Menú Cerrar

Quick stop

180 cartas de situación divertidas y originales. Diversión garantizada ¡Deshazte de tus cartas respondiendo más rápido que los demás!

Así se presenta Quick stop, un juego que nos trae editorial La Caja que está lleno de diversión.

Ficha

  • Número de jugadores: de 2 a 7
  • Edad Mínima: 10 años
  • Duración: de 15 a 30 minutos
  • Interacción: Competitivo
  • Mecánicas: Party
  • Versiones: No
  • Expansiones: No
  • Editor: La caja
  • Año de publicación: 2023
  • Consigue Quick Stop en Amazon

¿Cuál es su contenido?

  • 180 cartas
  • 1 reglamento

¿De qué trata?

Deberemos responder a los temas que tendremos sobre la mesa lo antes posible utilizando respuestas que empiecen por alguna de las letras que tenemos en las cartas de nuestra mano.

Deberemos ser rápidos ya que si alguien se queda sin cartas, sumaremos puntos negativos de las cartas que aún nos queden en la mano a nuestro contador y cuando alguien alcance los 40 puntos, terminará la partida.

¿Cómo se juega?

Empezaremos repartiendo 5 letras a cada jugador y colocaremos en el centro de la mesa un tema o una carta de situación.

Cada jugador deberá buscar una palabra o una frase que responda a lo que se pregunta y que comience con una de las letras de sus cartas.

Cuando uno de los jugadores tenga una idea, podrá colocar su carta encima de la del tema y dirá su respuesta en alto.

Seguiremos jugando de la misma manera y cambiaremos de tema una vez que se hayan dado 3 respuestas.

El jugador que haya respondido el tercero, girará su carta de letra y ese será el nuevo tema sobre el que responder. Puede darse el caso de que sea la misma persona la que responda 3 veces sobre un mismo tema.

Podremos responder sobre los temas pero no utilizando los artículos para nuestras respuestas.

Si nada más bajar nuestra letra no respondemos, tendremos que volver a coger nuestra carta y además, como penalización, robar una carta extra.

Puede que los demás no estén de acuerdo con tu respuesta y te la rechacen. Deberemos volver a coger nuestra carta y robar una carta extra.

Una ronda terminará cuando un jugador se quede sin letras, y sumaremos tras cada una de ellas 1 punto por cada rayo que tengamos en la mano de las cartas que nos han sobrado.

Los tendremos que apuntar para acumularlos ronda tras ronda y volveremos a empezar siguiendo los mismos pasos.

Fin de la partida

Seguiremos jugando rondas de la misma manera hasta que uno de los jugadores consiga sumar 40 puntos. Esa persona será el que peor lo habrá hecho durante la partida ya que habrá sumado muchos puntos de las cartas sobrantes en su mano.

¿Cuál es nuestra valoración?

Estamos ante un juego party que nos va a proporcionar muchos ratos de diversión jugando en familia o con amigos. Nuestro objetivo será conseguir deshacernos de las cartas de nuestra mano y decir palabras o frases que concuerden con el tema del momento para no sumar puntos de las cartas restantes de nuestra mano.

En una caja rectangular finita y muy transportable, vemos una portada sencilla con una ilustración de una especie de vaquero listo para desenfundar, cosa que podemos asociar con la rapidez que deberemos tener para responder una vez comencemos la partida.

Todos los componentes guardan consonancia de colores: amarillo, azul oscuro y blanco. Los vemos tanto en la caja como una vez que la abrimos, dentro encontramos 3 mazos de cartas, todas similares entre ellas.

De buen gramaje y manejables, en uno de sus lados muestran una letra bien grande de color blanco sobre un fondo amarillo y en la parte inferior de 1 a 3 rayos que serán los puntos que nos sumaremos si nos quedan esas cartas en la mano cuando alguien se haya deshecho de las suyas.

Por el otro lado de las cartas, dividido en dos, tenemos los diferentes temas a los que deberemos responder durante cada una de las rondas de la partida.

Nos ha gustado mucho que las frases de temas de las cartas vengan escritas en los dos sentidos ya que así, estés sentado donde estés en la mesa de juego, lo leerás fácilmente.

Además, el tamaño de la letra es bastante bueno y se puede leer bien desde la distancia, para no tener que estar constantemente pendiente de acercarnos más para leer correctamente.

Nos vamos a encontrar temas tan variopintos como pueden ser «algo que no queremos tocar», «un juguete de la infancia», «hay muchos en Estados Unidos», «una palabra de 3 letras»…

Como tiene texto en sus cartas, este juego tiene total dependencia del idioma.

Empezando ya a hablar de su modo de juego, Quick stop vemos que es muy sencillo de explicar, de entender y que puede ser jugado por cualquier tipo de público para disfrutar de un rato divertido en grupo.

Empezaremos mezclando bien todas las cartas y repartiendo 5 a cada jugador. Dejaremos sobre la mesa la primera carta por el lado de los temas para que sea el tema inicial sobre el que responder.

Será en ese momento en el que deberemos estrujarnos el cerebro y buscar palabras o frases que respondan a ese tema y que empiecen con alguna de las cartas de letra que tenemos en nuestras manos. Una vez encontremos algo que decir, será tan sencillo como bajar esa carta al centro y responder en alto.

Se podrá responder 3 veces a ese tema y una vez que eso suceda, cambiaremos de tema, dando la vuelta a la última carta de letra bajada, que mostrará un nuevo tema y seguiremos jugando de la misma manera. Puede ser que uno de los jugadores haya respondido más de una vez, o las 3, sobre un mismo tema, no pasa nada, podremos responder las veces que queramos, siempre hasta un máximo de 3.

Aquí es donde debemos estar bien atentos y ágiles pero claro, puede haber temas que no sean muy familiares para nosotros y apenas sepamos con qué responder o que no nos haya venido la inspiración fácilmente durante esa ronda.

De todas maneras, las cartas de temas son muy variadas, muy accesibles a todo el mundo y podemos ver que incluyen un amplio abanico de situaciones para que cualquiera pueda tener respuestas.

Jugaremos a un ritmo rápido, haciendo que nuestra cabeza piense sin parar y puede haber veces que nos precipitemos bajando una carta y nos quedemos en blanco…pues bien, esto supone una penalización y deberemos recoger nuestra carta más robar una extra a nuestra mano.

También puede darse el caso de que respondamos algo que no concuerde y a los demás jugadores no les parezca bien y nos rechacen lo que hemos dicho. En esta situación también deberemos a coger nuestra carta y robar una carta extra.

Jugaremos todos los temas que hagan falta y una ronda terminará cuando un jugador se quede sin cartas en su mano. Los demás deberán sumar los rayos que tienen las cartas que les han sobrado en las manos y los apuntaremos para acumularlos ronda tras ronda.

Volveremos a empezar una nueva ronda de la misma manera hasta que uno de los jugadores sume 40 puntos.

Hay que recordar que son puntos negativos por haberte sobrado cartas en la mano por lo que, dicho jugador habrá perdido la partida y la ganará el que menos puntos tenga.

Para apuntar todas estas puntuaciones el juego no incluye papel y lápiz pero es fácil de solucionar cogiendo cualquier hoja de papel y un boli para poderlo ir apuntando en el momento.

Como hemos visto, gracias a la cantidad de cartas que contiene el juego y que las combinaciones pueden ser infinitas, este juego tiene muchísima rejugabilidad. Además, con cada una de las iniciales se pueden dar miles de respuestas y a cada uno de los jugadores se les puede ocurrir de todo por lo que nunca nos cansaremos de sacarlo a mesa.

Si analizamos la escalabilidad que tiene, es un juego que puede ser jugado a cualquiera de sus números pero bien es cierto que cuando somos de 4 personas en adelante, se disfruta mucho más.

Podemos echar partidas de 2 y 3 jugadores sin problema, estaremos bien entretenidos pero al ser más personas notaremos que las partidas son más dinámicas, que nos picamos los unos a los otros por pensar todavía más rápido para poder dejar nuestras cartas de letras con la respuesta y habrá muchas más risas.

Para concluir, decir que Quick stop es un party de cartas frenético en el que tendremos que pensar rápidamente palabras o frases y relacionar las iniciales de las cartas que tendremos en nuestras manos con los temas que van saliendo sobre la mesa.

Es muy dinámico, sus partidas son frescas y nos hará pasar muy buenos momentos jugando en grupo ya que muchas veces las cosas que se nos van a ir ocurriendo serán, cuanto menos, disparatadas. 

Compra Quick stop en Amazon

Quick Stop: Juego de Mesa Dinámico para Familia y Amigos - Creatividad y Rapidez - Versión Entretenida del Juego Stop
  • ⚡¡VELOCIDAD! ¡El juego de las letras más rápido! Deshazte de tus cartas respondiendo más rápido que los demás a temas divertidos. Este juego es una versión mucho más dinámica, rápida y entretenida con temas mucho más divertidos y únicos que el famoso juego STOP.
  • 🤣 ¡DIVERTIDO! Cientos de temas graciosos y disparatados. (Un pasatiempo de abuela, Un sinónimo de "influencer", Lo encuentras en un parque de atracciones, Algo que decimos cuando pisamos una mierda,...).
  • 🥳 ¡ENTRETENIMIENTO ASEGURADO! 2-7 Jugadores. +10 años. 15-30 min. Reglas explicadas en 1 minuto. Juego de mesa rápido y perfecto para crear un ambiente animado.
  • ✅ ¡APROBADO! Un juego de mesa divertido para todos los públicos. Perfecto para jugar en familia, con amigos, con adolescentes o adultos.
  • 🌳 Juego de cartas impresas en la Unión Europea con papel de bosques gestionados de forma sostenible. Un 1% de los beneficios del juego de mesa se dona a obras benéficas.

Última actualización el 2024-04-16 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *