Menú Cerrar

Ticket to Mars

GDM Games se encarga de traernos este «Ticket to Mars« mediante una edición con componentes totalmente independientes del idioma y con reglas en castellano.

En él se nos invita a abordar los últimos cohetes con destino a Marte antes de que se produzca una catástrofe planetaria inminente. El nerviosismo en la humanidad empieza a notarse. Aún quedan algunos asientos libres y mucha gente dispuesta hacer lo que sea para salvarse.

Con esta situación tan atractiva y emocionante se nos presenta Ticket to Mars. ¡Vamos a conocerlo a fondo!

Ficha

¿Cuál es su contenido?

  • 1 tablero 
  • 25 cartas de acción (5 por jugador)
  • 18 cartas de objetivo (6 de personaje, 6 de pareja y 6 de ocupación)
  • 30 fichas de tripulación
  • 5 discos de puntuación
  • 1 meeple de cohete para el marcador de cuenta atrás
  • 1 reglamento

¿De qué trata?

En Ticket to Mars, la Tierra está a punto de ser destruida, pero la humanidad ha logrado construir algunos cohetes espaciales para transportar parte de la población a Marte. Solo unos pocos afortunados que tengan un billete podrán subir a bordo e intentar una nueva vida en un nuevo hogar.

Cada jugador forma parte de una megacorporación con intereses diferentes, y el jugador que logre cumplir más objetivos ganará su propio billete para salir fuera de la Tierra.

En la práctica, cada jugador dispone de una serie cartas de mando con las que podrán ir subiendo, bajando o cambiado de cohete a los diferentes pasajeros. Además, cada vez que se utilice la carta de devolver a la mano las órdenes jugadas, la cuenta atrás del despegue avanzará. En el momento en el que llegue a 0, los cohetes despegarán y acabará la partida.

El que más puntos tenga, en función de sus objetivos, será el ganador.

¿Cómo se juega?

Para iniciar el juego, lo primero que debemos hacer es despeglar el tablero en la mesa, colocar las fichas de tripulación al alcance de los jugadores, colocar el meeple del cohete que marca la cuenta atrás para el lanzamiento en el número 9 y que cada jugador coja las 5 cartas de acción del color correspondiente.

Por último, se repartirá, también a cada jugador, una carta de objetivos de cada tipo:

  1. De personaje –> Indica qué personaje debemos tener dentro de los cohetes para reportarnos puntos.
  2. De pareja –> Indica qué pareja debemos intentar formar en los cohetes para obtener puntos.
  3. De ocupación –> Indica qué nivel de ocupación debe tener cada cohete. Cuando seamos 4 o 5 jugadores, además se deben incluir las cartas en las que se debe tener en cuenta la distribución entre jóvenes y adultos.

Una vez tengamos todo listo, estamos preparados para empezar.

El juego se desarrolla en una serie de rondas y éstas se juegan por turnos hasta que la ficha de la cuenta atrás llegue a 0, momento en el que acaba dicha ronda (o la partida si ésta fuera la última).

El jugador, en su turno, jugará una de las cartas de acción que tenga en la mano y aplicará su efecto.

Según la carta que juegues, ésta te permitirá:

  • Subir a un miembro de la tripulación a un cohete
  • Bajar a un miembro de la tripulación de un cohete
  • Mover a un miembro de un cohete a otro
  • Recuperar todas las cartas jugadas. Cada vez que algún jugador utilice esta carta, se deberá avanzar el marcador de la cuenta atrás.

Una vez que el jugador ha jugado una carta y aplicado su efecto, le toca al siguiente.

Esta mecánica se repetirá, jugador por jugador, hasta que el marcador llegue a la casilla número cero de la cuenta atrás.

Fin de la partida

Cuando esto ocurra, cada jugador desvela sus tres cartas de objetivo y se anota los puntos conseguidos moviendo el disco de su color a la puntuación correspondiente.

Cuando todos hayan puntuado, la ronda habrá finalizado. Todo vuelve a su posición inicial, excepto los marcadores con los puntos conseguidos. Se reparten nuevos objetivos secretos para repetir la misma mecánica.

El ganador final será quien haya acumulado más puntos después de jugar todas las rondas que se hayan establecido.

¿Cuál es nuestra valoración?

Ticket to Mars es un juego de mesa distendido, muy dinámico, con mecánicas de gestión de mano, colocación de trabajadores y engaño sin muchas pretensiones. Sus reglas son sencillas de aprender y rápido de jugar.

Con respecto a sus componentes, con ver la portada de la caja ya te das cuenta que te vas a encontrar con un juego divertido y ameno. Al abrirla, nos encontramos con unas reglas breves, esquemáticas y con imágenes, así como unas cartas coloridas con divertidas y entrañables ilustraciones. Sin duda su mejor componente es el tablero, de cartón duro y muy atractivo a la vista. También se encuentran a la altura las fichas de tripulante, que aunque pecan un poco de ser pequeñas son resistentes y agradables al tacto. En términos generales, nos encontramos con un juego bien producido.

Su mecánica principal es muy sencilla: juegas una carta y ejecutas su acción. Esto hace que sea un juego muy movido y dinámico. Pero a la vez sorprende que esta mecánica tan sencilla oculta una profundidad mucho mayor de lo que puede parecer a simple vista. Al final, tu objetivo es tratar de conseguir la mayor cantidad de objetivos mientras intentas identificar y destruir los planes de tus oponentes. Para ello debes, por un lado, ocultar tus intenciones para que no resulte tan obvio cuáles son tus objetivos pero, por otro lado, a la vez, tienes que estar pendiente de las pistas que dan el resto de jugadores a través de sus acciones.

Es habitual que durante las primeras partidas los jugadores se centren en subir un pasajero, después otro y en recoger las cartas, para seguir subiendo. Sin embargo, si realmente se quiere alcanzar el éxito, esta situación no tardará en cambiar. Puesto que todos tendremos tres objetivos, es preciso saber a cuáles dar prioridad. Si nos ponemos a colocar un personaje en cada cohete, tal vez quede claro que ese es nuestro objetivo y nos pasaremos media partida luchando con los demás para mantenerlo.

Por eso es importante saber que, cuando comprendamos que bajar y mover pasajeros es igual o más importante que subirlos, habremos captado la esencia del juego.

Los turnos, como hemos visto, son muy rápidos y estructurados, sin prácticamente nada de tiempo en el entre turno y es un juego que escala bastante bien. Es cierto que la forma de jugar cambia un poco dependiendo del número de jugadores, permitiendo mucho más control a 2 o 3 y teniendo mucho más caos y tensión si somos 4 o 5. Además, como es lógico, adivinar los objetivos secretos de los demás será una tarea más complicada.

La interacción entre participantes es máxima. Ya no solo es que haya jugadores que se dediquen a fastidiar los posibles objetivos de los demás (que también), sino que el cumplimiento de los propios obliga a destruir los de los rivales. Aunque no queramos.

Con todo ello, podemos decir que Ticket To Mars es un juego muy divertido, rápido y ameno que gustará mucho a quienes se inician en el mundo de los juegos de mesa, pero también a los ya habituales, sobre todo si lo utilizan para descansar entre títulos más largos y complejos.

Es un juego sencillo, que puede jugar toda la familia y muy fácil de saca a la mesa. Además, es altamente rejugable e ideal para echar varias partidas rápidas.

Así que, sin ninguna duda, si te gustan los juegos de engaño y no te importa que te fastidien la estrategia y tener que cambiar de planes, este juego te gustará.

Consigue Ticket to Mars en Zacatrus!

Consigue Ticket to Mars en Amazon

 

Última actualización el 2022-12-01 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.