Menú Cerrar

Festival

El festival más importante de la década va a comenzar y hay muchas cosas que hacer. ¿Podrás organizar a tu grupo para no perderse nada?

Así se presenta Festival, un juego creado por Eloi Pujadas, ilustrado por Amelia Sales y editado por GDM.

Ficha

¿Cuál es su contenido?

  • 1 tablero principal
  • 1 tablero de puntuación
  • 55 cartas
  • 33 fichas
  • 1 Reglamento (en español, inglés, alemán y francés)

¿De qué trata?

Festival es un juego de mesa que propone a los jugadores recrear y controlar los movimientos de grupos de personas que suceden en los festivales de música en función de los intereses de cada momento, pudiendo querer ir a uno de los cuatro escenarios, comprar algo de comida o bebida o, incluso, comprarse algo de merchandising de su grupo favorito.

El jugador que mueva y posicione mejor a su gente, obtendrá más puntos y ganará la partida.

¿Cómo se juega?

Preparación

  1. Colocad el tablero del festival en el centro de la mesa.
  2. Colocad el tablero de puntuación cerca y por el lado correspondiente al número de jugadores.
  3. Barajad y formad un mazo con todas las cartas de objetivo permanente. Revelad y poned boca arriba las tres primeras.
  4. Coged y barajad todas las cartas de festival (tened en cuenta y elegid cuantas cartas de dificultad más avanzada queréis incorporar). Revelad y poned boca arriba las tres primeras.
  5. Cada jugador escoge un color y coge:
    1. Las 6 fichas de público.
    2. El marcador.
    3. La ficha de puntuación.
  6. Elegid al jugador inicial (el juego propone que sea el último en acudir a un festival), quien recibirá la ficha correspondiente.
  7. Por último, y por orden de turno, cada jugador pondrá tres fichas de público del rival de su izquierda en el tablero durante tres rondas, es decir, una ficha cada ronda. Las podrá colocar donde quiera pero respetando las normas de colocación. En partidas a dos jugadores se hará lo mismo pero con las fichas de un color que no participe.

Desarrollo

El juego se desarrolla por rondas hasta que ya no queden más cartas de festival o de objetivo permanente.

En cada una de estas rondas, el jugador en turno, empezando por el jugador que tenga la ficha de jugador inicial, deberá colocar o mover una de sus fichas de público en el tablero teniendo en cuenta las siguientes normas de colocación de las fichas:

  • Debe estar completamente dentro de la cuadrícula del festival.
  • No puede tapar otras fichas de público.
  • No puede cubrir ninguna de las ubicaciones especiales.

Una vez colocada, el turno pasa al siguiente jugador.

Objetivos permanentes

Si al final del turno, el jugador cumple con alguno de los objetivos permanentes que están revelados, deberá coger la carta correspondiente, sumarse inmediatamente en el tablero de puntuación los puntos que se indican y revelar una nueva carta de objetivo permanente.

Solo se puede reclamar un objetivo por turno.

Final de ronda

Cuando todos los jugadores hayan realizado su turno, se acaba la ronda y se resuelve la carta de festival que esté más alejada del mazo. Para ello, cada participante deberá contar cuántos cuadrados de sus fichas de público están adyacentes al objetivo que se indica en dicha carta.

El jugador que tenga mayoría colocará su marcador de puntuación en la primera casilla de bonificaciones. El último jugador se llevará, a su zona de juego, la carta de festival. Si hubiera más jugadores, el segundo en conseguir más deberá colocar su marcador en la siguiente casilla de bonificación disponible y el tercero hará lo mismo con la siguiente.

Una vez definidas las bonificaciones de final de ronda, cada participante recibe la bonificación correspondiente, se revela una nueva carta de festival que desplazará a las otras ya reveladas hacia la derecha y dará comienzo una nueva ronda pasando la ficha de jugador inicial al siguiente jugador.

Fin de la partida

La partida acaba cuando al final de una ronda ocurre alguna de las dos siguientes situaciones:

  • Se acaba el mazo de objetivos permanentes.
  • Se acaba el mazo de cartas de festival.

En ese momento, cada jugador suma 5 puntos adicionales por cada pareja de cartas con el símbolo de micrófono y mano y se comprueba quién es el jugador que más puntos ha conseguido, proclamándose este ganador de la partida.

¿Cuál es nuestra valoración?

GDM, Eloi Pujadas y Amelia Sales se vuelven a juntar para crear Festival, un juego de corte ligero y con una temática muy atractiva que trata de emular los movimientos que hacen las personas por los festivales de música a lo largo del día con el objetivo de ver a sus grupos favoritos y comprar la comida y la bebida que vayan necesitando y los recuerdos de merchandising del evento que vayan queriendo.

Para poder representar a estos grupos de amigos, en una caja pequeña de tamaño estándar y una estética muy colorida, acorde con los festivales, nos encontramos con nuestros queridos poliminós, es decir, las fichas clásicas de Tetris que tantos juegos han introducido entre sus componentes y tanto nos gustan. Cada jugador dispondrá de un pack de 6 de estas fichas, cada uno en un color diferente, que encarnarán a los grupos que debe controlar y hacer disfrutar.

Para representar el recinto del festival nos encontramos con un tablero rectangular de dos alas, en el que aparecen un montón de iconos en la pista de baile y en los escenarios que se encuentran en cada uno de sus lados.

Por último, dentro de la caja, también hallamos un tablero de puntuación que tiene dos caras para usarse una uno otra dependiendo del número de jugadores, un buen puñado de cartas de de objetivos y unas cuantas fichas de cartón para los marcadores.

Componentes todos ellos de un grosor muy adecuado y de buena calidad. Así que nada que objetar a la producción.

Con respecto a las mecánicas del juego, decir que nos encontramos ante una mecánica principal de colocación y movimiento de losetas que busca conseguir que dichas fichas estén adyacentes a los diferentes objetivos que indiquen tanto las cartas de objetivo permanentes como las cartas de festival. Para entender bien este objetivo deberemos entender bien estos dos tipos de carta.

Durante la partida, siempre habrá tres cartas de objetivo permanente y tres cartas de festival disponibles. Cada una de estas cartas indica diferentes lugares o elementos a los que los cuadrados de nuestras fichas deben estar adyacentes para conseguir puntos. Pero es importante tener en cuenta la diferencia que hay entre los dos tipos de cartas.

Las cartas de objetivo permanente se obtienen cuando alguno de los jugadores consiga lo que indique la carta. En cambio, las cartas de festival se usan a modo de objetivos de final de ronda y evaluarán el orden de los jugadores que hayan conseguido tener más cuadrados de sus fichas adyacentes a lo que la carta evalúe. Por tanto, las cartas de objetivo permanente se puntuarán y se remplazarán a medida que los jugadores las vayan consiguiendo, y solo cuando las consigan, y, en cambio, se evaluará, se puntuará y se reemplazará una carta de festival por ronda.

Para conseguir estos objetivos, la partida se desarrolla de una forma muy sencilla y es que, en cada turno, lo único que tendremos que hacer es poner en el tablero del festival una de nuestras fichas que queden por colocar o mover una de nuestras fichas que ya estén colocadas a otra zona del tablero.

Una acción tremendamente sencilla pero que esconde un poco más de estrategia de lo que puede parecer. Y es que ese movimiento, lógicamente, deberá buscar posicionar la ficha en algún lugar disponible del tablero pero que ayude  a conseguir más puntos si tenemos en cuenta la carta de festival, la que se evalúa a final de cada ronda, o buscará estar más cerca de conseguir alguna de las cartas de objetivo permanente antes de que lo hagan nuestros rivales.

Y ahí es donde reside la clave del juego. Siempre que nos toque, tendremos que evaluar muy bien el posicionamiento de las fichas de nuestros rivales, sus posibles movimientos, ver qué carta de final de ronda se evaluará en esta ronda (o incluso las siguientes cartas, ya que están visibles las tres cartas que se van a evaluar en las tres siguientes rondas) y cómo de cerca estamos todos de alguno de los objetivos permanentes. En función de estas cuatro variables deberemos colocar o mover alguna de nuestras fichas en una zona del tablero que maximice la puntuación, ya sea a corto o a largo plazo.

Por cierto, es muy interesante la forma de evaluar las cartas de festival ya que el jugador que más fichas haya conseguido colocar adyacentes recibirá 4 puntos, pero el último jugador, independientemente de cuántos seamos, recibirá la propia carta de festival. Esto es importante porque al final de la partida se otorgarán 5 puntos extra por cada par de cartas que se tengan con una mano y un micrófono. Por tanto, en algunas ocasiones puede llegar a ser útil quedar último en una ronda con tal de ser tú quien se lleve la carta físicamente y poder emparejarla.

