Menú Cerrar

Diceland y su expansión Europa

Diceland es una carrera de velocidad. No es necesario hacer cálculos; no hay puntos de victoria.

Gana el primer jugador que obtenga nueve casillas comodín ¡Suspense y emoción garantizados!

Así se nos presenta éste juego de dados creado por Andreas SpiesReinhard Staupe y que nos trae la editorial NSV junto a una expansión llamada Diceland Europa en la que contamos con nuevos tableros con la silueta de diferentes países para seguir tachando más casillas de colores en terrenos europeos.

Ficha

¿Cuál es su contenido?

Diceland

  • 6 dados
  • 4 tableros
  • 4 rotuladores borrables
  • 1 reglamento multiidioma

Diceland Europa

  • 4 tableros
  • 1 reglamento multiidioma

¿De qué trata?

En Diceland y en su expansión Europa, tendremos ante nosotros un mapa con zonas hexagonales de colores que deberemos ir tachando en función de los resultados que nos muestren los dados.

Podremos relanzar si somos el jugador activo para conseguir ajustar mejor nuestro resultado pero todos los jugadores tacharán en cualquiera de los turnos que juguemos.

Tras conseguir tachar 9 de las las estrellas que hay repartidas por el tablero y uno de los colores por completo, haremos que la partida finalice y habremos conseguido ser el ganador.

¿Cómo se juega?

Empezamos repartiendo a cada jugador un tablero y un rotulador. Cada jugador podrá elegir con qué lado de su tablero jugar y el jugador inicial será elegido al azar.

Los tableros están divididos en dos partes:

  • En la superior vemos diferentes zonas de 6 colores diferentes (rojo, amarillo, verde, azul, naranja y gris) agrupadas de diferentes maneras y un recuadro blanco con una cruz que será la casilla de salida a partir de la que empezaremos a tachar.
    Deberemos tachar una zona de un color por completo antes de poder abrir una zona del mismo color y podemos decidir libremente la dirección hacia la que seguir.
    Las zonas de color negro son obstáculos que no podremos tachar y que habrá que ir sorteando.
  • En la inferior tenemos una barra para ir marcando nuestros progresos de condición de victoria: El haber conseguido tachar por completo un color y el número de comodines que llevamos obtenidos.

Ese primer jugador que será el primer jugador activo, cogerá los 6 dados y podremos empezar.

El jugador activo, en cada turno, tendrá que cumplir dos fases: Lanzar los dados y tachar casillas en su tablero. Los demás jugadores podrán también tachar según lo que vamos a ver a continuación.

Fase 1: Lanzar los dados

El jugador activo coge los 6 dados y los tira una vez. Deberá escoger un color de los que hayan salido al tirar los dados ya que será el color que tache en la segunda fase.

Podremos agrupar los dados por colores para ver mejor los resultados y tras eso, el jugador activo deberá decidir si termina su jugada y sigue con la fase 2 o si quiere volver a tirar los dados que no sean del color elegido.

Después de volver a tirar los dados, pueden darse dos posibilidades:

  • Que al jugador activo no le haya salido ningún dado del color elegido en la tirada anterior por lo que deberá terminar aquí la fase 1.
  • Que le salgan uno o varios dados del color elegido. Deberá apartarlos con los de la primera tirada y puede volver a decidir si termina su jugada y sigue con la fase 2 o si quiere volver a tirar los dados de los colores no elegidos.

Podrá repetir lanzamiento todas las veces que quiera siempre que le salga al menos un dado del color elegido o si ya ha conseguido que los 6 dados sean de dicho color. Pasará a la fase 2.

Fase 2: Tachar casillas

Con todos los dados del color elegido en la fase 1, el jugador activo deberá tachar casillas de su tablero. Por cada dado deberá tachar una casilla de una zona de su tablero del mismo color no pudiendo tachar menos casillas que dados tenga.

Es ahora cuando participan los jugadores no activos y proceden a tachar casillas en sus tableros utilizando dados de uno de los otros colores no elegidos por el jugador activo.

Varios de los jugadores no activos podrán elegir el mismo color sin problema y si alguno no quiere tachar, puede no hacerlo.

Las casillas comodín

Durante la fase de tachado de casillas, puede darse el caso de que uno de nuestros espacios sea un comodín y deberemos decirlo en alto para que el resto de los jugadores esté al tanto.

Lo primero que haremos será marcar en la barra inferior una de las casillas correspondientes al color de dicho comodín y tras haber tachado sus casillas todos los jugadores, los que hayan conseguido un comodín tendrán una tirada adicional.

Dicha tirada se producirá solamente con 5 dados ya que dejaremos uno delante del jugador que es el activo para que quede marcado. Elegirá uno de los colores que hayan salido en los dados, no pudiendo repetir tirada y tachará esas casillas adicionales en su tablero. Si no quiere, puede no tachar nada.

Podemos encadenar casillas comodín si en nuestra tirada extra hemos tachado otras estrella.

Tras completar las fases 1 y 2 con sus respectivos comodines si los hubiera, cambiaremos de jugador activo y repetiremos los mismos pasos para seguir tachando casillas en nuestros tableros.

