Menú Cerrar

Mastabas

Mastabas es un juego de mesa de caja pequeña creado por Félix Bernat, que cuenta con ilustraciones de Siscu Bellido y es editado por GDM Games en el que nos invitan a convertirnos en intrépidos aventureros para explorar las mastabas presentes en la planicie de Gizeh.

Este juego fue finalista del Concurso Ciudad de Granollers de Creación de Juegos en 2016 y semifinalista en el Concurso Internacional Boulogne Bllancourt de 2017.

Ficha

¿Cuál es su contenido?

  • 50 cartas de cámara
  • 4 cartas de tesoro
  • 4 peones de explorador
  • 20 cubos rojos
  • Instrucciones en 4 idiomas: español, francés, inglés y alemán.

¿De qué trata?

Como buen aventurero que se adentra en las catacumbas subterráneas de una pirámide, nuestro objetivo será llevarnos más tesoros que los rivales. Tú y tu grupo acabáis de descubrir una nueva mastaba y estáis a punto de explorarla.

Lo primero que encontráis es una pintura con tres dioses que forman un triángulo. Deberéis empezar a avanzar utilizando un mecanismo muy complejo, ya que abriremos el acceso a nuevas habitaciones mediante la manipulación de unos engranajes muy especiales que os llevarán a nuevas cámaras.

De alguna manera, parece que todo está conectado.

¿Cómo se juega?

Antes de empezar, debemos crear sobre la mesa el escenario de juego.

Colocamos las cartas de entrada y de salida de la mastaba, con una distancia aproximada de medio metro entre ellas, en cada extremo de la mesa, y situamos los peones en la carta de entrada. Tras barajar el resto de cartas, repartimos cuatro a cada jugador.

Cada turno tiene 4 acciones claras:

–   Colocar una carta de la mano.

–   Mover el peón tantas posiciones como indique la carta colocada.

–   Coger los puntos ganados si fuera el caso.

–   Robar una nueva carta.

Por turnos, cada jugador baja una carta a la mesa que debe ser colocada de manera adyacente a otra por las esquinas de cualquier carta que ya esté sobre la mesa, siguiendo las reglas de “Piedra, papel o tijera” en las que un Dios vence a otro. La serpiente vence al chacal, el chacal vence al gato y el gato vence a la serpiente.

Podremos colocar las nuevas cartas de manera que estén adyacentes a dos cartas ya bajadas, de modo que es necesario que el símbolo de la nueva venza a las otras dos para ganar el punto de victoria.  Nunca podrá haber tres niveles de cartas ni taparse iconos.

Acto seguido, ese jugador moverá su peón por encima de tantas cartas como el valor que tenga la carta que acaba de colocar, no pudiendo acabar la secuencia sobre ella, pasar dos veces por la misma carta ni saltar a los peones de otros jugadores. Si no puedes mover todas las posiciones, no moverás tu peón. Cada jugador puede decidir qué camino seguir para poder llegar en algún momento de la partida hasta la salida de la mastaba.

Adicionalmente, si conseguimos terminar el movimiento de ese turno en una carta del mismo color a la que hemos colocado, recibiremos otro punto más.

La partida puede finalizar de dos maneras:

–  Cuando terminamos el camino de cartas que lleva a la salida de la mastaba y uno de los peones alcanza la carta de salida con un número exacto de movimientos. El resto de los jugadores deben restarse un punto por carta que separe de la salida a su peón y, tras el recuento, gana el que más puntos tenga.

– Cuando se acaba el mazo de robo.

El ganador es el que más puntos de tesoro tenga.

¿Cuál es nuestra valoración?

Mastabas es un juego con componentes sencillos y conocidos por todos, como son las cartas, los meeples y los cubitos, pero suficientes para poder desarrollar las partidas de un juego con miga.

Viene presentado en caja pequeña de cartón duro con una portada que merece que le dediquemos unos minutos. Nos muestra, de la mano de Siscu Bellido, cómo los aventureros nos adentramos en la mastaba y todo lo que podemos encontrar en ella.

En las cartas vemos colorido, trazos sencillos y se da importancia a lo que debemos prestar atención, el Dios.

Nos gustan los juegos que son independientes del idioma y este es uno de ellos. En la caja vienen las instrucciones en 4 idiomas (español, inglés, francés y alemán) y en las cartas no hay texto alguno. Destacar de la hoja de instrucciones que son cortas, sencillas y directas para que a la primera sepas cómo has de jugar.

El método de juego para ganar puntos (piedra, papel o tijera) es mundialmente conocido por lo que ya es algo que se lleva ganado a la hora de explicarlo por primera vez. En todas las cartas aparece reflejada la trilogía para vencer, por lo que podemos consultarla continuamente para saber qué carta nos viene mejor colocar.

Es un juego que al principio te da una sensación extraña de libertad pero que, según lo juegas, sabrás aprovecharla.

No hay nada marcado más que la entrada y la salida y somos nosotros mismos los que tenemos que ir decidiendo si colocar cartas haciendo avanzar el camino o si lo queremos ir abriendo para que ocupe toda la mesa. Son nuestras decisiones las que marcan todo ello.

Nos hemos dado cuenta que hay que buscar bien la estrategia en este juego si queremos ser los que más avanzamos por el camino de cartas y recogemos puntos a la vez. Por un lado tenemos que saber colocar de manera eficiente las cartas de los dioses que ganen a las que ya haya en la mesa para obtener puntos y a su vez, saber movernos por el camino para avanzar hacia la salida a la vez que intentamos caer en una carta del mismo color a la colocada.

Cuantos más puntos vayamos ganando, más posibilidades tendremos de ser los vencedores, está claro, pero hay que saber cuándo nos interesa más estar avanzados en el sendero o cuando no para poder movernos con libertad ya que los otros peones nos pueden bloquear el paso. Hay que ir dando pasos con un equilibrio constante entre la suma de puntos y el avance de nuestro peón.

Es original hasta el método para contar los tesoros que llevas acumulados. Con el fin de no tener un cúmulo de cubitos junto a ti, basta con señalizar en la carta de puntuación cuantos tienes, dejando el resto libres para que puedan seguir siendo robados en otros turnos.

A nuestro parecer, este juego refleja una perfecta unión entre construcción y movimiento, pudiendo jugar partidas de turnos rápidos y dinámicos. 

Nos parece muy rejugable porque el azar está presente en el robo de cartas y puedes ir aplicando diferentes estrategias según veas que se comportan el resto de jugadores también.

Es completamente escalable, siendo más rápido cuantos más jugadores seamos y más difícil de poder avanzar por el sendero de cartas ya que nuestros peones rivales obstaculizan el paso y en muchas ocasiones hemos perdido la posibilidad de poder avanzar con el nuestro.

Por resumir, podemos decir que es un juego simple y rápido, ideal para esos momentos en los que nos apetece una partida corta y dinámica pero que haga que tengas que pensar antes de colocar tu próxima carta. Entra en juego la visión del espacio a la hora de jugar las cartas para ir ajustando los movimientos, conseguir muchos tesoros y bloquear el paso a los demás jugadores.

Consigue Mastabas en Zacatrus!

Consigue Mastabas en Amazon

GDM Games- Juego de Cartas de Estrategia, Multicolor (GDM2082)
  • Juego competitivo donde exploraremos una mastaba intentando conseguir el máximo número de tesoros

Última actualización el 2022-11-29 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.