Menú Cerrar

Pocket Detective Temporada 1

Los casos de Pocket Detective Temporada 1 son juegos de cartas cooperativos de deducción que nos pondrán a prueba para resolver los casos que nos proponen.

Entre todos deberemos reunir pistas, interrogar a los posibles sospechosos, retener o arrestar a algunos de ellos y finalmente, hacer encajar las piezas del rompecabezas para resolver el misterioso caso.

Así se nos presenta ésta saga de juegos detectivescos editados por Lavka Games y en España por Gen X Games cuyo autor es Yury Yamshchikov.

Antes de que sigáis leyendo, queremos aseguraros que no haremos spoilers sobre nada de la información relevante a la que deberéis enfrentaros. Solamente hablaremos de los casos haciendo una introducción para conocer su temática.

Ficha

¿Cuál es su contenido?

¿De qué trata?

En la serie de juegos de mesa Pocket Detective, los jugadores deberán investigar diferentes casos enredados e historias misteriosas.

Mediante pistas, seguirán una línea de investigación u otra según las decisiones que tomen y deberán finalmente cotejar toda esa información para resolver con éxito el caso.

En cada turno, iremos eligiendo una de las cartas disponibles que pueden representar una pista, una localización, interrogatorio de testigos, acción especial, arresto de un sospechoso… múltiples opciones pero teniendo claro que el objetivo será resolver el caso en un número mínimo de turnos.

¿Cómo se juega?

Cuando abrimos la caja del juego vemos que no cuenta con un manual como estamos acostumbrados en muchos otros juegos y es que iremos viendo que las propias cartas son explicativas e introductorias (sobre todo las primeras) y nos cuentan todos los pasos que debemos seguir para ir avanzando en el juego.

El objetivo del juego consiste en resolver el caso propuesto utilizando el menor número de cartas posible. Durante la partida veremos que los diferentes mazos de cartas que hemos dispuesto sobre la mesa tienen cartas desbloqueables que incluyen símbolos de reloj, símbolos de emoticono enfadado o símbolos de estrellita de sheriff.

Iremos levantando y leyendo cartas pero cuando utilicemos y desbloqueemos cartas con cualquiera de estos dos símbolos, deberemos dejarlas a la vista, aparte, para poder saber el tiempo que llevamos consumido, es decir, el número de relojes total.

El juego indica que para conseguir toda la información relevante e importante del caso deberemos haber consumido al menos 10 unidades de tiempo, es decir, 10 relojes o más de los que vienen dibujados en las cartas. Nos viene indicado también que los mejores resultados los tendremos si hemos utilizado solo unos 15 relojes. ¡Hay que ser unos máquinas deduciendo! Como podemos ver, hay cartas que tienen más de un icono de reloj por lo que algunas sumarán más de lo esperado.

Respecto al emoticono de enfado, nos indicarán que ese símbolo hace referencia a la tensión acumulada mientras resolvemos el caso y, si nos equivocamos cuando señalemos al culpable del crimen, estos iconos supondrán una penalización para nosotros y nos restarán puntos de la puntuación final.

El símbolo de estrellita de sheriff nos servirá para si vamos descubriendo pistas y somos algo atrevidos haciéndolo, la policía andará cerca y en algunas ocasiones nos puede pillar en plena acción entorpeciendo su trabajo.

Según se desarrolla la partida, al ser un juego cooperativo, deberemos ir hablando sin problema sobre nuestras sospechas, abriendo nuevas líneas de investigación según conocemos más a las personas implicadas, dando ideas de quién creemos que es el culpable de lo sucedido y, en el momento en el que queramos resolver, el mismo juego nos indicará como terminar la aventura y cómo contabilizar los puntos obtenidos para valorar nuestro trabajo de investigación.

Nos harán un resumen de todo lo sucedido contando qué sucedió en el lugar de los hechos y cómo todas las partes implicadas fueron reaccionando y actuaron ante lo acontecido. Gracias a esto nos resolverán posibles dudas que habíamos dejado en el aire y nos darán la razón en otros puntos que seguramente hayamos adivinado.

Pocket Detective Temporada 1 Caso 1

En este primer caso de la serie Pocket Detective nos encontramos con el cadáver de Victor Crow, que trabaja en la universidad. La puerta de su despacho estaba entreabierta y deberemos investigar qué ha sucedido.

La primera carta numerada como empieza dándonos una breve explicación y nos guiará a través de las cartas introductorias al caso y nos indicará la disposición que debemos hacer sobre la mesa del mazo de juego.

Una vez que tengamos colocadas todas las cartas como indica la imagen de la carta explicativa, podemos darles la vuelta, de una en una, a las primeras cartas que vemos que son claramente diferentes a las que hemos dispuesto en mazos sobre la mesa. En todas ellas encontramos más detalles sobre el caso y ellas mismas nos desbloquearán nuevas cartas para obtener más información y seguir avanzando.

Pocket Detective Temporada 1 Caso 2

En el segundo caso de la serie Pocket Detective nos encontramos con un suceso de investigación periodística mientras acudimos a realizar un reportaje a un festival local de un pequeño pueblo.

Los jugadores actuaremos como reporteros y gracias a nuestra intuición y las pistas que iremos desvelando, podremos poner en común nuestras ideas y decidir según tomamos unas decisiones y otras, resolver el misterio que nos propone éste nuevo caso.

De nuevo, deberemos ser capaces de hacerlo con rapidez y destreza para que no nos pille husmeando la policía.

¿Cuál es nuestra valoración?

Pocket Detective es una nueva línea de juegos de investigación y deducción que se nos presenta con dos casos muy interesantes a los que deberemos enfrentarnos en solitario o en grupo de manera cooperativa para encontrar al culpable y resolver el caso utilizando las mínimas pistas posibles.

Como ya hemos comentado antes, puedes seguir leyendo esta reseña ya que no vamos a hacer comentarios sobre ninguna de las pistas que aparecen en estos casos de investigación y no habrá ningún spoiler sobre ellos que te haga tener más información de la que el juego, antes de jugarlo, nos otorga.

Estos juegos nos vienen en una caja pequeña y manejable de tonos grises y una escena del caso en su portada. En la parte superior, sujeto con un clip tenemos el título del juego y a su lado el número de temporada y de caso al que nos enfrentaremos.

A diferencia de casi todos los juegos, sus cajas se abren levantando la tapa sin llegar a separarla y en su interior nos encontramos un mazo de cartas de tamaño grande, precintadas. No tenemos hoja de instrucciones porque serán las propias cartas las que nos indiquen los pasos a seguir. Su dependencia del idioma es absoluta porque en todas las cartas viene bastante texto ya que en ello se basa el juego.

El tamaño que tienen estas cartas es bastante bueno y sus textos se leen con facilidad. Las primeras serán instrucciones e introducción a la escena del crimen pero en todas las demás, que colocaremos en diferentes mazos en nuestra mesa, tenemos en el anverso una ilustración y en su reverso el texto que deberemos ir leyendo para obtener las pistas y avanzar hacia nuestro objetivo. Todas ellas vienen perfectamente ordenadas y numeradas con una letra y un número en su parte superior derecha para que aunque se descolocaran, podamos recomponer el orden rápidamente.

Además, según las vamos jugando y volteando, para que no haya confusión, por detrás junto a esa numeración en algunas han añadido una «r» para indicar que es el reverso. Eso es un punto positivo que nos ha gustado bastante.

Como decíamos, las primeras cartas del mazo, además de advertirnos que no seamos ansiosos y vayamos siguiendo los pasos que nos indican sin adelantarnos en nada para que no se nos desvele más información de la necesaria antes de tiempo, sirven como instrucciones.

Empiezan explicando las mecánicas del juego para familiarizarnos con el orden de turnos, con el volteo de las cartas y con los símbolos de reloj, el emoticono de enfado o la estrellita de sheriff que iremos viendo en algunas de ellas.

También, en las primeras cartas, además de situarnos en la escena del crimen, nos indican cómo colocar los diferentes mazos de cartas sobre la mesa de juego para que tengamos un orden correcto a la hora de ir avanzando en el caso. Nos ha gustado que todo queda ordenado y, al estar marcadas con letras y números, no hay lugar a confusión en este aspecto.

El modo de juego es muy sencillo de entender y la curva de aprendizaje es baja por lo que enseguida estaremos inmersos en la historia para descubrir quien ha sido el culpable de lo sucedido.

Nos ha gustado mucho el hecho de que habla y cuenta detalles sobre todas personas implicadas y sobre todo lo que va sucediendo para que tu mente no saque conclusiones precipitadas desde el principio y siempre se note esa duda entre al menos dos de ellos en el aire.

Está muy bien conseguida la mecánica de poder ir tomando decisiones en base a lo que vamos descubriendo pero a la vez jugar contra el tiempo y no querer utilizar demasiadas cartas con relojes para que luego la puntuación final no se vea mermada.

La idea de los emoticonos de tensión por si la liamos y nos precipitamos a la hora de resolver, también es un punto diferenciador en estos casos de deducción. De todas maneras, no debemos precipitarnos a la hora de resolver porque veamos que los relojes siguen apareciendo y que nuestra suma total supera los 10 relojes. Hay que pensar bien y revelar tantas pistas como necesitemos para sacar conclusiones fiables.

