. Podréis decidir cómo jugarlo en función del nivel del que os veáis capaces.

Tras haber descrito todas las imágenes y haber debatido entre todos lo que creemos que ha ido sucediendo dentro del casino, habrá llegado el momento de tener que hacer el informe final de lo que creemos que ha sucedido con todo lo que hemos conseguido recopilar. Ningún cabo debe quedar suelto y debemos unir escenas a nuestra historia para poder pasar al paso final: leer la hoja de resolución.

Aquí el juego no se basa en hacernos preguntas y tenemos que elegir una respuesta sino que vendrán contados los hechos y tenemos que conseguir que coincidan lo máximo posible con lo que el informe oficial nos cuenta. Por cada parte de la historia que coincida recibiremos un punto y después podremos comprobar qué tal lo hemos hecho.

Es cierto que pueden surgir debates sobre la posibilidad de dar por válidas algunas interpretaciones respecto a lo que leemos pero debemos saber que tienen que ser muy muy similares para sumar ese punto al marcador.

Debemos resaltar que el juego no acaba una vez que hayamos leído las conclusiones del caso ya que nos ha pasado que nuestro grupo ha seguido hablando del tema días después porque en nuestras cabezas no ha desaparecido nuestro sentimiento detectivesco. Es algo curioso, nos ha marcado y perdura la esencia de Instacrime Casino dentro de cada uno de nosotros.

El tema de la rejugabilidad, como suele pasar en este tipo de juegos de investigación, es nula. Una vez que lo hemos disfrutado y conocemos su contenido y la resolución de la historia, no podremos volver a jugarlo. Lo parte positiva en este aspecto que tienen los juegos Instacrime es que no dañamos ninguno de sus componentes y podremos dejárselo a otro grupo de amigos o intercambiarlo por otro para poder resolver un nuevo caso.  Es interesante cuando conoces al otro grupo al que se lo has dejado y, una vez que lo juegan, intercambiáis impresiones sobre las teorías que habéis formulado mientras se jugaba.

Si nos paramos a analizar su escalabilidad, podemos decir que es más disfrutable cuantos más jugadores seamos a la mesa porque más ideas aportaremos entre todos. De igual manera, se puede jugar a partir de 2 jugadores y será una experiencia agradable ya que de este modo todo lo que se nos vaya ocurriendo según analizamos las 12 imágenes se propondrá de manera más ordenada e hilaremos ideas más fácilmente. Creemos que lo ideal es jugarlo a 4, 5 o 6 si es posible y de ese modo la interacción en este juego que se basa en la comunicación, será muy alta porque todos participarán aportando ideas sobre lo que ven en las fotos que les han tocado e intentando unirlo a lo que dicen en alto sus compañeros sobre las suyas.

A veces nuestra teoría puede parecer la correcta y haremos presión para convencer a los demás pero lo ideal perfecto será escuchar bien todo lo que dicen los demás porque todo visto desde otro punto de vista puede tener también bastante sentido.

En resumen, en Instacrime Casino veremos que las imágenes valen más que mil palabras y que la comunicación en los juegos cooperativos es un pilar fundamental ya que compartiendo la máxima información posible conseguiremos resolver este caso. En formato sencillo y con un rato de juego muy dinámico, este juego de deducción puede ser jugado por cualquier perfil de jugador y disfrutado con la familia o entre amigos.

Compra Instacrime: Casino en Zacatrus!

Compra Instacrime: Casino en Amazon

GDM Games- Juego de fotografías, Multicolor (GDM2111)
  • Juego de investigación basado en fotografías donde los jugadores deberán describir sus pistas
  • Número de jugadores: De 2 a 6
  • Alta calidad
  • Brand: GDM Games (GDMG6)

 

 

Última actualización el 2022-11-29 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.