Iremos diciendo en voz alta el número de comodines que vamos consiguiendo así como si hemos conseguido tachar todas las casillas de un mismo color y lo dejaremos reflejado todo en la barra de puntuación de la parte inferior de nuestro tablero.

Fin de la partida

La partida terminará en el momento en el que alguno de los jugadores consiga completar 9 casillas comodín así como haber conseguido tachar todas las casillas de un mismo color de su tablero. Tendremos ganador de esa partida de Diceland.

Puede darse el caso de que varios jugadores consigan estos objetivos a la vez y ambos serán proclamados ganadores.

En el caso de que un jugador consiga los objetivos de victoria gracias a una tirada comodín y haya más jugadores que deben lanzar los dados por haber conseguido comodines, ya no podrán hacerlo ya que la partida habría terminado.

Diceland Europa

Para jugar utilizando esta expansión simplemente tendremos que escoger alguno de sus nuevos tableros, que representan las siluetas de la geografía de 8 países de Europa con un símbolo que les representa a cada uno de ellos, y necesitaremos los dados y rotuladores del juego base.

No hay ningún cambio respecto a las reglas de juego sino que lo que cambia es la condición de victoria: para ganar deberemos tachar 5 de las casillas comodín además de todas las casillas de un mismo color.

¿Cuál es nuestra valoración?

Con Diceland y su expansión Diceland Europa estamos ante otro Roll & Write de la editorial de NSV que tanto nos gustan. En esta ocasión podemos decir, tras haberlo conocido a través de varias sesiones de juego, que nos proporciona partidas muy ágiles y dinámicas en las que iremos lanzando dados de colores para poder rellenar nuestro tablero lo antes posible y ser el primero en conseguir uno de los colores y los comodines necesarios.

Este juego nos viene presentado en una caja de tamaño mediano muy bajita, finita y manejable cuyo fondo es completamente blanco y en su portada vemos el título en letras grandes con degradado y una ilustración que hemos podido llegar a intuir que simula el mundo, un planeta,  pero en realidad no tiene un tema concreto en su juego base. En la expansión Diceland Europa ya si que tenemos esa temática de países Europeos ya que las siluetas de nuestros tableros serán diferentes ubicaciones del continente Europeo.

Al abrirla, no podemos pasar por alto el detalle de la tapa: por dentro viene forrada en fieltro para que podamos usarla como bandeja de dados al disfrutar del juego. Una ingeniosa idea muy sencilla de implementar que es un plus a la hora de jugar a juegos con dados ya que no tendremos que buscar otras bandejas o tapetes para poder tener superficie donde rodar los dados.

Después nuestra atención se irá al resto de componentes que vienen perfectamente cuadrados y colocados en la cuna: unos tableros a doble cara borrables muy coloridos, unos rotuladores de pizarra de marca y buena calidad y unos dados de madera blancos con colores en sus caras.

El uso de tableros borrables en vez de hojas de papel de usar y tirar, que es lo habitual en este tipo de juegos, es una de las novedades que más nos ha gustado ya que, además de estar cuidando el medio ambiente, nunca sucederá que se nos acabe el bloc de hojas y tendremos siempre el juego como si fuera la primera vez que lo abrimos. Bien es cierto que en Diceland, al ser tarjetas algo más grandes que una simple carta, tendremos que tener cuidado al marcar nuevas casillas ya que si apoyas la mano y no te das cuenta, podrás borrar sin querer alguna de las cruces anteriores.

Hubiéramos agradecido que viniera incluida una pequeña gamuza o tela para poder limpiar los tableros tras su uso pero podemos hacerlo con cualquier papel suave que tengamos a mano para dejarlos preparados para la próxima partida.

En la expansión Diceland Europa tendremos 4 nuevos tableros a doble cara para seguir disfrutando de nuevas partidas sobre tableros con casillas colocadas en diferente posición. Los países que encontraremos son Alemania, Holanda, Francia, España, Reino Unido, República Checa, Suiza y Hungría. Hará falta que utilicemos los rotuladores y dados del juego base. Está perfectamente pensada porque podremos guardarla dentro del interior de la caja base para tener todos los componentes juntos.

Su curva de aprendizaje es sencilla y no tiene dependencia del idioma porque en ninguno de sus componentes encontramos texto. Deberemos tener una superficie para jugarlo ya que deberemos ir tachando en nuestros tableros nuestro avance tras tirar los dados.

Como hemos visto, con Diceland estamos en una carrera contra los otros jugadores. Tras repartir los materiales y decidir quién será el primer jugador activo, podremos empezar a luchar por la primera posición.

Desde el primer momento, aunque haya un jugador encargado de lanzar los dados y tomar sus propias decisiones respecto a los resultados, todos los jugadores serán participes y podrán tachar casillas en sus tableros desde el turno 1.

El primer jugador lanzará los dados y comprobará qué colores han salido en sus resultados. Deberá decidir qué color de los resultantes es a por el que va y, si quiere, lanzar el resto de dados de otros colores para tener nuevos resultados. Puede que nos salga la muestra del color de dados elegido, los sumaremos para poder utilizarlos y repetiremos tirada hasta que o no nos salgan más dados de nuestro color o ya hayamos conseguido que todos lo sean.

