Menú Cerrar

Ulanga

En este divertido juego de mesa, Viktor Bautista i Roca nos invita a navegar por el río Ulanga para que consigamos repartir el mayor número de mercancías posible. Las ilustraciones que recrean nuestro recorrido han sido a cargo de Amelia Sales.

Ficha

¿Cuál es su contenido?

  • 12 losetas de río, con 8 tramos rectos y 4 cruces.
  • 110 cartas, divididas en 42 cartas de puerto y 68 de movimiento.
  • 20 fichas de puntuación.
  • 12 fichas de ancla.
  • 2 barcos.

¿De qué trata?

En «Ulanga» iremos a bordo de unos barcos de vapor y tendremos que repartir las entregas de mercancías a las distintas aldeas por las que pasa el río Ulanga.

No será nada fácil porque hay diferentes peligros que acechan y que en cualquier momento harán que tu barco tenga que cambiar de rumbo, poniéndote difícil llegar a tu destino.

¿Cómo se juega?

En Ulanga los jugadores irán teniendo turnos y deberán intentar conducir los dos barcos a los puertos que coincidan con las cartas de su mano para poder puntuarlas y evitando que las restricciones les impidan jugar cartas en su turno, haciendo que nos atranquemos y perdamos un ancla.

Preparación

Antes de empezar con la partida, deberemos crear un río, uniendo las losetas, con la forma que más nos guste. Lo ideal es que sea circular pero puedes dejar volar la imaginación y crear caminos allá donde queráis. Colocaremos sobre él dos barcos al azar en dos puertos diferentes.

Pondremos en el centro de la mesa 5 fichas de puntuación por cada jugador.

Cada jugador empieza con tres anclas, 4 cartas de movimiento y 1 de puerto.

El resto de cartas de cada tipo se dejan a un lado de la mesa, boca abajo. Estas cartas se distinguen por su reverso: las de movimiento son en verde y las de puerto son de color azul.

La partida

En cada turno los jugadores deben usar una carta de su mano, ya sea de movimiento o de restricción, y luego robar hasta reponer su mano.

Inicialmente robaremos hasta tener cinco, pero a medida que perdamos anclas, este número aumentará. Cada vez que los jugadores debamos robar cartas, podremos hacerlo de cualquiera de los dos mazos.

  •  Cartas de movimiento: Estas cartas son las que usaremos más a menudo, las cuales nos permiten desplazar a los barcos. Tienen el reverso verde y nos permiten diferentes movimientos:

Tras realizar cualquier desplazamiento, si cualquier jugador tiene una carta con la letra del puerto en el que ha finalizado el barco, puede bajarla sobre la mesa y puntuarla. Ese jugador obtiene una loseta de puntuación y tendrá 2 puntos más en su poder.

  • Cartas de restricciones: Si decidimos bajar una carta de reverso azul en nuestro turno, no moveremos barcos sino que pondremos una restricción para todos los jugadores de la mesa. Nadie podrá bajar cartas de movimiento asociadas a esa simbología. Estas restricciones también afectan al jugador que las ha bajado y serán descartadas cuando alguien pierda una ancla.

Si en nuestro turno no podemos jugar cartas de movimiento porque hay prohibiciones o añadir una nueva prohibición que no puede coincidir con las ya bajadas hasta el momento, deberemos dar la vuelta a una de las tres anclas que tenemos.

Cuando alguien se encuentre en esta situación, además de voltear una de sus anclas, todas las prohibiciones serán descartadas y volveremos a ser libres para movernos a nuestro antojo. Ese jugador robará cartas hasta tener 5 (+1 por cada ancla volteada).

Fin de la partida

Una partida de «Ulanga» termina cuando un jugador haya perdido sus tres anclas o se hayan agotado las fichas de puntuación del centro de la mesa.

Deberemos sumar los puntos que tenemos cada uno teniendo en cuenta las fichas de puntuación recogidas que nos dan 2 puntos cada una, las anclas sin voltear que nos dan 3 puntos cada una.

