Menú Cerrar

La escalera encantada

La escalera encantada es un juego que allá donde va, triunfa, ya que este título ganó el Premio Kinderspiel des Jahres 2004 al mejor juego infantil además de otros muchos premios y nominaciones.

Su autor es Michelle Schanen y las ilustraciones de este divertido juego corren a cargo de Lena Kappler.

Ficha

¿Cuál es su contenido?

  • 1 tablero de cartón grueso
  • 4 peones imantados
  • 4 cubiletes en forma de fantasmas para cubrir los peones
  • 4 marcadores de color para indicar qué color lleva cada jugador
  • 1 dado con un icono de fantasma en las caras correspondientes al 5 y al 6.
  • Instrucciones

¿De qué trata?

En un antiguo castillo en ruinas hay una escalera tortuosa que lleva hasta el rincón más alto de la fortaleza… ¡Pero allí vive un viejo fantasma! De puntillas, un grupo de atrevidos niños empieza a subir los peldaños; todos quieren ser el primero en llegar a lo más alto y asustar al fantasma, sin embargo, el fantasma ya conoce este juego y por eso ha encantado las escaleras, de modo que los niños, a medida que van subiendo, ¡también se convierten en fantasmas!

¿Cómo se juega?

Preparación del juego

Extendemos el tablero de juego y cada jugador escoge un peón y su ficha de color correspondiente. Cada jugador dejará cerca suya su disco de madera que indica el color de su peón para no olvidarlo durante la partida. Dejamos los capuchones de fantasmas a un lado del tablero.

Se colocan todos los peones en la casilla de salida que nos indica el inicio de la escalera. El principio de la ascensión de la escalera está marcado en el tablero con una flecha.

La partida

Comienza el jugador más joven. El objetivo de cada jugador es conseguir que su meeple sea el primero que llegue al final de ella.

En su turno, el jugador activo lanza el dado y tiene varias posibilidades:

  • Si le sale un número: Moverá su peón tantas posiciones como éste le indique. Pueden coincidir varios peones en el mismo peldaño.
  • Si sale un fantasma: Deberá tapar un peón imantado con una ficha de fantasma. A partir de ahora, el color de ese peón ya no será visible pero podrá seguir moviéndose. Si ya todos los peones se han convertido en fantasmas, el jugador activo podrá intercambiar la posición de dos fantasmas.

Final de la partida

Cuando un fantasma cruza la línea de llegada al otro lado de la escalera, se muestra el color del peón al que cubre y su propietario gana la partida.

¿Cuál es nuestra valoración?

La escalera encantada es un juego que destaca por sus sencillas reglas, lo que consigue que los más pequeños entiendan rápido la mecánica y puedan empezar a disfrutar desde la primera partida.

La caja, de primeras, llama la atención por sus colores y por la temática «de miedo» y fantasmas que tanto suele gustar.

Pocos materiales hacen falta para jugar este juego pero los que incluyen son de gran calidad:

  • Meeples de madera en forma de niños que incluyen un imán para poder colocar al fantasma y cubrirles, sin riesgo de que se descubra el color al moverlo.
  • Tablero de tamaño adecuado y buen grosor.
  • Capuchones de fantasma de un tamaño muy manejable.

En cuanto a la rejugabilidad, podemos decir que tiene mucha, porque el azar que incluyen los dados hace que ninguna partida sea igual. La confusión reina en la partida desde el momento en el que todos los peones están cubiertos y seguramente acabaréis moviendo el que pensáis que es vuestro pero que cambió de posición en cualquier otra tirada.

Su mecánica de juego nos puede llegar a parecer simple, lo es, pero el punto de tener que memorizar la posición de los peones una vez los tapamos le da esa vuelta de tuerca sin llegar a hacerlo extremadamente complicado. Si un adulto juega con los niños, tendrá que seguir prestando atención a todos los movimientos porque no puede perderse la posición de los meeples cuando el dado indique que los tapemos.

Pero no todo aquí es memoria. Queremos destacar esa competición que se genera por querer ser el primero en llegar a lo alto de la escalera, pudiendo confundirnos de peón y haciendo que otro sea el que gane.

Nos gusta que sus partidas sean cortas, aptas para los más pequeños que tienden a cansarse pronto pero con esa emoción final de descubrir el color del ganador.

Nos ha parecido también un juego con el que podemos enseñar a los más pequeños múltiples cosas:

  • Los colores: haremos que repitan en alto el color que van a mover, pudiendo incluso introducírselos en otros idiomas para que vayan aprendiéndolos.
  • Los números: de múltiples maneras podemos hacer que sumen, que digan el número que les ha salido en el dado o cualquier otra combinación.
  • Memoria y atención: cuando todos los meeples se han convertido en fantasma, deberán prestar especial atención a los intercambios de posición que se van realizando y tendrán que memorizar cuál es su meeple tras ser ocultado.

En definitiva, la escalera encantada es un juego digno de enseñar a los más pequeños para que vayan desarrollando interés por los juegos de mesa y que tiene muchos puntos fuertes para aprender y desarrollar su mente mientras se divierten.

Consigue La escalera encantada en Zacatrus!

Consigue La escalera encantada en Amazon

Oferta
Devir - La escalera encantada, Juego de mesa Infantil, Juego de mesa a partir de 4 años, Juego de mesa familiar (BGESCA)
  • A partir de 4 años
  • De 2 a 4 jugadores
  • Duración 15 minutos
  • Idiomas: español, catalán y portugués
  • Premio Kinderspiel des Jahres 2004 (Kritikerpreis)
  • Premio Kinderspiel des Jahres 2004 (Kritikerpreis)
  • Un juego de dados y confusión
  • Duración aproximada de la partida 10-15 min

Última actualización el 2022-12-01 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.