No debemos olvidar que, al principio de la partida, una vez que hemos repartido componentes y sacado las tres cartas de objetivos permanentes y las tres cartas de festival, cada jugador deberemos colocar en el tablero, y donde queramos, tres fichas, una por ronda, del jugador de nuestra izquierda. Un inicio muy acertado porque permite colocar fichas del rival en las peores ubicaciones posibles según los objetivos que vemos, pero teniendo en cuenta, lógicamente, que uno de nuestros rivales hará lo propio con tres de nuestras fichas. Al principio podríamos pensar que no tiene mucha importancia esta colocación previa, pero pronto nos daremos cuenta que condiciona bastante las puntuaciones a corto plazo y las decisiones que deberemos tomar son bastante interesantes a nivel estratégico.

De esta forma iremos jugando ronda a ronda hasta que si al final de una ronda no hay más cartas de festival o de objetivo permanente disponibles, momento en el que termina la partida, se suman los puntos por parejas de cartas con símbolos y se comprueba quién es el jugador que más tiene, proclamándose vencedor.

Con respecto a la escalabilidad, el juego va de 2 a 4 jugadores y funciona bien a cualquiera de sus números. Uno de los motivos es que el tablero de puntuación es reversible de tal forma que si jugamos 2 o 3 jugadores utilizaremos uno de sus lados y si somos 4, usaremos el otro. También, en el caso de ser sólo 2 jugadores, en lugar de poner fichas del rival en el tablero en el momento de la preparación de la partida, lo que haremos será colocar fichas de jugadores que no participan. De esta forma, aunque durante la partida dichas fichas no se moverán, pero si que tendremos lugares bloqueados para los jugadores reduciéndose así el espacio de juego.

Aún así, es cierto que la sensación puede variar un poco en función de los que seam

os. Si somos 2 jugadores la partida se sentirá mucho más controlada debido a que solo se harán dos movimientos por ronda, la que hagas tú y la que haga tu rival, de tal forma que el tablero no variará mucho de ronda a ronda y se podrá intuir mejor la lucha que se tiene por las cartas y las bonificaciones.

Por el contrario, si somos 3 o sobre todo 4 jugadores, notaremos mucho más esta interacción indirecta por la lucha de posicionamiento, habiendo momentos incluso de no poder mover las fichas a una posición mayor, y la lucha encarnizada por conseguir las cartas de objetivos permanentes o las bonificaciones de las cartas de final de ronda.

Con respecto a su rejugabilidad debemos decir que es bastante alta. Hay que tener en cuenta que la forma de jugar es la misma y las cartas tanto de objetivo permanente como de final de ronda son las mismas, pero el azar del orden en el que salen dichas cartas y el posicionamiento y movimiento de las fichas que se van dando entre los jugadores, en función de sus estrategias, varían lo suficiente como para sentir que estas jugando partidas diferentes constantemente.

Por todo ello, para concluir, queremos señalar que con Festival nos encontramos con un juego de corte ligero que permite que lo juegue todo el mundo, pero que esconde un punto estratégico muy interesante que hará disfrutar, a modo de filler, a los más jugones.

Con unos buenos componentes, una estética y una temática muy acertada y una rejugabilidad muy alta, convierten a Festival en un juego atractivo para iniciarse o disfrutar entre partidas de juegos más pesados.

Compra Festival en Zacatrus!

Compra Festival en Amazon

GDM Games (GDMG6 - Festival- Juego de Mesa - Medium Strategy Game - De 2 a 4 Jugadores - a Partir de 8 años. 20 min., GDM2149
  • GDM - FESTIVAL- Juego de mesa - Medium strategy game - De 2 a 4 jugadores - A partir de 8 años. 20 min.
  • Festival es un juego de mesa que recrea los movimientos entre escenarios que suceden en los festivales de musica.
  • Los jugadores controlaran grupos de personas, representados por tetriminós, que entrarán al recinto de conciertos o se moverán según sus intereses, puede que quieran ir a uno de los cuatro escenarios, comprar algo de comida o bebida o comprar una camiseta de su grupo favorito.
  • Juego de estrategia de 2 a 4 jugadores, a partir de 8 años, partidas de 20 minutos aproximadamente.
  • Juego independiente del idioma con manual de instrucciones en castellano, inglés, francés y alemán.
  • Creado por Eloi Pujadas. Ilustrado por Amelia Sales, Editado por GDM Games. Serie juego familiar plus.

Última actualización el 2024-02-27 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *