Menú Cerrar

Justice: Jack the Ripper y Doyle Acusado

Justice es la nueva serie de juegos creados por GDM, con autoría del propio Pak Gallego, que con un innovador sistema de juego recrea un juicio oral, con temática detectivesca y donde prima la narrativa.

En él, deberemos usar las pruebas con las que disponemos con astucia, mentir si fuera necesario y conseguir tu objetivo.

Ficha

¿Cuál es su contenido?

  • 42 cartas
  • 1 reglamento

¿De qué trata?

Justice, es un juego de cartas en el que los jugadores recrearán un juicio oral.

En él, uno de los jugadores se pondrá en la piel del fiscal, otro hará lo propio con el abogado defensor y el resto representará al tribunal.

Cada título de la serie propone un único enigma, pero con múltiples resoluciones, distintos acusados, con distintas pruebas y líneas narrativas.

Justice: Jack the Ripper

En este título, los jugadores deberán intentar impartir justicia a las desdichadas víctimas de uno de los asesinos más conocidos de la historia, Jack el destripador. Asesinó a 5 mujeres, todas ellas ejercían la prostitución.

Los cuerpos fueron encontrados con cortes en la garganta, cara mutilada, útero y órganos abdominales extirpados, así como el corazón y músculos varios. En general, cada asesinato fue más atroz que el anterior excepto el de una de ellas lo que lleva a pensar que fue interrumpido.

Scotland Yard reduce la investigación a cuatro personas sospechosas pero finalmente solo una de ellas es llevada a juicio unos meses después.

Justice: Doyle Acusado

Tras largos días de enfermedad, el 21 de enero de 1907 aparece muerto en su domicilio en Londres el periodista y escritor Bertram Fletcher Robinson, de 36 años de edad. Aunque los síntomas encajan con unas fiebres tifoideas y una peritonitis, se hallan indicios de que la víctima pudo haber sido envenenada.

Scotland Yard reduce la investigación a tres personas sospechosas, aunque finalmente solo una de ellas es llevada a juicio unos meses después…

¿Cómo se juega?

Preparación

  1. Entre todos los jugadores se deberá elegir quién realizará el rol del abogado defensor y quién el del fiscal. El resto de jugadores serán el tribunal.
  2. Tanto el abogado defensor como el fiscal cogerán sus cartas correspondientes de las que elegirán 8 cada uno para jugar la partida.
  3. Leed la introducción del caso.
  4. Elegid al acusado y coged sus tres cartas.

Desarrollo

La partida se desarrolla en cinco etapas, alguna de ellas está determinada por un tiempo límite:

  1. Interrogatorio de las partes (10 minutos)
  2. Juicio oral (30 minutos)
  3. Alegato final (6 minutos)
  4. Deliberación
  5. Resultado final

1. Interrogatorio de las partes

Lo primero que se debe hacer en esta fase es leer en voz alta la carta 3/3 del acusado elegido para esta partida.

Una vez leída, los abogados deberán leer sus cartas para familiarizarse con ellas y hacerse una composición de la historia y poder desarrollar en la mente todo lo que quieren contar en el juicio.

Mientras, el tribunal deberá leer los consejos e instrucciones que vienen en la parte de atrás del reglamento.

2. Juicio oral

Esta etapa está divida, a su vez, en tres fases:

  1. Motivo
  2. Medio
  3. Oportunidad

Para cada una de estas fases habrá una intervención de 4 minutos por abogado, empezando por el fiscal. En dicha intervención, cada abogado deberá exponer y explicar todo lo que quieran del caso utilizando como referencia y centrándose en las cartas que tiene en su mano de la fase en cuestión, pero podrán expandir más allá de las pruebas para dar solidez a sus argumentos.

Las intervenciones de cada abogado no podrán ser interrumpidas salvo por los protesto de su rival. Cada jugador dispone de dos protesto por partida. En el caso en el que el abogado rival diga en voz alto ¡protesto!, el jugador en turno deberá mostrar una carta que sustente sus afirmaciones. En caso de que no disponga de dicha carta o que el tribunal determine que la carta mostrada no sustente lo suficiente, el jugador deberá cambiar de tema.

Al final de cada intervención, el tribunal podrá realizar una batería de preguntas, una por miembro, y los abogados deberán contestar a todas de forma creíble aunque no dispongan de ninguna información al respecto.

3. Alegato final

En esta etapa, cada abogado dispondrá de 3 minutos cada uno para realizar un alegato final que no podrá ser interrumpido por nadie.

4. Deliberación

Ahora es el momento en el que el tribunal deberá deliberar sobre la inocencia o culpabilidad del acusado. En esta etapa, el tribunal podrá pedir a cada abogado que muestra una carta para demostrar la veracidad de algo de lo que haya contado.

Finalmente, el tribunal deberá tomar una decisión y comunicarla en voz alta a través de su vocal.

5. Resultado final

El tribunal valorará el trabajo de cada abogado y elegirá quien es el ganador teniendo en cuenta la consistencia de su narrativa y el número de veces que no han podido contestar a sus preguntas o no poder defenderse de los protesto del rival.

Para determinar el resultado del tribunal, se deberá comprobar si el acusado era inocente o culpable. Para ello se deberán sumar los símbolos de las cartas del fiscal y las cartas del defensor que se han utilizado en la partida.

El acusado será culpable si su símbolo es el que aparece más veces. Si este resultado coincide con el veredicto del tribunal, entonces este también ha ganado.

¿Cuál es nuestra valoración?

Siempre que un autor, una editorial o incluso un ilustrador innova en los juegos de mesa, debemos aplaudir. Dicha innovación podrá ser bien acogida o mal acogida, podrá ser grande o pequeña, podrá ser una idea revolucionaria o podrá ser una idea muy pequeña, pero lo que esta claro que tras la innovación encontramos la evolución, el desarrollo y la expansión de este mundo lúdico que tanto amamos.

Esto es lo que ocurre con la nueva serie Justice que nos trae Pak Gallego y su editorial GDM con sus dos primeros títulos: Jack el destripador y Doyle acusado. Dos títulos con temáticas muy detectivescas que vienen en caja pequeña, con unas ilustraciones magníficas por parte de Amelia Sales y que se componen básicamente de cartas.

En estos juegos, se recrean un juicio oral en el que hay un acusado y los jugadores deberán encarnar los papeles de los abogados, tanto al defensor como al fiscal, y al tribunal, quien luego deberá dictar su veredicto.

A la hora de jugarlo y explicar cómo se juega es muy sencillo. Entre todos los jugadores se elige al acusado de la partida entre todos los disponibles y se elige qué jugador interpretará al abogado defensor de dicho acusado y quién hará lo propio con el fiscal. Ambos jugadores cogerán sus respectivas cartas y seleccionarán ocho de ellas teniendo en cuenta que están divididas en tres tipologías: motivo, medio y oportunidad.

Una vez que se ha tenido tiempo para leer estas cartas comienza la fase más importante del juego que es el propio juicio oral, que está dividido en tres sub-fases coincidentes con los tres tipos de cartas.

En cada una de estas sub-fases y por orden, los abogados deberán narrar el caso en función de las pruebas que tienen asociadas a dicha fase. Disponen de 4 minutos cada uno, tras los cuales cada miembro del tribunal podrá hacerle una pregunta a cada uno de ellos.

Es muy importante tener en cuenta que Justice es un juego muy narrativo, es decir, los jugadores utilizarán como referencia la información que haya presente en las cartas, pero deberán desarrollar ellos mismos un relato que expanda la interpretación de dicha información, utilizando la inventiva tanto como deseen pero procurando, obviamente, ser convincente. Al final, el objetivo de ambos abogados es convencer al tribunal de la inocencia o culpabilidad de dicho acusado a través de su relato.

Por este motivo, en el turno de las preguntas del tribunal, se aconseja que las preguntas sean lo más comprometidas posibles para ver la capacidad oratoria que tiene el abogado y ver si hay partes inventadas o realmente se sustenta con la información que posee en las cartas.

De hecho, en este sentido, cuando un abogado está en su turno exponiendo su relato, no puede ser interrumpido salvo por uno de los dos protesto que tiene el rival en toda la partida. Estos protestos sirven para que el abogado en turno demuestre con alguna carta que la información que está narrando es real y está sustentada por alguna de las cartas. Si el jugador es capaz de demostrarlo al jurado, podrá continuar. Sin embargo, si no es capaz, deberá cambiar de tema, tomando nota el tribunal de este hecho.

