Menú Cerrar

Asesinato en la Mansión Cthulhu

Tras realizar una sesión de espiritismo en una antigua mansión, la médium encargada de establecer contacto con el más allá, quien dice ser descendiente de brujas, aparece muerta en el sótano del edificio. Los sospechosos del asesinato son los participantes en la reunión: un profesor universitario, una pintora, el chófer de la casa, el señor de la mansión y otros cinco asistentes. ¿Tendrán algo que ver las extrañas leyendas acerca de monstruos capaces de controlar al ser humano que aún se transmiten en la región?

Así de potente y enigmático se presenta Asesinato en la Mansión Cthulhu, un juego de mesa que se clasifica como murder mystery y que ha sido creado por Ryo Kawakami y que nos trae la editorial GDM a España en perfecto castellano.

Ficha

¿Cuál es su contenido?

  • 9 libretos de ambientación
  • 36 fichas de investigación
  • 60 cartas
    • 36 de habitación de personaje
    • 14 de habitación del servicio
    • 3 de sótano
    • 3 de torre
    • 2 de pista especial
    • 2 de advertencia
  • 1 sobre de resolución
  • 1 reglamento

¿De qué trata?

Asesinato en la Mansión Cthulhu es un murder mystery, es decir, es un juego de mesa en el que cada jugador interpreta el papel de un personaje con la doble finalidad de esclarecer un misterio y alcanzar simultáneamente sus propios objetivos. La investigación, las negociaciones con el resto del reparto y el intercambio de información son piezas fundamentales para resolver el crimen, pero no hay que olvidar que el asesino es uno de los personajes que encarnará alguno de los jugadores.

¿Cómo se juega?

Conceptos básicos

El juego ofrece a cada jugador la posibilidad de ponerse en la piel de uno de los personajes que participan en la trama, que se desarrollará investigando las habitaciones de la mansión y entablando conversaciones con el resto del reparto para recabar información. El asesino debe procurar que los investigadores no descubran su identidad, mientras que sus compañeros de partida deben hacer lo posible para identificarlo. Simultáneamente, cada jugador dispone asimismo de varios objetivos a pequeña escala que debe tratar de cumplir.

Libreto de ambientación

Cada personaje de la historia tiene su propio libreto. En la portada de cada uno aparece la información pública de cada personaje, es decir, todos los jugadores la pueden conocer. Por el contrario, la información que se encuentra en el interior es totalmente secreta y solo el jugador que encarna el personaje puede leerla y conocerla antes de empezar a jugar. Aquí es donde se encuentran los secretos que oculta el personaje y los objetivos que tiene en la partida.

Cartas de habitación

Estas cartas representan los objetos que cada uno de los personajes guardan en su habitación y que podrán ser obtenidas por el resto de jugadores gastando una ficha de investigación.

Preparación

  1. Colocad los libretos de ambientación de cada personaje, las cartas y los marcadores encima de la mesa al alcance de todos los jugadores tal y como se indica en la imagen de las instrucciones.
  2. Un jugador deberá leer en voz alta el fragmento que viene escrito en el manual de instrucciones que cuenta la historia de los acontecimientos y pone en contexto a los jugadores.
  3. Los jugadores deberán elegir a uno de los personajes que quieran interpretar y coge su libreto de ambientación y las cartas de habitación correspondientes.
  4. Cada jugador deberá leer con atención y en secreto, tanto su libreto de personaje como sus cartas.
  5. Una vez leídos, los jugadores deberán quedarse con el libreto, pero devolver las cartas de habitación al lugar que ocupaban en la mesa.
  6. Cada jugador recibe cuatro fichas de investigación.
  7. En el caso de que en la partida solo jueguen 7 u 8 jugadores, hay uno o dos personajes que actuarán como Personajes No Jugador (PNJ). Están indicados en el manual exactamente cuáles son.

Desarrollo

La partida se desarrolla con la siguiente estructura y un tiempo determinado para cada fase:

  1. Inicio
  2. Primera fase de investigación (20 minutos)
  3. Primera fase de deducción (1 minuto por jugador)
  4. Segunda fase de investigación (30 minutos)
  5. Segunda fase de deducción (2 minutos por jugador)
  6. Fase de votación
  7. Fase de acción
  8. Resolución

1. Inicio

En esta primera fase de la partida, los personajes deberán presentarse al resto de jugadores utilizando la información pública que contiene su libreto de ambientación.

2. Primera fase de investigación

Los jugadores deberán hablar, tanto en público como en privado, con el resto de los jugadores con el objetivo de recabar y proporcionar la información que les pueda ser útil para poder conseguir sus objetivos particulares y conseguir descubrir la identidad del asesino de la médium. Obviamente, por el contrario, el asesino real deberá tener cuidado con la información que revela y hacer todo lo posible para no ser declarado culpable.
Los jugadores, de hecho, podrán mentir cuanto quieran, salvo en una cosa. Es obligatorio decir la verdad cuando se les pregunte por el número de cartas que poseen de cada habitación.

