Menú Cerrar

Genial

El juego de colocación estratégica ¡Emocionante hasta el último segundo!

Con cada ficha se abren nuevas posibilidades. Cuántos más símbolos del mismo color tengas adyacentes en línea recta, más puntos conseguirás. Pero tendrás que ir con cuidado: no descuides ningún color porque el color con la puntuación más baja será decisivo al final para la victoria o la derrota. Coloca las fichas astutamente…y cruza los dedos para robar las fichas correctas. ¡Simplemente genial!

Así se presenta Genial, un juego creado por Reiner Knizia, ilustrado por Michaela Kienle y que nos trae la editorial Devir.

Ficha

¿Cuál es su contenido?

  • 1 tablero 
  • 120 fichas
  • 1 bolsa de tela
  • 4 tableros de puntuación
  • 24 cubos de madera (4 de cada color: rojo, verde, naranja, azul, amarillo y morado)
  • 1 reglamento

¿De qué trata?

En Genial, tendremos disponibles dentro de una bolsa diferentes fichas compuestas por 2 hexágonos en las que tendremos figuras de colores en cada uno de ellos, iguales o diferentes. Iremos colocándolas sobre el tablero central y puntuaremos sumando un punto por cada forma coincidente de nuestra loseta con cada una de las líneas rectas que salen de ella.

En nuestro tablero individual avanzaremos el cubo de dicho color y tendremos que ir equilibrando colores ya que la puntuación final será la del color menos avanzado.

¿Cómo se juega?

Preparación

  1. Colocaremos el tablero en el centro de la mesa.
  2. Meteremos todas las fichas dentro de la bolsa de tela, las mezclaremos bien y la dejaremos junto al tablero.
  3. Cada uno de los jugadores sacará 6 fichas de la bolsa y las colocará frente a sí en las ranuras del tablero.
  4. Cada uno de los jugadores coge 1 tablero de puntuación, un conjunto de cubos de madera y los coloca en la posición 0 de la fila correspondiente.

El jugador más joven empezará la partida.

Desarrollo

Nuestro objetivo será conseguir tantos puntos como sea posible colocando por turnos, fichas en el tablero. Para ello deberemos alinear símbolos idénticos y cuántos más haya adyacentes, más puntos conseguiremos.

Jugaremos en sentido horario y en su turno, cada jugador puede llevar a cabo los siguientes pasos:

Colocar ficha en el tablero: Elegiremos una de nuestras fichas y la colocaremos en dos casillas libres que haya en el tablero. En las fichas podremos encontrar las siguientes figuras: círculo verde, hexágono naranja, estrella azul, aro morado, asterisco rojo y rueda amarilla.

Deberemos respetar unas limitaciones en el borde del tablero, dependiendo del número de jugadores:

  • Para partidas de 2 jugadores solo podremos colocar fichas en las casillas blancas.
  • Para partidas de 3 jugadores se podrán colocar en las blancas y en las grises.
  • Para partidas de 4 jugadores se podrán colocar en todas las casillas del tablero.

En el primer turno deberemos colocar nuestra ficha junto a un símbolo de color de los impresos en el tablero y que no tenga otras fichas al lado.

A partir del segundo turno, podremos colocar nuestra ficha donde queramos en el tablero sin ser obligatorio que esté adyacente a otras fichas ni que haya símbolos idénticos.

Podremos dejar casillas individuales vacías y tendremos que colocar fichas aunque no sumemos ninguna puntuación.

Puntuar por los símbolos: Conseguiremos puntos cuando nuestra ficha esté junto a símbolos del mismo color. Se puntuará por los dos símbolos de la ficha colocada. Primero por uno, haciendo avanzar el cubo de puntuación lo que corresponda y luego haremos lo mismo con el segundo.

Contaremos los símbolos idénticos que tiene cada figura alrededor en todas las direcciones en línea recta y sin interrupción, recibiendo 1 punto por cada símbolo idéntico en la línea adyacente al recién colocado.

Tras puntuar por ambos símbolos, comprobaremos si podemos realizar un movimiento de bonificación y, de lo contrario, pasaremos al siguiente paso del turno.

El movimiento de bonificación se realiza cada vez que un cubo alcance la casilla 18 en el marcador de puntuación. El jugador dirá en alto «¡Genial!» y jugará un turno adicional, eligiendo entre una de sus fichas para colocarla en el tablero y puntuar. No podemos renunciar a los movimientos de bonificación ni robar nuevas fichas hasta terminar el turno.

Robar nuevas fichas: Sacaremos de la bolsa tantas fichas como necesitemos para volver a tener 6 delante nuestra.

Caso especial: Puede darse el caso de que, antes de robar fichas no tengamos ninguna del símbolo que va el último en nuestro marcador y en ese caso, podremos apartar nuestras fichas y robar de nuevo para reponer nuestra reserva.

Pasaremos el turno al jugador de la izquierda.

Fin de la partida

La partida finaliza cuando no se puedan colocar nuevas fichas sobre el tablero porque no quedan espacios libres.

Comprobaremos en nuestros tableros de puntuación en qué posición ha quedado el cubo que menos puntos ha sumado y, el jugador que tenga su último cubo en una posición con el número más alto, habrá ganado.

En caso de empate, volveríamos a ver la posición del siguiente cubo menos puntuado.

Si algún jugador consigue llegar con todos sus cubos a la casilla 18, ganará la partida de inmediato.

¿Cuál es nuestra valoración?

Genial es un juego muy vistoso y abstracto que consiste en que los jugadores irán colocando por turnos sobre el tablero fichas que muestran dos figuras geométricas de colores y puntuaremos según cuántas figuras iguales haya adyacentes en las líneas rectas que salen de cada una de ellas.

El autor es el gran Reiner Knizia diseñador de juegos de mesa conocido principalmente por lanzar al mercado juegos dentro del género de eurogames pero que también se atreve con otro tipo de juegos. Ha recibido numerosos galardones por algunos de ellos.

En ésta edición el juego viene en una caja negra, del mismo tamaño de las otras, y en la parte inferior de la portada nos muestra un trozo del tablero que se irá formando con el paso de los turnos durante una partida. Los colores de las figuras resaltan de una manera espectacular sobre el fondo oscuro y nos encanta la combinación y contraste que se crea.

En su interior encontramos todos los materiales necesarios para disfrutar de una partida: el tablero de muy buen grosor, las fichas de troquel, también de fondo negro con las figuras impresas a color, una bolsa de tela donde dejaremos todas las fichas para irlas sacando al reponer, los cubitos marcadores que utilizaremos sobre nuestros tableros individuales de puntuación, que son también de cartón de buen grosor.

En conjunto tiene unos acabados muy buenos que hacen que el juego no se deteriore con facilidad a pesar de tener que estar moviendo y tocando constantemente las fichas con las que rellenaremos el tablero.

Es un juego totalmente independiente del idioma ya que no tiene elementos de texto en sus componentes.

Si pasamos a hablar de su modo de juego, podemos decir que este juego rompecabezas es muy sencillo de aprender y nos va a proporcionar grandes ratos.

Lo primero que tenemos que hacer es desplegar el tablero sobre la mesa y, según el número de jugadores que seamos, sabremos qué parte del tablero deberemos completar con nuestras fichas. Nos ha gustado esa idea de tablero más o menos grande dependiendo del número de jugadores ya que así el número de espacios disponibles se adapta totalmente y de una manera muy adecuada al número de personas.

Cada jugador deberá coger 6 fichas de la bolsa y colocarlas, sin que nadie las vea, en sus ranuras del tablero a modo de atril. Una vez tengamos también nuestro tablero individual de puntuación preparado, podremos empezar.

Como sabemos, nuestro objetivo será conseguir tantos puntos como sea posible en uno o varios de los colores, colocando, para ello, fichas en el tablero alineando símbolos idénticos.

Los pasos a seguir en el turno del jugador activo serán muy simples: lo primero es que elegiremos una de nuestras fichas y tendremos que ver dónde la colocamos del tablero para que nos otorgue la mayor puntuación posible. En el primer turno deberemos colocar nuestra ficha junto a un símbolo de color de los impresos en el tablero que no tenga otras fichas al lado si ya han jugado otros jugadores pero después, podremos colocar nuestra ficha donde queramos sin tener que tener nada adyacente.

Evidentemente puede interesarnos seguir colocando cerca de las fichas que ya visualizamos pero también si uno de los colores todavía no ha sido iniciado, puede que, dependiendo del resto de fichas que tengamos, nos interese empezarlo para ir iniciando su marcador de puntuación y no dejarlo retrasado.

Después de haberla colocado, puntuaremos por los símbolos que están alrededor de nuestra ficha recién colocada.

Contaremos los símbolos idénticos que tiene cada figura alrededor en todas las direcciones en línea recta y moveremos el cubo de dicho color. Si conseguimos llegar al número 18, tendremos un turno adicional completo utilizando las fichas que nos restan.

Antes de pasar el turno al siguiente jugador, repondremos de nuestra bolsa hasta tener 6 fichas en nuestra reserva.

Queremos mencionar aquí que hay una oportunidad de poder renovar nuestras fichas que nos ha parecido buena si vemos que no nos agrada lo que tenemos y es que si no tenemos fichas del color que va el último en el marcador, podremos sacar de la bolsa nuevas fichas.

Seguiremos jugando los diferentes turnos entre todos los participantes, colocando fichas y la partida terminará cuando no queden espacios libres dobles para colocar nuevas fichas. Recordamos aquí que se pueden dejar hexágonos libres entre fichas si así surge.

Todos miraremos nuestros tableros de puntuación y nuestro valor de final de partida será el que marque el cubo que más atrasado tengamos. Aquí queremos resaltar la importancia de intentar darle ritmo a todos los colores más o menos por igual porque si nos centramos en algunos, de poco valdrá que seamos los que más delante vayan en puntuación ya que al final, podremos perder la partida por ese color que no hemos dado importancia y que se ha quedado en las posiciones más bajas.

Además, es importante ir viendo las puntuaciones de los colores de los demás jugadores para fijarnos en su cubito más retrasado porque así sabremos si hay alguien haciéndolo peor que nosotros e iremos equilibrando nuestras jugadas.

Si alguno de los jugadores es un máquina y por lo que sea consigue llegar con todos sus cubitos a la posición 18 de su tablero, habrá ganado de manera inmediata la partida.

Sin duda, podemos decir que Genial es un juego que nos presenta desafíos sencillos y tendremos que permanecer atentos durante la partida para llevar las puntuaciones de todos los colores más o menos equilibradas para que no se quede ninguno de los colores rezagado, ya que será el que luego puntuemos al final de partida.

Analizando su rejugalibilidad, es un juego que con múltiples opciones de colocación de fichas por lo que nunca el tablero quedará conformado de la misma manera y las puntuaciones que vayamos obteniendo dependerán siempre de cómo se vayan colocando dichas fichas. Además, sacamos a ciegas las losetas de una bolsa opaca por lo que las posibilidades de tener siempre las mismas combinaciones son casi nulas debido al azar que esto conlleva.

Si hablamos de la escalabilidad, es un juego que va de 2 a 4 jugadores y escala bien a cualquiera de sus números. Tenemos un tablero adaptable al número de jugadores y, cuántos más jugadores seamos, más espacios disponibles tendremos para colocar losetas pero, como es lógico, antes se completará el tablero ya que somos más personas participando. Además, a más jugadores, más reinará el caos y las oportunidades de sumar puntos pueden aumentar en ciertos colores que tendrán más presencia pero no debemos olvidar que eso no nos hará ganar la partida por lo que debemos ir aprovechando las oportunidades que tengamos de puntuar nuestros colores más atrasados en el tablero de puntuación.

Para cerrar la reseña, decir que Genial hace honor a su nombre y es un juego ideal para cualquier tipo de público. Es realmente sencillo y rápido de aprender por lo que rápidamente podremos disfrutarlo y pasar a poner en práctica ese puntito de estrategia que requiere. Recomendamos tenerlo en la ludoteca y estamos seguros de que saldrá bastante a mesa una vez que lo hayáis probado.

Compra Genial en Devir!

Compra Genial en Amazon

Devir - Genial, Juego de Mesa (BGENIAL)
  • Temática: juegos de mesa
  • Un juego de tablero imaginativo, de reglas sencillas y fácil aprendizaje. un increíble desafío intelectual que es capaz de enganchar a todos los públicos
  • Edad mínima recomendada: 120 meses
  • Un juego de reiner knizia
  • Una nueva edición de este juego clásico
  • Un juego de Reiner Knizia
  • Una nueva edición de este juego clásico
  • Duración aproximada de la partida 45 min

Última actualización el 2024-04-21 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *