Menú Cerrar

Shot in the dark

Un juego de preguntas y respuestas con una vuelta de tuerca. Preguntas rocambolescas, conjeturas y especulaciones.

Un reto que garantiza la igualdad de oportunidades: nadie sabe las respuestas, los que no puedan hacer una suposición pueden contestar a voleo o «take a shot in the dark«.

Un juego divertido con cientos de preguntas excéntricas.

Así de directo y sencillo se presenta Shot in the dark, un party game de preguntas y respuestas muy original.

Ficha

  • Número de jugadores: + de 2
  • Edad Mínima: 12 años
  • Duración: 15 minutos
  • Interacción: Competitivo
  • Mecánicas: Preguntas y respuestas
  • Versiones: No
  • Expansiones: No
  • Editor: Shot in the dark
  • Año de publicación: 2021
  • Consigue Shot in the dark en Amazon

¿Cuál es su contenido?

  • 80 cartas con preguntas y respuestas
  • 1 carta de reglas

¿De qué trata?

Shot in the Dark es un juego en el que los jugadores competirán, de forma individual o por equipos, para intentar conseguir más puntos que sus rivales intentando adivinar las respuestas de las originales y divertidas preguntas que contienen sus cartas.

¿Cómo se juega?

Preparación

Para preparar una partida lo único que debemos hacer es determinar el número de puntos que se debe alcanzar para ganarla (5/10/15), pudiendo jugar de forma individual o por equipos.

Desarrollo

En cada turno, uno de los jugadores (o alguien que no esté jugando) deberá coger una de las cartas y leer una de las preguntas a todos los jugadores, que deberán adivinar la respuesta.

Cuando la hayan pensado, deberán ir respondiendo a dicha pregunta de uno en uno. Una vez que todos hayan respondido, se leerá la respuesta y se otorgará un punto a cada jugador o equipo que la haya acertado. Si no hay ningún acertante, el punto se otorgará a aquel jugador o equipo que haya respondido con la suposición más cercana a la respuesta correcta.

Una vez repartidos los puntos, otro jugador (o la misma persona que no juegue) deberá leer otra pregunta a los jugadores para proceder de la misma forma. A la hora de responder a una nueva pregunta, se deberá cambiar el orden en el que los jugadores lo hagan para evitar la ventaja que supone ser de los últimos en responder.

Fin de la partida

Cuando uno de los jugadores o equipos haya alcanzado los puntos que se determinaron al principio de la partida, se proclama vencedor.

¿Cuál es nuestra valoración?

Shot in the dark es un juego sencillo y que da lo que promete, es decir, un juego de preguntas y respuestas muy divertido para disfrutar con los amigos o en familia.

Se presenta en una caja de formato de mazo totalmente negra y blanca. En su interior nos encontramos, además de la carta con las instrucciones, 80 cartas de estilo sencillo pero de buena calidad. En el anverso de cada una de ellas hay cinco preguntas totalmente diferentes y, en su reverso, nos encontramos las respuestas de cada una de esas preguntas.

Es cierto que la mayoría de los juegos de este tipo suelen diferenciar de alguna manera las preguntas o las cartas por tipología o temática, pero Shot in the dark no. Todas las cartas son iguales y en cada una de ellas podrás ver preguntas de cualquier materia o asunto, dejando así el suspense de qué tipo de pregunta se trata hasta que se realiza a los jugadores.

A la hora de jugar es muy sencillo. Se puede jugar de forma individual o por equipos, y la mecánica es tan fácil como que una persona lee una de las preguntas de una carta que coja del mazo central y el resto de jugadores deberá intentar acertarla o ser la persona o equipo que más cerca se quede de la respuesta exacta. Quién la acierte se ganará un punto. En ese momento, otra persona cogerá otra carta, leerá una pregunta y el resto de jugadores tendrá que volver a adivinarla. Se jugará de esta forma, pregunta a pregunta, hasta que alguien llegue a los puntos pactados previamente y gane la partida.

Lo único que hay que tener en cuenta son dos cosas. La primera es que, lógicamente, cada pregunta deberá ser leída por un jugador diferente para tener el mismo número de oportunidades para responder. La segunda, es que el orden en el que los jugadores deberán responder a cada pregunta también debe ser diferente, ya que los últimos jugadores en responder siempre tendrán ventaja al conocer la respuesta ya dicha por sus rivales y así poder ajustar la suya.

Es cierto que el juego no explica de forma explicita alguno de los matices de cómo realizar los turnos de lectura, la elección de las cartas o sobre todo la elección de las preguntas, pero lo hace de forma, creemos que intencionada, para que sean los propios jugadores quienes adapten esos pequeños matices a sus gustos y circunstancias. Es decir, habrá partidas donde se prefiera que haya una persona no jugadora que lea todas las preguntas al resto de jugadores, otro grupo que prefiera alternar entre los jugadores para leer las preguntas pero teniendo que elegir siempre la pregunta que se encuentra en tal posición de la carta o dejarán elegir al jugador que lee, qué pregunta de las cinco que hay en la carta quiere hacer para ponérselo difícil al resto de jugadores…

En definitiva, al final se trata de un juego party cuyo objetivo es hacer que los jugadores se lo pasen bien haciendo y respondiendo preguntas y deja cierta libertad a los participantes para plantear, si quieren, hasta sus propios objetivos de puntos o incluso pequeños modos de juego improvisados en el que intervengan otro tipo de elementos o bebidas tonificantes.

Hay que destacar que el juego quiere distanciarse un poco de los juegos clásicos de preguntas y por eso las diferencias más importantes que nos encontramos en este juego con respecto al resto de su clase son dos y que juntas hacen una combinación única.

Por un lado, tenemos que las preguntas que se han elegido para el juego son tremendamente originales, es decir, no vas a ver preguntas del estilo, ¿Cuál es la capital de tal país? ¿Quién hizo tal cosa? o ¿Quién inventó algo? Más bien nos vamos a encontrar con preguntas mucho más interesantes como: ¿Cuántas arañas comemos, por persona y durante un año, mientras dormimos? ¿Cuál es el porcentaje de tierra ocupada por Europa? ¿Cuánto pesaba la persona más obesa de la historia? o ¿Cuál es el tipo de comida rápida que más se pide a domicilio?

Por otro lado, y como vemos en los ejemplos, muchas de las preguntas son difíciles de responder de manera exacta y puede que ningún jugador o equipo la acierte plenamente y será el que más se aproxime a su valor real el que se lleve el punto. Es decir, en muchas ocasiones, el juego favorece la intuición más que el conocimiento puro. Este es el motivo por el que se llama «Shot in the dark«, que a la traducción sería algo como «disparo en la oscuridad«, simulando que estás intentando acertar la respuesta relativamente a ciegas. Eso no quita que también nos encontremos con otro tipo de preguntas de verdadero o falto o incluso preguntas en las que se dan diferentes opciones.

Esta combinación de ambas características, hacen que el juego consiga diferenciarse un poco del resto de juegos tipo trivial que podamos encontrarnos, trayendo así aire fresco a las partidas con preguntas actuales, diversas, originales y hasta en cierta medida, extrañas.

Con respecto a su escalabilidad el juego no tiene límites. De hecho, en la propia caja indica solamente que a partir de dos jugadores. La teoría y la práctica es totalmente cierta y podrían jugar tantos jugadores como quisieran, y más teniendo en cuenta que se pueden formar equipos. Además, obviamente al tratarse de un party, cuántos más jugadores participen más divertido será porque habrá más respuestas, más equipos con los que competir… más diversión en definitiva. A pocos participantes también es disfrutable, pero pierde un poco de su propósito que es la diversión en grupos medianos-grandes y para ambientes distendidos.

Con respecto a la rejugabilidad, debemos decir que es moderadamente alta. El juego trae 80 cartas con 5 preguntas en cada una, es decir, un total de 400 preguntas. No está nada mal, y más teniendo en cuenta que muchas de sus respuestas no son fáciles de recordar y, por tanto, si en otra partida te vuelve a salir la misma pregunta, seguramente tendrás dificultades al tratar de acordarte. De todas formas, obviamente, cómo ocurre en este tipo de juegos, y todos sabemos cómo son las personas que han jugado mucho al clásico trivial que se saben de memoria todas las respuestas, cuánto más lo juegues, mucho más fácil será que acabes aprendiendo las respuestas y hará que tenga menos gracia jugar. Pero consideramos que esas 400 preguntas dan para muchas partidas y que es un juego que fácilmente puede ser carne de expansiones si funciona bien.

Con todo esto vemos que con Shot in the dark nos encontramos ante un juego de preguntas y respuestas clásico pero a la vez atípico por el tipo de preguntas y por los pequeños matices que tiene en su mecánica de dar respuestas, trayendo así aire fresco al género. Ideal para amenizar reuniones familiares, encuentros con amigos o incluso llevártelo de viaje gracias a su pequeño tamaño y a que se puede jugar en cualquier momento ya que no requiere ni mesa ni preparación. Gracias a sus 400 interesantes y divertidas preguntas tendrás juego para rato.

Compra Shot in the dark en Amazon

Shot in the Dark España (Juego de Cartas) - Preguntas rocambolescas, conjeturas y especulaciones
  • Divertido juego de preguntas y respuestas para toda la familia
  • Un reto que garantiza la igualdad de oportunidades. No hace falta ser un sabiondo, con este juego nadie sabe las respuestas, él que no pueda hacer una suposición puede contestar a voleo o "take a shot in the dark"
  • Usarás todo tu razonamiento e intuición para responder a más de 400 preguntas excéntricas.
  • El Juego perfecto para fiestas, sobremesas, reuniones familiares o amantes de las curiosidades.
  • Tamaño bolsillo. Idioma: Español

 

 

Última actualización el 2022-06-29 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.