Menú Cerrar

Tesauro

¿Un tesauro es un diccionario con aletas de libro? ¿Una especie de té que se consume en La India? ¿Un hueso del cráneo? ¿Un diccionario de conceptos?

Únete a la creación del tesauro, aprende nuevas palabras e inventa definiciones con tus amigos.

Así se nos presenta este juego, novedad del 2021 de la editorial GDM, que ha sido creado por Antonio Estarli, Alejandro Marín y Adolfo Téllez e ilustrado por Àlex Santaló.

Ficha

¿Cuál es su contenido?

  • Cartas de palabras
  • Cartas de orate
  • 1 carta de brillante
  • 9 losetas de temas
  • 1 reglamento

¿De qué trata?

En Tesauro tendremos que enfrentarnos a definiciones de conceptos para ponernos a prueba entre nosotros. Primero tendremos que conseguir dar una definición tan real de la palabra en juego que el sapiente crea que somos nosotros los que no engañamos y por otro lado, tendremos que aceptar el reto de ser el sapiente para ver quien de los presentes dice la verdad y quien no.

Iremos jugando por turnos y en un número de rondas determinado para que, cuando terminemos, el que más cartas tenga en su poder, pueda declararse vencedor.

¿Cómo se juega?

Preparación

  • Colocaremos las 9 fichas de categoría en el centro de la mesa.
  • Separamos las cartas de erudito.
  • Cogemos la carta de brillante y el resto de cartas de Orate hasta que tengamos tantas como jugadores seamos en la partida. Devolvemos el resto de cartas de ese tipo a la caja.
  • Por otro lado, mezclamos las cartas de diccionario y las dejamos encima de la mesa, bocabajo.

El jugador inicial se elegirá de manera aleatoria y será el que tenga el rol de sapiente durante la primera ronda.

La partida

Es el sapiente el que baraja las cartas de erudito y reparte una a cada jugador, dejando la sobrante bocabajo sobre la mesa sin que sea vista.

En ese momento, cada erudito podrá mirar su carta, en secreto.

El jugador situado a la izquierda del sapiente será el que coja una de las cartas de diccionario, elegirá una de las dos palabras que en ella aparezcan y todos, menos el sapiente, leerán la definición que sobre esa palabra en ella viene.

Los jugadores con el rol de orate cogerán una de las fichas de categoría de la mesa y el que tenga el rol de brillante deberá coger la que viene indicada en la carta de definición.

Después, cada jugador dirá, por orden, una definición de la palabra según la categoría elegida.

Dejaremos un tiempo, alrededor de un minuto para que cada uno piense la suya ya que los que tengan el papel de orate deberán inventarla.

Una vez que todos los jugadores hayan dicho en alto la definición, el sapiente deberá decidir cuál era la correcta o decir si cree que ninguna de ellas lo era.

  • Si el sapiente acierta, se quedará la carta de dicha palabra.
  • Por el contrario, si falla, la carta se la queda el jugador al que le hayan elegido su definición.
  • Si ha fallado y ha indicado que ninguna era la correcta, la carta se la queda el jugador con el rol de brillante.

Habrá terminado un turno y seguiremos jugando de la misma manera tras devolver todas las fichas al centro y cambiando el rol del sapiente al jugador de la izquierda del actual.

Fin de la partida

El ganador será el jugador que haya ganado más cartas una vez se terminen las rondas pactadas.

En caso de empate, se jugará un turno extra entre todos los jugadores empatados.

¿Cuál es nuestra valoración?

Tesauro es uno de esos juegos party familiares que puede sacarse a mesa cuando estamos en familia o bien reunidos con amigos. Gustará a todo tipo de públicos y a todo tipo de jugadores ya que es un juego sencillo de entender desde el primer momento pero a la vez nos supondrá un reto.

En una caja mediana, su atractiva portada nos llama la atención por varios motivos. Sin duda, lo primero que seguramente todos nos hemos preguntado es ¿Qué significa Tesauro? Con solamente eso ya nos embauca y nos entran ganas de seguir investigando. Esa cuestión se nos va a plantear durante todo el tiempo que duren nuestras partidas a este nuevo juego de la editorial española GDM.

Otro motivo es su llamativa ilustración de un dinosaurio verde…a todos nos gustan los dinosaurios…pero en esta ocasión no hay que dejarnos llevar por él ya que el juego no trata de eso como ya hemos visto.

Pasando a analizar los componentes del interior, nos encontramos con unas cartas de bastante buen gramaje de dos tipos: unas son las cartas de rol que interpretarán los jugadores y en el otro tipo vienen dos palabras en cada carta y por detrás, su definición.

Además, encontramos unas fichas cuadradas de cartón grueso a todo color. Con ilustraciones sencillas, no contienen texto pero transmiten con solo verlas lo que significan sin necesidad de tenerlo.

Como las cartas tienen texto en ellas, este juego es dependiente del idioma.

Pasando a hablar de su modo de juego, sus reglas son bien sencillas y directas, teniendo por tanto una curva de aprendizaje bajo.

Lo primero será preparar la partida colocando bocarriba en el centro de la mesa las fichas de categoría y pasar a repartir de manera oculta las cartas de roles entre todos los que no sean el sapiente para ver cómo deben actuar en ese turno.

Como habrá una de sobra entre las cartas de roles, siempre se descartará una y podrá llegar a ser la de brillante, por lo que en esa partida nadie dará una respuesta real y será un completo engaño para el brillante, que puede dudar o no de la presencia de dicho rol oculto.

Es algo común cuando se utilizan este tipo de mecánicas porque si sabemos que siempre habrá alguien que diga la verdad, sería muy fácil intentar ir a adivinarlo y, de este modo, nos queda la duda de manera permanente de si, en realidad, la carta descartada es la del personaje que debe memorizar la definición de la carta que dichos jugadores están leyendo.

Dejando las cartas de diccionario en el centro de la mesa y bocabajo, será el jugador de la izquierda del sapiente el que cogerá una y elegirá una de las dos palabras que en ella se muestran.

En todo momento el sapiente tiene que ser ajeno al reverso de la carta ya que en ella se muestra la definición real y el icono de la categoría a la que pertenece.

La carta con la definición irá pasando de jugador en jugador para que lean la definición, cojan una de las fichas del centro de la mesa y el que tenga el rol de brillante, coja la ficha que corresponde a la definición real.

Es bien importante en este punto que seamos lo más neutros posibles al leer la carta ya que cualquier gesto o sonido puede dar pistas al jugador que tiene que adivinar quien de nosotros está diciendo la definición real.

Lo más probable es que el sapiente no conozca previamente la palabra que se está definiendo en esa ronda, por lo que deberá hacer uso de otras pistas provenientes de los demás jugadores. ¡Hay que ser avispado!

Aquí es bueno dejar un minuto o dos para que, los que tienen que inventar piensen la mejor manera de definir la palabra en cuestión y el brillante, que deberá definir lo que ha leído memorice lo mejor posible su respuesta aunque puede decirlo con sus propias palabras.

Nuestra mente siempre tiende a crear definiciones similares a lo que hemos leído, a crearlas dentro del mismo ámbito o temática pero es super divertido a veces crear algo que nada tiene que ver, coger una de las fichas del centro de la mesa por ejemplo del ámbito de la construcción y en realidad la palabra de ese turno es del ámbito alimenticio ¡Veréis las risas que se van a producir cuando resolváis el turno!

Todos escucharemos atentamente la definición que da cada jugador y será ahí cuando el brillante deba decidir quien de los presentes es el que ha dado la definición real del diccionario. A veces la definición más sencilla puede que sea la verdadera, no hay que pensar que las que vienen en el juego son enrevesadas.

Si ha acertado y ha descubierto al brillante, se quedará la carta pero, por el contrario, si falla, la carta se la llevará el jugador que ha inventado una definición tan buena que ha conseguido engañar al sapiente.

Si se aventura a decir que todos son orates y que por lo tanto, no hay nadie que tenga la carta de brillante pero en realidad sí que está dicha carta, el punto se lo llevará el jugador de rol de brillante.

Así de sencillo, rondas muy ágiles y dinámicas que terminan con unas carcajadas y una sorpresa generalizada viendo cómo cada uno de nosotros ha dejado volar su imaginación y hemos sido capaces de definir las palabras de una manera tan realista para engañar a toda costa al jugador que hace de juez.

Tras resolver una ronda, devolveremos las fichas de nuevo al centro, mezclaremos y repartiremos de nuevos las cartas de roles y cambiaremos el papel del sapiente para poner a prueba a otro de los jugadores presentes.

Una vez hagamos todos los turnos que queramos, el jugador que posea más cartas, habrá ganado.

Sin lugar a dudas nos parece un juego super didáctico que bien podría ser utilizado en las aulas para que los alumnos se los pasen bien mientras aprenden en la clase de lengua. Aprenderán definiciones nuevas y ampliarán su vocabulario a la vez que mejoran su capacidad de memorización. También es una buena manera de ensayar con la improvisación.

Si analizamos su rejugabilidad, ésta es alta ya que la cantidad de cartas con definiciones es un número bastante bueno y además en cada una encontramos dos términos. Además, al ser palabras poco comunes, aunque en un momento dado hayamos utilizado alguna o llegue un momento que las hayamos visto todas, de difícil manera nos podremos acordar de las que salieron en las primeras partidas por lo que podremos volver a utilizarlas.

En cuanto a su escalabilidad, es un juego que va de 2 a 10 jugadores por lo que nos permite juntar a un grupo grande para disfrutar de una tarde de ocio. A pocos jugadores, 2, 3 o 4, es cierto que se puede jugar pero lo disfrutaremos algo menos que si somos 5, 6, 7 u 8 personas, número que creemos que es al que mejor escala.

Si somos pocos, es más fácil poder encontrar o bien al que miente o bien al que dice la verdad porque escucharemos menos definiciones.

Por concluir esta reseña, decir que con Tesauro estamos ante un juego que mezcla los roles ocultos con el modo diccionario mediante las definiciones de palabras en el que tanto pequeños como mayores disfrutaremos descubriendo lo que esconden sus cartas. Nos encontraremos ante un reto pero sin grandes dificultades con el que lo pasaremos en grande a la vez que aprendemos nuevas palabras del castellano.

Compra Tesauro en Zacatrus!

Compra Tesauro en Amazon

GDM Games (GDMG6) - Tesauro
  • Formáis parte de una asociación secreta de eruditos donde hay una despiadada lucha intestina para llegar a liderar la creación del TESAURO.
  • Muy buena oferta
  • Explore nuestra gama de productos
  • Muy convenable

 

 

Última actualización el 2022-12-01 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.