El símbolo de la estrellita de sheriff que aparece en el caso 2 nos hará tentar a la suerte y que, cuando vayamos investigando como buenos reporteros que somos, la policía nos pueda pillar con las mano en la masa mientras tocamos algunas pruebas en la escena de los hechos o nos entrometemos más de lo que debiéramos cuando intentamos conseguir información adicional.

Deberemos ir creándonos una idea y atando cabos entre todos en base a lo descubierto para, cuando tengamos una hipótesis final y creamos saber quién es el culpable, ir a las cartas en las que podremos resolver el caso.

En estos dos casos, a diferencia de en otros en los que tienes que responder varias preguntas que te plantean para terminar el juego, deberás presentar directamente a un culpable y será ahí cuando veas si estabas en lo cierto. Lo bueno es que si fallas o incluso si tuvo alguna ayuda, podrás volver a la carta de resolución inicial para complementar tu hipótesis.

Como hemos podido ver, estos juegos pueden disfrutarse en solitario o bien siendo hasta 6 jugadores. Sin duda son una buena opción para retarnos a nosotros mismos y sentarnos frente al caso para intentar resolverlo con todas nuestra capacidades pero a más jugadores es igualmente disfrutable.

Bien es cierto que cuantos más jugadores seamos, más ideas o más conclusiones pueden aparecer porque esta saga de juegos escala bien a cualquier número de personas pero si es cierto que al llegar a su límite, 6, puede aparecer el caos en alguna ocasión por lo que hay que mantener el orden y el control entre todos. Al ser cooperativo, todos tendremos que colaborar, exponer nuestras ideas, compartir nuestra decisión de elegir uno u otro rumbo de investigación para, al final, llegar a un consenso en nuestra acusación a la hora de resolver.

Como habéis podido suponer, su rejugabilidad es nula. Una vez lo conoces y lo resuelves, no podrás volver a jugarlo porque ya sabes el resultado final y no tendría sentido volver a sacarlo a mesa. Pero esto no es un problema porque hay muchas opciones para poder seguir dándole vida. Por ejemplo podemos dejárselo a otro grupo de amigos para que lo disfruten y después comentar vuestras partidas comparando vuestras conclusiones, intercambiarlo por otro de la misma saga o de otras colecciones de juegos de este tipo, venderlo para recuperar parte del dinero y poder invertirlo en otro que te dará otro rato de diversión…

Ya debes ser tú el que decidas cómo seguir dándole uso ya que sus materiales no se deterioran tras la partida y ninguna de las cartas quedará marcada o escrita. Seguirá igual que cuando lo compraste pero desprecintado y eso es una gran ventaja.

Ahora en el mercado ha crecido la variedad de juegos de éste tipo en los que tenemos que aventurarnos a resolver un caso consiguiendo pistas y haciendo nuestros propios puzzles mentales según descubrimos cartas con lugares, personajes o sucesos relacionados con la línea de investigación principal que nos han planteado.  Si además de con Pocket Detective queréis probar otros juegos parecidos os recomendamos Sherlock, Instacrime o cualquiera de éstos tipo Escape Room.

Aunque la mayoría de estos juegos solo los podremos disfrutar durante aproximadamente una hora, nos otorgan experiencias irrepetibles y nos hacen, en solitario o en grupo, enfrentarnos a acertijos y poner a prueba nuestras dotes de investigación.

Es algo que nos gusta mucho y que recomendamos encarecidamente probar ya que, cuando conoces y resuelves un caso luego te pasas unos días dando vueltas a las ideas que has ido descubriendo y como algunas pistas falsas te hicieron despistarte. Seguro que querrás repetir la experiencia con un suceso nuevo.

Por resumir, los casos de Pocket Detective se entienden rápido y están bien planteados ya que tienen una profundidad suficiente mostrándonos sospechosos, lugares y hechos tan variados que no será fácil resolverlos con pocas pistas. Ponen a prueba nuestras dotes de investigación para que no vayamos demasiado rápido resolviendo sus casos y disfrutemos de unas partidas ágiles, divertidas y con mucha intriga según levantamos cartas.

Compra Pocket Detective Temporada 1 Caso 1 en Zacatrus!

Consigue Pocket Detective Temporada 1 Caso 2 en Zacatrus!

Compra Pocket Detective Temporada 1 Caso 1 en Amazon

Compra Pocket Detective Temporada 1 Caso 2 en Amazon

 

 

Última actualización el 2022-06-29 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.