El jugador con el mayor número de puntos será el vencedor.

¿Cuál es nuestra valoración?

Ulanga es un juego rápido, fácil de aprender y que hará que en cualquier momento tus planes de movimiento se vean truncados por alguna de las cartas de tus oponentes. Puede ser jugado por toda la familia ya que su temática, su modo de juego y sus turnos sencillos invitan a ello.

Viene presentado en una caja mediana y cómoda de transportar llamando nuestra atención por el diseño de su portada. Ya podremos imaginar, viendo su frontal, que nos adentramos en un juego ambientado en la naturaleza y en el que nuestro principal medio de transporte serán los barcos.

Incluye piezas de buena calidad para que montar nuestro recorrido sea fácil y no se deteriore con el uso. Las cartas tienen tamaño normal y los dibujos que vemos en ellas son de trazos simples y figuras grandes. Fáciles de entender por todos una vez sabes las posibilidades que vas a tener para moverte con los barcos.

Destacar que vienen piezas de más para que si alguna se deteriora puedas renovarla, cosa que dice mucho a favor de la editorial GDM Games.

En cuanto a la mecánica, se mezcla por una lado la gestión de mano, teniendo que valorar las cartas que tenemos en nuestro poder y usándolas según veamos que nos son más necesarias, siempre teniendo en cuenta que cuando menos lo esperemos, puede aparecer una restricción que nos impida jugarlas o que el sentido de navegación del barco cambiará por completo si otro jugador le da la vuelta.

Por lo tanto, el azar, como vemos, está presente tanto a la hora de robar cartas como a la hora de que nos afecten las jugadas del resto de personas de la partida.

Por otro lado tenemos la mecánica de movimiento entre puntos que personalmente tanto nos gusta ya que hace que necesites ingeniártelas para conseguir recaudar lo que en ese juego te dará la victoria pero siempre habrá impedimentos por el camino que fastidien tus planes y tu estrategia.

La interacción en este caso es máxima ya que estaremos continuamente influyendo en los pasos que deben dar los demás jugadores, tanto con los movimientos como cuando juguemos restricciones. Deberemos ir pensando de qué mazo de cartas robar según queramos intentar fastidiar a los demás o tener más posibilidades de movimiento nosotros en nuestro turno, cosa que hará que en ocasiones te juntes con una amplia variedad de cartas o que en otras, todas sean del mismo tipo.

Nos ha recordado a otros juegos tipo de carreras en el que tienes que ir moviendo, en este caso un barco, para llegar a la meta, que serían los puertos de las cartas que tienes en la mano. Pero, lo bueno es que, en Ulanga, vemos otros factores que influyen en nuestro recorrido y en el de los demás, dando más «intringulis» a las partidas.

Para resumir, podemos decir que Ulanga es un juego familiar y fresco, para jugar siempre que queramos un juego de mesa suave pero no nos importe tener pequeños quebraderos de cabeza mientras pensamos como mover los barcos para ser los que más puntos consigamos al final de la partida.

Consigue Ulanga en Zacatrus

Consigue Ulanga en Amazon

GDM - Ulanga - Juego de Mesa - Medium Movement and Card Game - de 2 a 4 Jugadores - A Partir de 10 años. 40 min.
  • Entrega las mercancias a las aldeas cercanas al río Ulanga. Navega en los barcos de vapor que bajan por el río todos los días, evitando los riesgos del este de África.
  • Juego competitivo donde tendremos que entregar mercancías con nuestra flota de pequeñas barcas de vapor; dificultad y duración regulable
  • Mueve tus barcos por el río de puerto a puerto descargando las mercancias en los puertos indicados.
  • Juego de tablero de 2 a 4 jugadores, a partir de 10 años, partidas de 40 minutos aproximadamente.
  • Juego independiente del idioma con manual de instrucciones en castellano, inglés, francés y alemán.

Última actualización el 2022-12-01 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.