Una vez que se han acabado las tres sub-fases del juicio oral, llega el momento del alegato final donde cada jugador, sin interrupciones, dispondrá de tres minutos finales para convencer al tribunal de los hechos que cada uno defiende.

Después, en la siguiente fase, simplemente los miembros del tribunal deberán deliberar sobre la inocencia o no del acusado en función de lo que han escuchado o de sus intuiciones. Además, podrán solicitar ver una carta a cada abogado que sustente algo de lo que han explicado anteriormente. Una vez que lo tienen claro, dictan su veredicto que obviamente podrá ser o inocente o culpable.

Para finalizar solo queda ver el resultado y determinar el/ los ganadores de la partida. La elección del ganador entre los dos abogados es un poco subjetiva y podría llegar a ser polémica en algunos casos, ya que esta decisión debe tomarla el propio jurado en función de la cohesión narrativa de los abogados y teniendo en cuenta el número de veces que no ha contestado a alguna pregunta o no ha podido defenderse de los protestos del rival.

Decimos que puede llegar a ser un poco polémica, porque como vemos, hay una parte cuantificable, pero también una parte subjetiva. Es cierto que en algunas partidas puede ser obvio que algún jugador sea el claro ganador porque la parte cuantificable esté muy descompensada o incluso que un jugador ha demostrado unas intervenciones mucho más elaboradas y creíbles que el otro jugador. Pero quizás en otras partidas, la cosa este más igualada y haya que mojarse mucho más a la hora de determinar el vencedor entre los dos abogados.

Por otro lado, para ver si el tribunal gana o pierde deberemos comprobar si el acusado era inocente o culpable y comprarlo con su dictamen. Para saber el destino del acusado se deberán sumar los símbolos de las cartas del fiscal y las cartas del defensor que se han utilizado en la partida. Si el símbolo del acusado es el que aparece más veces, se declara culpable, sino, inocente.

Si coincide, el tribunal gana. Por el contrario, si no coincide, el tribunal pierde.

Con respecto a la escalabilidad, el juego va de 3 a 8 jugadores pero estamos ante ese tipo de juegos que hay que tener cuidado con ella porque la forma de jugar es muy peculiar. Obviamente se necesitan al menos tres jugadores porque uno deberá hacer de fiscal, otro de abogado defensor y al menos otro jugador deberá desempeñar el rol del tribunal.

Si bien es cierto que un solo miembro del tribunal se puede hacer perfectamente, siempre es recomendable que este grupo lo forme más gente por varios motivos. El primero es porque cuántos más miembros del tribunal, más preguntas y más tipos de preguntas se podrán hacer a los diferentes abogados gracias a que a cada persona se le ocurren sus propias preguntas que pueden ir encaminadas por diferentes derroteros y hacer una experiencia más extensa. El otro motivo es porque a la hora de emitir una valoración final, cuántos más miembros más divertida y rica en matices será su deliberación.

Es cierto, también, que hay que tener muy presente que es un juego que puede dar la sensación en el que hay dos jugadores con papeles principales y y otros con roles un poco más secundarios. No es que haya nada malo en ello, pero es cierto que, el papel del tribunal se siente un poco más pasivo que el de los abogados que son las estrellas de la partida, ya que son quienes deberán leer, crear, desarrollar y expandir una historia e incluso ser capaces de responder a las preguntas del tribunal. Mientras que el papel de este grupo, que consiste en escuchar, preguntar, exigir y deliberar está un poco menos expuesto.

Por otro lado, se agradece mucho que se haya hecho un gran esfuerzo a la hora de diseñar estos juegos con respecto a la rejugabilidad. Normalmente, en este tipo de juegos de deducción, dicha rejugabilidad es nula o es muy muy reducida. En cambio, en Justice, no solo tendremos diferentes acusados en cada título y, por tanto, distintas narrativas dentro de la misma historia, sino que, además, gracias a que solo se utilizarán ocho cartas por abogado en cada partida, el enfoque que se podrá dar en cada juicio será ligeramente distinto. De hecho, incluso un mismo acusado podrá ser declarado culpable o inocente en función de las cartas escogidas.

A esto hay que sumarle, por supuesto, que en el momento en el que los jugadores que desempeñan los roles de abogados sean distintos, la oratoria y la perspectiva también cambiarán sustancialmente incluso con los mismos acusados. Además, las preguntas del propio tribunal también podrán ser distintas, obteniendo, por tanto, diferentes respuestas… es decir, un juego en el que en función de la selección de cartas, de acusados o  con personas distintas implicadas, conseguiremos experiencias relativamente nuevas.

Eso si, tampoco pensemos que la rejugabilidad es muy alta porque es cierto que en el momento en el que alguno de los jugadores conoce con bastante profundidad las cartas, conocerá toda la historia y obtendrá ventaja en la partida y tendrá menos alicientes para jugar. Pero como decimos, el que se haya diseñado un juego de este tipo para que la rejugabilidad no sea nula, es un merito que se debe reconocer.

En definitiva, con Jack the ripper y Doyle acusado, nos encontramos con una nueva serie que trae aire fresco a los juegos de roles y de deducción. Una serie en la que la narrativa de los propios jugadores, especialmente los que desempeñan los papeles principales de abogados, será muy importante y marcará el devenir y la diversión de cada partida.

Con un método bastante ingenioso para que las partidas tengan conclusiones diferentes y cierta rejugabilidad, una escalabilidad relativamente buena y unas temáticas muy bien escogidas, visten muy bien a estos dos primeros títulos de la saga.

Compra Justice Jack the ripper en Zacatrus!

Compra Justice Doyle acusado en Zacatrus!

Compra Justice Jack the ripper en Amazon

GDM - Justice - Jack The Ripper - Juego de Mesa - Medium Narrative Game - De 3 a 8 Jugadores - A Partir de 14 años. 60 Minutos
  • GDM - JUSTICE - Jack the Ripper - Juego de Mesa - Medium Narrative Game - De 3 a 8 Jugadores - A Partir de 14 años. 60 minutos
  • Mary Ann Nichols, Annie Chapman, Elizabeth Stride, Catherine Eddowes, Mary Jane Kelly y quién sabe cuántas víctimas más pasaron por los cuchillos del famoso asesino conocido como Jack el destripador. Muchos fueron los sospechosos pero nunca se pudo juzgar a ninguno de ellos. ¿Podréis hacer justicia?
  • JUSTICE es un nuevo sistema de juego en el que los jugadores participaréis en un juicio, uno de vosotros será el abogado defensor, el fiscal se encargará de llevar la acusación y el resto formará el tribunal.
  • Juego abstracto de 3 a 8 jugadores, recomendado a partir de 14 años, partidas de 60 minutos aproximadamente.
  • Juego narrativo exclusivamente en castellano, cartas y manual.
  • Creado por Pak Gallego. Ilustrado por Amelia Sales, Editado por GDM GAMES. Serie JUSTICE. juego narrativo.

Compra Justice Doyle acusado en Amazon

GDM - Justice - Doyle acusado - Juego de Mesa - Medium Narrative Game - De 3 a 8 Jugadores - A Partir de 14 años. 60 Minutos
  • GDM - JUSTICE - Doyle acusado - Juego de Mesa - Medium Narrative Game - De 3 a 8 Jugadores - A Partir de 14 años. 60 minutos
  • Tras largos días de enfermedad aparece muerto en su domicilio el periodista y escritor Bertram Fletcher Robinson. Aunque los síntomas encajan con algunas enfermedades, se hallan indicios de que pudo haber sido envenenada. Scotland Yard reduce la investigación a tres sospechosos.
  • JUSTICE es un nuevo sistema de juego en el que los jugadores participaréis en un juicio, uno de vosotros será el abogado defensor, el fiscal se encargará de llevar la acusación y el resto formará el tribunal.
  • Juego abstracto de 3 a 8 jugadores, recomendado a partir de 14 años, partidas de 60 minutos aproximadamente.
  • Juego narrativo exclusivamente en castellano, cartas y manual.
  • Creado por Pak Gallego. Ilustrado por Amelia Sales, Editado por GDM GAMES. Serie JUSTICE. juego narrativo.

Última actualización el 2023-01-28 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.