Las cartas

En esta fase, además, cada jugador puede gastar sus cuatro fichas de investigación con las que comienza. Deberá gastar una de ellas para robar y leer una de las cartas que representan los objetos o fragmentos de información que se encuentran en alguna de las estancias de la mansión. La única restricción que hay al respecto, es que un jugador no puede robar una de las cartas de su propia habitación ni las cartas de la habitación del servicio que hablen de sí mismos.

Hay dos tipos de cartas especiales: las cartas de pista especial y las de torre. Para poder robar alguna de estas cartas, el jugador deberá cumplir con ciertas condiciones antes de poder hacerlo.

Alguna de las cartas pedirá que el jugador esté en posesión de cierto objeto, contar con alguna habilidad o tener una fuerza total superior a cierto valor. Para calcular la fuerza de un personaje, deberá sumar su fuerza base y la fuerza de los objetos que tiene en posesión. En estos casos, es posible aliarse con otros jugadores para poder cumplir dicha condición, pero una vez que consigan la carta, deberán ponerse de acuerdo para ver quién se queda con la carta conseguida. Si no hay acuerdo, la carta se devuelve al lugar del que se ha robado.

Los jugadores, si lo desean, podrán mostrar el contenido de sus cartas a otros jugadores en secreto, así como entregar, recibir o intercambiar cartas y marcadores de investigación.

3. Primera fase de deducción

En esta fase, cada jugador, de forma individual, tendrá un minuto para exponer sus teorías y compartir su hipótesis acerca de la identidad del asesino teniendo en cuenta que no está permitido, en este momento, mostrar el contenido de las cartas a otros jugadores, pero si podrá explicarlas de forma oral o incluso mentir al respecto.

4. Segunda fase de investigación

Una vez que todos los jugadores han expuesto sus teorías, volverán a recibir cuatro fichas de investigación y comenzará una nueva fase de investigación. En el caso de que haya jugadores PNJ en la partida, todas las cartas de sus habitaciones que aún se encuentren allí, se pondrán bocarriba a la vista de todos pudiéndose robar pagando su coste.

Esta fase es exactamente igual que la primera fase de investigación, es decir, deberán hablar, en público o en privado, intentando conseguir la información que desean. Incluso ahora los jugadores podrán volver a entrar en una de las habitaciones que entraron en la primera fase.

5. Segunda fase de deducción

Ahora, cada jugador dispone de dos minutos para exponer su teoría.

Una vez que todos los jugadores la hayan expuesto, todos disponen del tiempo necesario para discutir entre todos las hipótesis que se han ofrecido.

6. Fase de votación

Cuando todos los jugadores estén preparados, y a la cuenta de tres, deberán señalar al personaje que crean que ha matado a la médium. Ningún jugador podrá señalarse a sí mismo y se podrá señalar al libreto de ambientación de algún jugador PNJ, en el caso de que lo hubiera.

El personaje que más votos haya obtenido, es capturado como culpable y el jugador que le ha dado vida se retira de la partida. En caso de empate, el resto de los personajes vuelve a votar para decidir entre los empatados. Si no se resuelve el empate, todos los jugadores con más votos serán declarados culpables.

7. Fase de acción

Cada personaje, a excepción de los capturados, puede realizar una acción particular cuyos efectos se describen en su libreto de ambientación. Contamos otra vez hasta tres y todos los jugadores que aún estén en la partida deberán señalar al personaje o lugar que se convierte en el objetivo de la acción. En esta ocasión, sí es posible señalarse a uno mismo o incluso al personaje que haya sido declarado culpable.

Estas acciones se irán resolviendo en función del orden de acción que tiene asignado cada personaje en su libreto de ambientación. En los casos en los que la acción implique una condición relacionada con la fuerza, deberá compararse la del sujeto y el objeto de la acción. Si hay empate, la acción no genera efectos.

8. Resolución

En esta última fase, el personaje en cuyo libreto de ambientación así lo indique, deberá leer la resolución del caso. A continuación, revelará sus objetivos, sus puntos de victoria y sus secretos. Cuando haya terminado, el siguiente jugador en sentido horario expondrá exactamente la misma información y así hasta que todos los jugadores lo hayan realizado.

El jugador que más puntos de victoria haya obtenido será el ganador. En caso de empate, los jugadores empatados se considerarán ganadores.

¿Cuál es nuestra valoración?

Asesinato en la mansión Cthulhu es un juego de deducción que se encuadra como un murder mystery, un género que da un giro a este tipo de juegos y que consiste en dar vida a uno de los personajes de la historia para intentar conseguir sus objetivos secretos mientras el resto de jugadores tendrá que hacer lo propio con sus personajes. Sin duda, un género que empieza a tener muchos adeptos.

Con respecto a su aspecto visual y su temática, el juego no podía estar más acertado incluyendo a Lovecraft y sus mitos para dar vida a una historia de misterio y asesinatos. En el fondo, el contexto de la historia es sencillo y es que, tras realizar una sesión de espiritismo en una antigua mansión, la médium encargada de establecer contacto con el más allá, aparece muerta y el culpable se esconde entre los participantes de tan siniestra reunión.

Con esta introducción ya te dan ganas de jugar pero, además, al ver el nombre de Cthulhu en la portada, miles de fanes de este universo serán atraídos y no es para menos. Lovecraft supo construir un universo mitológico casi a la altura de los universos Marvel, El señor de los anillos o Starwars, con muchos adeptos por todo el mundo que disfrutan de sus relatos de terror y ciencia ficción.

En cuanto a componentes, es cierto que no es un juego que necesite mucho material para poder jugarlo. De hecho, una de las virtudes de este tipo de juegos es que no requieren casi preparación previa y tienen unas reglas muy sencillas, por lo que es perfecto para amenizar una reunión de amigos que disfruten resolviendo misterios.

Viene en una caja relativamente grande en verde y blanco y con un aspecto ciertamente misterioso. Dentro de la caja nos encontramos con todos los libretos de cada uno de los personajes, con el mazo de cartas que usaremos para representar los diferentes objetos y pistas de la trama y con unas pequeñas fichas verdes de investigación que permiten a los jugadores inspeccionar las estancias de la mansión, además del pequeño manual de instrucciones y de la resolución de la historia.

En relación con sus mecánicas, con Asesinato en la mansión Cthulhu nos encontramos, como decíamos, ante un tipo de juegos llamado: murder mystery. En el fondo, son juegos de deducción, que tan habituales se están volviendo en el mercado, pero con una vuelta de tuerca. Los jugadores no solo deberán intentar resolver el misterio que plantea el juego sino que, además, cada jugador deberá representar el papel de uno de los personajes de la historia con sus propios secretos y sus propios objetivos que deberá intentar conseguir a la vez que resuelve el caso.

Sin duda alguna, es un juego que pondrá a relucir las capacidades deductivas de los jugadores pero también las interpretativas como si de un actor o actriz se tratase. De hecho, bien se podría hacer una película con todo este material.

La partida se estructura en diferentes fases. La primera consiste básicamente en compartir la información pública de cada uno de los personajes. Ésta información es la que se encuentra en la portada de cada libreto de ambientación y que pueden ver todos los jugadores en cualquier momento y permite poner en contexto al personaje y comprender quién es así como algún detalle que puede ser relevante para la historia.

Una vez que se ha compartido ésta información, comienza la primera fase de deducción. En ésta fase es cuando los jugadores deberán hablar entre ellos para poder recabar y compartir la información que crean conveniente para conseguir, no solo resolver el crimen, sino conseguir sus propios objetivos. Estos objetivos se encuentran en la parte interna del libreto de ambientación de cada personaje y son secretos. En ellos se describe la realidad del personaje, sus motivaciones y, lo más importante, cómo van a obtener los puntos de victoria. Esto es una de las cosas más interesantes y más emocionante de este juego ya que, y a pesar de, que muchos de los personajes quieren resolver el asesinato, todos los personajes obtendrán más o menos puntos de victoria en función de si consiguen o no los objetivos que tienen marcados.

Por este motivo, los jugadores deberán pensar y decidir qué información desean compartir, y cual no, ya que podría haber personas cuya victoria dependa de evitar la suya. Pero también es muy importante ser conscientes que si solo te limitas a escuchar y ocultar información, te será difícil que puedas colaborar con algún otro jugador que a lo mejor comparte, o no, parte de tus intereses y objetivos. Es por ello que, en esta fase de deducción, una buena idea consiste en intentar identificar a los personajes que no supongan una amenaza aunque conozcan ciertos detalles y poder establecer alianzas con ellos.

Además de hablar, tanto en público como en privado, ya que los jugadores podrán apartarse o incluso escribirse por móvil en secreto, los jugadores disponen de cuatro fichas de investigación. Éstas fichas permiten obtener diferentes cartas de las habitaciones de otros personajes y ver los objetos que esconden allí para intentar esclarecer sus intereses y conseguir tus objetivos.

Una vez que acaba esta fase, comienza la fase de deducción donde cada jugador dispone de un minuto para exponer su teoría, que bien podría ser verdad, bien podría ser mentira, pero es el momento de compartir todas las hipótesis y ver lo que el resto de personajes ha querido contar.

Con ésta información, comienza un bloque casi idéntico al anterior, es decir, una nueva fase de investigación donde los personajes deberán seguir buscando y encontrando lo que necesitan y una nueva fase de deducción en la que ahora todos los jugadores disponen de dos minutos para exponer su tesis final y convencer al resto de jugadores de que tu hipótesis es verdadera y la más cercana a la realidad de lo ocurrido.

Después de la segunda fase de deducción, viene la fase de votación. A la cuenta de tres, todos los jugadores tienen que señalar, a la vez, a la persona que representa al personaje que creen que ha sido el asesino de la médium. Sea o no sea el culpable verdadero, la persona que ha recibido más votos dejará de jugar porque habrá sido condenada, y por tanto capturada, por decisión de la mayoría del resto de personajes.

La penúltima fase es la de las acciones. En esta fase todos los jugadores a la vez, a la cuenta de tres, deberán señalar a algún personaje o algún lugar y, siguiendo el orden de turno establecido en el interior de los libretos de ambientación, los jugadores deberán ir resolviendo sobre el personaje o lugar señalado la acción que tienen disponible. Obviamente sin entrar en spoilers, éstas acciones serán decisivas para la consecución, o no, de los diferentes objetivos secretos que tiene cada personaje.

Una vez que se hayan resuelto todas las acciones, no queda más que leer la resolución de la historia en función de los acontecimientos para ver cómo acaba esta historia y ver quién o quiénes han conseguido la victoria. Aunque es importante destacar que el ganador se decide por el número de puntos de victoria obtenidos, el objetivo del juego es que los participantes cuenten una historia entre todos y se lo pasen bien. Al final, es como estar en una película donde cada jugador interpreta un papel y lo viva. De hecho, disfrutaréis más de la partida si, en lugar de obcecaros con ganar, os sumergís en la historia como sus protagonistas.

Es cierto que ayuda mucho a disfrutar y vivir de mejor forma esta experiencia el hecho de que las personas que participen en el juego sean proactivas, dispuestas, extrovertidas y quieran participar en una aventura de este tipo. Lógicamente, si las personas con las que jugamos no tienen este espíritu animado por este tipo de juegos, quizás la vivencia se resienta un poco.

Con respecto a su escalabilidad, Asesinato en la mansión Cthulhu es un juego enfocado para un grupo grande. De hecho, está diseñado para que cada uno de los nueve personajes de la historia sea encarnado por uno de los jugadores y por tanto, su escalabilidad perfecta es nueve.

Si bien es cierto que lo ideal sería ser un grupo exactamente de esa cifra, el juego te permite un poco de flexibilidad y que puedan jugar 7 u 8 personas utilizando a uno o dos personajes como PNJs, expresión muy común en los videojuegos y que significa «personaje no jugador» que sirve para indicar que son personajes que no están controlados por ningún jugador. Estos personajes ya están decididos por el propio juego y puede parecer que, si no necesitan que ningún jugador los encarne, son personajes que no tienen mucha trascendencia en la historia y no podríamos estar más equivocados. Todos los personajes tienen una importancia vital.

Con respecto a su rejugabilidad, lógicamente debemos decir que, al tratarse de un juego de deducción y de encontrar al asesino, una vez que los participantes lo han jugado una vez y descubren toda la trama y todos los secretos que esconde cada personaje, no tiene mucho sentido volverlo a jugar.

No son pocas las veces en las que, una vez que lo hemos jugado, desearíamos chasquear los dedos para borrar de nuestra mente toda la historia para poder volverlo a jugar pero representando ahora a cualquiera de los otros personajes para ver cómo seríamos capaces de desenvolvernos con sus secretos y si llegaríamos a buen puerto o no. De hecho, una vez que se acaba la partida, seguro que las conversaciones siguientes estarán relacionadas con la fantasía de qué hubiera hecho cada uno con otros personajes y a toro pasado.

La parte positiva es que no es un juego legacy ni un juego de los que hay que romper, doblar o estropear componentes, por lo que perfectamente puede ser prestado o intercambiado. Incluso podríamos ejercer de maestro de ceremonias con otro grupo, para ver cómo se comportan otras personas cuando encarnan a los personajes y ver los derroteros por donde se piensan que va la trama de la historia y ver cómo cada uno intenta barrer para su terreno mientras le miras con la sonrisilla de que sabes lo que está tramando.

Como vemos, y para concluir, debes saber que, si eres una de las personas a las que le gustan los juegos de deducción, interpretar a personajes y que tienes un grupo para poder jugarlo, no deberías tener dudas en comprar este Asesinato en la mansión Cthulhu ya que te va a traer unos recuerdos memorables disfrutando de una experiencia única que, aunque de un solo uso, te dejará a tí y al resto de participantes, con ganas de más.

Compra Asesinato en la Mansión Cthulhu en Zacatrus!

Compra Asesinato en la Mansión Cthulhu en Amazon

Última actualización el 2022-11-29 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.