Debemos saber que el azar aquí está presente en todo momento y a veces, por querer tener más dados de nuestro color, nos ha pasado que han salido más de los deseados y al final no hemos podido tachar nada en esa ronda. A veces hay que arriesgar pero otras hay que ser conservador para no perder un turno que puede ser muy valioso.

Cuando se dejen unos resultados definitivos es donde entran a participar los jugadores que no han lanzado ya que deberán tachar, si quieren y pueden, casillas de uno de los colores no elegidos por el jugador activo. Lo bueno es que varios de los pasivos podremos elegir el mismo color y eso hace que las oportunidades de avance sean mayores.

Todos, sin excepción, deberemos tachar en zonas de colores ya empezadas antes de empezar una zona del mismo color en nuestra tarjeta.

Sin duda hay que saber decidir qué color elegir y ver por donde nos estamos moviendo en nuestro tablero para poder tachar siempre que tengamos la oportunidad una casilla con estrella, los ansiados comodines que nos darán lanzamientos adicionales que solo podremos utilizar nosotros.

Es algo que nos ha gustado mucho y que añade una ventaja muy buena y es un premio doble: consigues avanzar mucho más en tu tablero pero además estaremos más cerca de conseguir el objetivo para hacernos con la victoria. Hay que tener en cuenta aquí que la tirada adicional se hace solamente usando 5 de los 6 dados y solamente podemos lanzarlos en este tipo de tirada, una vez. Lo que salga, tacharemos si podemos para sumar casillas con cruces.

Otro punto positivo es que se pueden encadenar comodines por lo que si hacemos varios combos seguidos…¡Podremos tener una ventaja increíble!

Al jugar con los tableros de la expansión Europa, hemos observado que puede cambiar un poco nuestra estrategia a la hora de avanzar con nuestras cruces: en ellos el número de casillas disponibles es ligeramente menor y además, los comodines en su mayoría se encuentran en las esquinas del mapa. Todos ellos cuentan con una forma heterogénea y diferente por lo que aportan aún más variabilidad a las partidas de este roll & write.

Es por eso que al utilizarlos, tenga lógica que nos indiquen que la situación de final de partida es diferente ya que solo deberemos conseguir tener tachados 5 comodines en vez de 9 porque solo hay 6 en total en vez de 12, repartidos por la superficie de juego.

Seguiremos lanzados dados mientras rotamos el papel de jugador activo hasta que suceda lo que detona el final de partida.

A la hora de puntuar ya hemos comprobado que no hay nada que calcular, que no se mide por puntos de victoria y el que más haya conseguido es el ganador. Para que termine la partida y determinemos un ganador deberá suceder lo siguiente: que alguien haya conseguido tachar 9 de los 12 comodines estrella disponibles en cada tablero así como todas las casillas de un mismo color.

Es en ese momento cuando se para la partida y tendremos un jugador ganador.

Si nos paramos a hablar de su rejugabilidad, es infinitamente alta. Además de que el azar está presente desde el momento en el que sabemos que los dados son los que determinarán los resultados, también las decisiones que tomemos en la elección de color o en el relanzar de los dados influye muchísimo. Al poder movernos libremente por nuestro tablero, tachando por aquí y por allá sin tener que seguir un rumbo similar en cada momento, hace que siempre podamos jugar de manera diferente según los resultados de los dados.

En cuanto a su escalabilidad, funciona bien a cualquier número de jugadores. Viene marcado que el máximo de jugadores es 4 porque no tenemos más tableros con el juego base pero, si lo combinamos con la expansión, podríamos jugar más personas. Es cierto que quizá no estaríamos todos en la misma igualdad de condiciones porque los tableros son ligeramente diferentes pero, si se tiene en cuenta desde el principio, podemos dejar participar a más personas.

La interacción que se produce entre nosotros es baja ya que solamente el jugador activo decide el resultado final de los dados en cada turno pero no nos influye a la hora de utilizarlos todos los demás participantes porque deberemos elegir uno de los otros colores, que a su vez podrá ser usado por más de un jugador pasivo.

Por resumir, podemos decir que tanto Diceland como su expansión Diceland Europa nos van a proporcionar muchos ratos de diversión en partidas que gustarán a cualquier perfil de jugador ya que son frescas y dinámicas y todos seremos participes aunque sea el turno activo de otro jugador. Materiales de muy buena calidad, diseño claro y colorido para un roll & write de reglas sencillas que se ganará un hueco preferente en tu estantería.

Compra Diceland en Amazon

Compra Diceland Europa en Amazon

NSV - 4068 - DICELAND - International - Juego de Dados
  • Content: 4 game plans, 4 wipeable pens, 6 colour dice, instructions
  • Playing time: 20 minutes
  • Number of players: 2-4 Players
  • Idiomas: Alemán, Inglés, Francés, Italiano, Español
  • Author: Andreas Spies, Reinhard Staupe

 

 

 

Última actualización el 2022-11-29 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.